LASIK | 02 SEP 13

INTACS para queratocono y ectasia después de LASIK

Indicaciones, técnicas quirúrgicas y complicaciones de los INTACS.
INDICE:  1.  | 2. Referencias

Los INTACS son dos segmentos arqueados, diseñados para ser insertados quirúrgicamente en el estroma corneal para aplanar la cornea central. Originalmente, se utilizaron en casos de miopía leve, como corrección refractiva (-1 a -3 D), con la aparición del láser excimer, ya no se utiliza para esto, salvo en pacientes con queratocono o córneas muy delgadas con miopía <3.

Joseph Colin, fue el primero en investigar el uso de INTACS para tratar pacientes con queratocono, publicando su informe sobre la seguridad y eficacia en 2001, en Francia.

A partir de dicha investigación, se comenzó a aplicar esta tecnología para tratar pacientes con queratocono leve a moderado, quienes no pueden utilizar lentes de contacto y quieren mejorar la agudeza visual. En Estados Unidos, INTACS existen INTACS de distintos tamaños y han sido aprobados por la FDA, a diferencia de otros dispositivos como el anillo Ferrra y Keraring que no tienen aprobación y zs venden fuera de los Estados Unidos. La principal diferencia entre ambos dispositivos es el tamaño de la zona óptica mayor en los INTACS (7mm vs. 4,5, 5 mm). Una zona óptica más pequeña permite una aplanamiento más eficaz de la córnea a expensas de mayores aberraciones visuales, en especial nocturnas. Recientemente, aparecieron, fuera de los Estados Unidos, los INTACS SK, con una zona óptica de 6 mm y diseño redondo para minimizar el resplandor. Se pueden utilizar para corregir errores refractivos más importantes, tanto en miopía como astigmatismo, por su diseño y proximidad al eje visual.

Los INTACS no son eficaces en pacientes con cicatrices centrales o paracentrales, con corneas de menos de 450 µm en el lugar donde se coloca el INTAC y los pacientes no deben esperar una agudeza excelente sin corrección después de la cirugía. Tampoco se consigue que toleren los lentes de contacto con lecturas K de más de 58 D, solo se consigue en promedio alrededor de 3 D de aplanamiento y los pacientes con más de 55 D tiene dificultades para tolerar los lentes de contacto.

Hasta el día de hoy la mayoría de los estudios muestran un promedio de 2 a 3 D de aplanamiento, junto con 2 a 3 líneas de mejora de la agudeza visual mejor corregida. Sin embargo, la variación es importante va desde 2 líneas de pérdida de visión mejor corregida a mejora de 8 líneas. En general 70 a 80% de los pacientes tratados en todas las investigaciones notaron una mejoría en la agudeza visual corregida y sin corrección. Una investigación mostró resultados similares para los INTACS SK y Kerarings.

Debido a que los INTACS mejoran la agudeza visual mejor corregida al reducir aberraciones de alto orden, pueden utilizarse para esferizar la córnea en pacientes que desean implantarse lentres intraoculares fáquicas para mejorar el error refractivo o pacientes con cataratas antes de la cirugía. También se puede realizar queratectomía fotorrefractiva después de colocar INTACS para reducir el error refractivo residual o el astigmatismo, para que el paciente tolere las lentes de contacto. En tal caso, se debe tener mucha precaución ya que pueden quedar cicatrices y afinarse la córnea con este procedimiento.

Los INTACS pueden insertarse en túneles realizados con láser femtosegundo, esta técnica ha sido rápidamente adoptado por los cirujanos con acceso a dicha tecnología, ya que es rápida y sencilla. El mejor lugar para ubicar la incisión vertical es el eje queratométrico más profundo,

 

 Fig. 1 Paciente con ectasia después de LASIK, antes de insertar INTACS

 

 
Fig. 2.- Mismo paciente después de colocar INTACS, colocando un solo anillo inferior en el área de ectasia.

Varios estudios han demostrado que al insertar un solo INTAX inferior en pacientes con ectasia post-LASIK, mejora la agudeza visual mejor corregida y sin corrección. Este grupo de investigación también ha observado los mismos resultados. La ventaja de este procedimiento es que se reduce la anisometropia entre ambos ojos y también mejora la tolerancia a los lentes de contacto. Esto ofrece una alternativa a la queratoplastia lamelar. Dicho procedimiento debe ser realizado por cirujanos experimentados, ya que fácilmente puede crearse un falso canal en el colgajo de LASIK , dislocándolo y con pobres resultados.

INTACS es también una buena opción para reducir el astigmatismo en pacientes con degeneración marginal pelúcida, con córneas claras, pero que no toleran los lentes de contacto.

Normalmente, damos al paciente lentes de contacto blandas con 3 D menos que el equivalente esférico preoperatorio, inmediatamente después de la cirugía, ya que esto le proporciona visión postoperatoria. Las lentes de contacto rígidas pueden colocarse recién pasados los tres meses, cuando la córnea ya está relativamente estable, se quitaron los puntos y cicatrizó la incisión.

A pesar de ser poco frecuentes, pueden haber complicaciones. Las complicaciones intraoperatorias pueden ser: perforación de cámara anterior y colocación superficial de INTACS, estas complicaciones son menos probables con intralase que con la técnica mecánica.

Otra complicación es que los INTACS queden demasiado cerca del borde de la incisión o que ambos se toquen. En el primer caso se puede producir una infección y en el segundo puede erosionarse el estroma corneal. Si la infección avanza por el canal, es mejor retirar los INTACS y tratar al paciente con antibióticos potentes.  La erosión de los INTACS sucede al colocarlos superficialmente o por dermatitis. En tal caso deben quitarse los INTACS, tratar la dermatitis y esperar que el ojo se reponga. Los INTACS podrán volver a insertarse en un nuevo canal a mayor profundidad, posteriormente.

Otras complicaciones posibles son: inflamación persistente, fluctuación de la visión, inflamación intraocular, fotofobia, pérdida de agudeza visual no corregida, perdida de agudeza visual mejor corregida y vascularización de la herida.

Conclusiones:

Los INTACS están indicados en pacientes con queratocono leve a moderado con zona óptica clara, que no toleran lentes de contacto. Son una alternativa a la queratoplastia lamelar, para la reahbilitación visual.

♦ Síntesis y traducción: Dr. Martín Mocorrea, editor responsable de Intramed en la especialidad de oftalmología.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí