La piel de la mujer y los ciclos hormonales | 27 ABR 15

El ciclo menstrual y la piel

En este artículo se exploran las manifestaciones clínicas y mecanismos del ciclo menstrual y sus efectos en la piel.
Autor/a: Raghunath RS, Venables ZC, Millington GW. Clin Exp Dermatol. 2015 Mar;40(2):111-5.

Las fluctuaciones de estrógenos y progesterona que definen la menstruación se asocian con numerosos cambios fisiológicos y psicosociales. Se tiene limitado entendimiento del efecto de estos cambios hormonales en la piel, sin embargo está claro que varias enfermedades cutáneas están influenciadas por ellos (Tabla 1).
En este artículo se exploran las manifestaciones clínicas y mecanismos del ciclo menstrual y sus efectos en la piel. Un mejor entendimiento de estos mecanismos puede mejorar el manejo de las dermatosis perimenstruales en el futuro.

Fisiología del ciclo menstrual y su efecto en la piel:

Muchos de los efectos de los estrógenos en la piel se basan en observaciones de los mismos en niveles reducidos en mujeres postmenopáusicas y de estudios in vitro y en animales. Los estrógenos son importantes para el funcionamiento normal de varias estructuras en la epidermis y dermis, incluyendo la vasculatura, folículos pilosos, glándulas sebáceas/apócrinas, glándulas écrinas y melanocitos.

En células de cultivos humanos, los receptores de estrógenos (ER) B, receptores de progesterona y andrógenos se expresan en queratinocitos, fibroblastos y macrófagos de la piel. Los receptores ER alfa se encuentran en fibroblastos de la piel y macrófagos, pero no en queratinocitos. Los receptores ER alfa y beta se encuentran también en melanocitos.

Los estrógenos se asocian con síntesis de colágeno, incremento del espesor de la piel y del contenido dérmico de agua (por producción de ácido hialurónico), y mejora la función de barrera cutánea y de curación de heridas. En mujeres postmenopáusicas, bajos niveles de estrógenos causan atrofia del colágeno y reduce el contenido de agua. El estrógeno estimula la melanogénesis, junto con la tiroxina y la hormona estimulante de melanocitos que puede resultar en hiperpigmentación premenstrual.

Los efectos del estrógeno en la pigmentación se relacionaron con cambios en la pigmentación observada durante el embarazo, incluyendo parches de pigmentación incrementada en la cara, y oscurecimiento de la piel en la areola, el perineo, en piel de la línea alba, que disminuye luego del parto. La hiperpigmentación se observa en algunas mujeres que toman anticonceptivos orales. Los estrógenos inducen retención de agua y sal, causando edema de manos y pies, que es una característica del síndrome premenstrual.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021