Técnica | 30 MAY 16

Exostosis benignas de los maxilares

Las exostosis de los maxilares constituyen entidades benignas que deben ser correctamente identificadas a través de un detallado diagnóstico diferencial.
3
4
Autor: Prof. Dr. Eduardo Ceccotti * 
INDICE:  1.  | 2. Bibliografia

Las exostosis de los maxilares constituyen entidades benignas que deben ser correctamente identificadas a través de un detallado diagnóstico diferencial.

Se presenta una breve reseña relacionada con las características de los torus y las exostosis múltiples, la etiología propuesta, su prevalencia, las distintas formas clinicas y la oportunidad de tratamiento.

Son áreas vulnerables al trauma y pueden significar una zona de alto riesgo de osteonecrosis en pacientes que reciben bifosfonatos. Se refuerza la necesidad de un control periódico mientras reciben la terapia antirresortiva.

Con frecuencia se reciben consultas de pacientes que presentan excrecencias óseas  derivados por sus médicos u odontólogos o por haberlas detectado  ellos mismos, en una autoexamen de rutina. Son neoformaciones benignas  localizadas o difusas del tejido óseo.

En la cavidad bucal pueden afectar la tabla lingual de la mandíbula ( Torus mandibularis ) el paladar duro ( Torus palatino ) o presentarse en forma de exostosis de localización múltiple, en general en las tablas vestibulares de ambos maxilares. Clínicamente, se manifiestan como prominencias compactas recubiertas por mucosa  sana, habitualmente asintomáticas.

Los nombres de " Torus palatino" y " Torus lingual" fueron propuestos por Dupfer y Besselhagen en 1897 para describir ambas entidades. (1)

Para identificarlas, es importante un buen examen clínico y radiografico , así como una completa anamnesis  para establecer el diagnóstico y un eventual plan de tratamiento si el caso lo justifica, como veremos mas adelante.

El torus palatino se encuentra en la sutura media del paladar

Los bordes de ambos lados de la línea  de la sutura casi siempre se encuentran comprometidos, por lo tanto las lesiones son bilaterales.

La exóstosis de un lado se une a la del otro para formar una protuberancia única. A menudo se observa un surco  sobre ella que tiende a dividirla en una porción derecha y otra izquierda. Fig 1

Por su parte, el torus mandibular se encuentra en la superficie lingual de la mandíbula, por arriba de la cresta del músculo milohiodeo en dirección hacia la línea media, frente a caninos y premolares. Fig 2
Puede coexistir el torus palatino y el torus mandibular.

Las exostosis múltiples forman protuberancias nodulares en la tabla vestibular de ambos maxilares. Redondeadas u ovales. Pueden ser de pequeño tamaño, localizadas o muy grandes, extendidas en ambos cuadrantes. Habitualmente recubiertas por una mucosa sana, levemente mas pálida. Fig 3

Los torus son de crecimiento lento. Mas prevalentes entre los 11 y los 30 años de edad, y de muy rara aparición antes de los 10 años. Se estima que 10 % de la población puede verse afectada y es más frecuente en mujeres que en hombres (2).

Según Eggen y Natvig, son más frecuentes entre los 10 y los 49 años, y de rara aparición después de los 50 (3).
Algunos autores (4)(5)(6), afirman que el torus palatino es mas frecuente que el mandibular. No obstante, otros, encontraron una mayor prevalencia del torus mandibular sobre el palatino.(7) (8) Para Axelsson y Ellegard (9) y Karaiscaraiscos, et al. (10),  las dos entidades se ven con la misma frecuencia .

Los torus palatinos pueden ser levemente elevados, unilobulados, multilobulados, nodulares, irregulares o fusiformes; esta última es la más común. (11),(12)

Desde el punto de vista histopatológico, los torus se caracterizan por un crecimiento de tejido óseo denso con un patrón laminado y espacios pequeños ocupados por médula ósea gruesa , en donde se puede observar mínima actividad osteoblástica y rara vez, importante actividad perióstica (13).


Fig 1: La exóstosis de un lado se une a la del otro para formar una protuberancia única. A menudo se observa un surco sobre ella que tiende a dividirla en una porción derecha y otra izquierda

Etiología propuesta: 

La etiología no está clara. En general la literatura coincide en que es multifactorial, señalando la acción conjunta de factores genéticos, medioambientales, nutricionales y procesos inflamatorios. (14)

Según algunos trabajos, el torus  estaría relacionado a un gen autosómico dominante (15) de baja penetrancia ligada al cromosoma Y (16). Otros autores proponen que el individuo parece estar predispuesto geneticamente para que factores ambientales puedan iniciar el proceso de formación del torus.(17)

Se menciona el desarrollo del torus mandibular  con el número de dientes presentes y funcionales, y, en muchas ocasiones, se ha asociado con bruxismo (18),

El torus palatino podría ser el resultado de una leve isquemia crónica del periostio como resultado de una suave presión del septum nasal. Por otro lado, el torus mandibular sería consecuencia de la acción a la fuerza de torsión del arco de la mandíbula. (15)

Hábitos alimenticios relacionados con el nivel de consumo de ácidos grasos polisaturados y vitamina D, debido a que están involucrados en el proceso de crecimiento óseo, tambien han sido asociados a la etiología de los torus. (19)

El correcto diagnostico diferencial excluye imágenes similares como el fibromaosificante, el hematoma subperiostico calcificado, un callo óseo no resuelto, el osteoma, el osteosarcoma y el condrosarcoma en sus períodos iniciales, absesos y tumores de origen salival y algunos linfomas NH. (20)(21)


Fig 2. El torus mandibular se encuentra en la superficie lingual de la mandíbula, por arriba de la cresta del músculo milohiodeo en dirección hacia la línea media, frente a caninos y premolares.

Manejo de las exostosis óseas

Las exostosis óseas o torus no  requieren tratamiento a menos que sean de gran tamaño, compliquen las funciones de fonación, masticación, dicción, deglución o la posición normal de la lengua , generen desplazamiento dental o produzcan trauma y ulceración de la superficie mucosa, pero,  especialmente, cuando imposibilitan la colocación y uso de las prótesis totales o removibles. (1)

Cuando está indicado  el tratamiento, la eliminación quirúrgica, mediante su tallado o remoción  desde la base de la unión, es la técnica habitual.

Sin embargo, la presencia de torus podría ser útil, ya que estos aumentos óseos podrían utilizarse como fuentes de recolección de hueso cortical autólogo en procedimientos quirúrgicos para reemplazar el tejido óseo perdido. (16) (22)


Fig 3. Las exostosis múltiples forman protuberancias nodulares en la tabla vestibular de ambos maxilares. Redondeadas u ovales. Pueden ser de pequeño tamaño, localizadas o muy grandes, extendidas en ambos cuadrantes. Habitualmente recubiertas por una mucosa sana, levemente mas pálida.

Torus, exposición ósea, secuestros y osteonecrosis

La exposición de un torus y el subsecuente secuestro óseo, suele deberse a varias causas  Sobre un torus prominente puede haber irritación crónica por daño traumático producido por alimentos duros Tambien pueden originar secuestros en un torus el cepillado o hábitos orales, una posible constricción vascular, exceso de fuerzas de oclusión y o un trauma quirúrgico. (23)

En la última década las exostosis de los maxilares , en especial el torus palatino y en menor medida el torus mandibular, constituyen un área de observación obligada por parte del profesional. Por su mayor exposición al trauma, se consideran factores de riesgo para el  desarrollo de osteonecrosis en pacientes que reciben agentes antirresortivos (Ej: bifosfonatos) especialmente por vía intravenosa(24) (25) (26) Fig 4

* Profesor Consulto Cátedra de Clinica Estomatológica USAL AOA
• Académico de Número Academia Nacional de Odontología
• Ex Jefe Sección Patología Bucal IEO. Academia Nacional de Medicina de Buenos Aires

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí