Diferencia de mortalidad (1994 -2006) | 27 SEP 10

Patrones de mortalidad asociada con el infarto agudo de miocardio

La mortalidad asociada con el infarto agudo de miocardio se redujo considerablemente en la última década, sobre todo en las mujeres jóvenes.
Autor/a: Dres. Vaccarino V, Parsons L, Canto J y colaboradores Fuente: SIIC Archives of Internal Medicine 169(19):1767-1774, Oct 2009

Introducción

El 21% de los infartos agudos de miocardio (IAM) en mujeres se produce antes de los 65 años. El IAM en las mujeres jóvenes se asocia con importante morbilidad y con un elevado índice de mortalidad. Una serie de estudios realizados a partir de la década del 90 demostró que las mujeres jóvenes con IAM tienen un índice de mortalidad más alto que el de los hombres con edad similar. El pronóstico es más desfavorable cuanto menor es la edad y no se explica únicamente por la gravedad, por las comorbilidades o por el tratamiento. Estos primeros hallazgos, confirmados en investigaciones posteriores, motivaron el interrogante de por qué las mujeres jóvenes, en general consideradas un grupo de riesgo bajo, tienen mayor riesgo de eventos adversos y de mortalidad después del IAM respecto de los hombres.

La mayoría de los estudios, señalan los autores, abarcó poblaciones reunidas varias décadas atrás y es posible que la tendencia se haya modificado en los últimos años. El objetivo principal del presente trabajo fue determinar las tendencias temporales en el índice de mortalidad asociado con el IAM en relación con la edad y el sexo durante un período de 12 años (1994 a 2006). Asimismo, los expertos analizaron los cambios en la mortalidad intrahospitalaria en los sujetos más jóvenes y de edad avanzada.

Pacientes y métodos

El National Registry of Myocardial Infarction (NRMI) es un estudio prospectivo de observación en pacientes internados por IAM (el primero evento o IAM recurrente). En la investigación se evalúan cuatro períodos: 1994 a 1997, 1998 a 1999, 2000 a 2003 y 2004 a 2006. Sólo se incluyeron los pacientes con diagnóstico de isquemia coronaria aguda en el momento de la internación (IAM o angina inestable); en cambio, no se evaluaron los pacientes con infarto secundario a cirugía, hipotensión o a otros eventos. La muestra final de análisis estuvo integrada por 916 380 pacientes.

La magnitud de la disfunción ventricular se determinó con la clasificación Killip y según la fracción de eyección del ventrículo izquierdo. El IAM con elevación del segmento ST (IAMST) se diagnosticó en presencia de este trastorno o de bloqueo de rama izquierda en el electrocardiograma. En el resto de los pacientes, el IAM se consideró sin elevación del segmento ST (IAM sin ST). El parámetro de análisis fue la mortalidad hospitalaria.

El período de estudio se dividió en seis intervalos de 2 años calendario, desde 1994 hasta 2006. Se tuvieron en cuenta la edad, el sexo y el año de internación, entre otras variables. Para la edad se consideró el límite de 65 años e intervalos de 5 años desde menos de 55 años hasta 85 años o más. Se calcularon los odds ratio (OR) para la mortalidad hospitalaria; se compararon los valores en hombres y mujeres.

En modelos lineales se analizó la tendencia de los OR de la mortalidad en hombres y mujeres en diferentes grupos de edad, antes de considerar diversas variables de confusión y después de ello. En el primer modelo se tuvieron en cuenta el sexo, el tiempo y la interacción entre ambos parámetros. El segundo modelo contempló la edad, la raza, la cobertura médica, el tabaquismo, los antecedentes médicos y la gravedad del IAM en el momento de la internación. En el tercer modelo se incluyó el tratamiento con aspirina y beta bloqueantes en las primeras 24 horas siguientes a la internación, y en el último modelo se analizaron todas las variables mencionadas, además de las características de la institución (número de camas, localización, cantidad de IAM y acceso a intervenciones coronarias, entre otros factores).

Se calcularon los cocientes de los OR de la mortalidad en mujeres y hombres en el período inicial (1994 a 1995) y en el último período (2004 a 2006). Los autores también realizaron un análisis de sensibilidad que abarcó los 334 hospitales que participaron en el NRMI en el período completo, con la inclusión de 348 927 pacientes.

Resultados

Aproximadamente el 10% de las mujeres y el 25% de los varones con IAM (n = 916 380) tenían menos de 65 años. Tanto en los hombres como en las mujeres, el perfil general de riesgo se agravó con el tiempo: más pacientes presentaron diabetes, hipertensión, hiperlipidemia e insuficiencia cardíaca congestiva; en cambio, la prevalencia de IAMST se redujo.
 
Independientemente de la edad, las mujeres presentaron con mayor frecuencia que los hombres hipertensión; por el contrario, el antecedente de IAM o de un procedimiento de revascularización fue más común en los varones. Las diferencias entre los sexos para las características restantes fueron más notorias en los sujetos de menos edad.

Las mujeres de menos de 55 años tuvieron con mayor frecuencia que los hombres de la misma edad cobertura Medicaid y diabetes, insuficiencia cardíaca o accidente cerebrovascular; además, presentaron una clase Killip más alta en el momento de la internación. Las diferencias en estas variables fueron menos importantes en los sujetos de más edad.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022