¿Qué hacer? | 11 FEB 09

Xerostomía. Síndrome de Boca Seca. Boca Ardiente

Un motivo de consulta frecuente que suele generar desorientación.
Autor/a: Dres. Bascones A1, Tenovuo J2, Ship J3, Turner M4, Mac-Veigh I5, López-Ibor JM6, Albi M7, Lanzós E8, Av Odontoestomatol v.23 n.3 Madrid mayo-jun. 2007

Introducción

El Profesor Antonio Bascones, presidente de la Sociedad Española de Medicina Oral, marcó durante su introducción la importancia y las directrices a seguir en la Xerostomía o hiposialia.

La saliva es esencial para mantener una boca saludable; por lo que la falta de secreción de las glándulas salivales es un problema importante de salud, debido a que la saliva lubrifica los tejidos orales, limpia la boca y comienza el proceso digestivo, mientras se mastican los alimentos (2)

La saliva es un fluido primordial, porque es un mecanismo defensivo que sirve para triturar los alimentos, evitar las caries y las enfermedades periodontales. De hecho, un grupo de investigadores de la Universidad de Turku (Finlandia) ha demostrado que la saliva es capaz de mantener a raya infecciones como el herpes oral gracias a su función inmunológica (3). Además, recientemente investigaciones desarrolladas por el Instituto Pasteur (Francia) atribuyen al flujo salival propiedades calmantes y analgésicas, incluso superiores a la potente analgesia de los fármacos opiáceos como la morfina (4). Cuando el flujo salival fisiológico disminuye, también hay alteraciones gastrointestinales, y aparecen problemas para hablar, masticar, tragar y saborear los alimentos, que conducen a su vez, a trastornos de nutrición.

Las consecuencias de la Xerostomía no se limitan a estas complicaciones físicas. En algunos casos, el impacto que la enfermedad tiene sobre la vida cotidiana de los pacientes deriva en situaciones de insomnio, irritabilidad, e incluso, depresión, por eso, no es de extrañar que muchos de los enfermos vean afectada su calidad de vida desde el punto de vista de la sociabilidad, y pierdan el interés por comer en compañía, por salir o por hablar en grupo.

Incidencia e impacto de la Xerostomía en la población

Como muestra del fuerte impacto que este trastorno supone para los pacientes y de la importancia que tiene el detectar, diagnosticar, tratar o prevenir la Xerostomía, Doña Ana Aliaga, Vocal Nacional de Dermofarmacia del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, subrayó los resultados de un estudio realizado en forma de encuesta (extraída de artículos especializados en boca seca) en 152 Oficinas de Farmacia y un total de 563 cuestionarios recogidos, cuyo objetivo era evaluar el grado de Xerostomía o Síndrome de Boca Seca y las consecuencias de este síndrome en la calidad de vida del paciente. Los resultados demuestran que más de un 87,6% de los encuestados ante la pregunta, sobre cómo se sentirían si tuviesen que estar el resto de su vida con la sequedad de garganta que tiene ahora, se sentirían preocupados, muy descontentos u horrorizados.

La Xerostomía o Síndrome de Boca Seca se define como la disminución del flujo salival en condiciones de reposo.

La Federación Dental Internacional define a la Xerostomía como "la enfermedad del hombre moderno" debido a su carácter casi epidémico.

El síndrome de la boca seca o Xerostomía afecta a una de cada cuatro personas, índice que crece a partir de los cincuenta o sesenta años. Hasta hace poco, se creía que la Xerostomía era única de las personas de la tercera edad, pero en estudios realizados en el norte de Europa, se encontró que entre el veinte y el treinta por ciento de la población, de las personas de veinte años, tienen esta patología, que puede provocar edentulismo prematuro, debido al creciente uso de antidepresivos, según el profesor Jorma Tenovuo, Catedrático de Cariología, Universidad de Turku, Finlandia. Estos datos son similares en Estados Unidos, donde hasta el cuarenta por ciento de la población puede presentar esta patología. Coincide el Profesor Antonio Bascones, presidente de la Sociedad Española de Medicina Oral, en que, el elevado consumo de antidepresivos y otros medicamentos, así como el consumo de bebidas alcohólicas y de tabaco podría explicar el aumento de personas que sufren esta alteración.

La Xerostomía y la ginecología

La Xerostomía está presente en mayor proporción en el colectivo femenino que en el masculino, principalmente por los cambios hormonales asociados al embarazo, climaterio o a la menopausia. Hasta un ochenta por ciento de las mujeres menopáusicas padecen sequedad en las mucosas, provocada por la falta de producción de las hormonas sexuales.

El Dr. Manuel Albi, Jefe de la Unidad de Ginecología y Obstetricia de la Fundación Hospital de Alcorcón, confirmó que los ginecólogos recomiendan, para paliar esta sintomatología, un tratamiento estrogénico sustitutivo, que es cuanto menos, controvertido, porque si bien puede ser efectivo para la sequedad de la mucosa vaginal, no lo es a nivel de la mucosa oral. Esto se debe principalmente, a que los receptores estrogénicos de la mucosa vaginal son de tipo alfa, en contraposición a lo receptores estrogénicos de las glándulas salivales, que son de tipo beta, y responden en mucho menor grado a esta estimulación estrogénica.

También se analizó la problemática del tratamiento médico para mitigar la incontinencia urinaria, por presentar como efecto secundario sequedad de boca. Si a esta circunstancia, unimos que esta patología se diagnostica principalmente en mujeres con climaterio, menopausia y postmenopausia, la sequedad bucal se agudiza de manera considerable, y está descartado por completo, el tratamiento de la misma, mediante fármacos sialogogos.

Una vez más, se comprobó que es mejor buscar alternativas en productos sustitutivos de la saliva o estimulantes de la secreción salival.

Por último, el Dr. Albi constató que existen otras patologías que producen sequedad de boca como es la diabetes de tipo gestacional, haciendo referencia al colectivo de mujeres embarazadas.

La Xerostomía y el odontólogo

En la mayoría de los casos el síndrome de boca seca cursa silente y no existe sintomatología hasta que está muy avanzado. Suelen ser pacientes que van de médico en médico y no encuentran una solución a sus problemas. Los expertos aseveran la necesidad de estar alerta, para que los facultativos puedan diagnosticarlo y prevenirlo. Por todo ello, es importante que los odontólogos presten atención a la sintomatología de los pacientes, ya que suele ser a ellos a quienes manifiesten alguna molestia, pues puede no presentarse una auténtica hiposalivación. Según algunos estudios científicos, se puede llegar a perder hasta un cincuenta por ciento del flujo salival sin todavía percibir sequedad en la boca.

La Xerostomía está asociada a problemas bucodentales graves tales como gingivitis, destrucción dental, dolor en los tejidos blandos y en la lengua, halitosis e incluso trastornos alimenticios.

Algunos de los síntomas más frecuentes son la sensación de ardor y dolor en la lengua, boca reseca, aparición de fisuras en las comisuras de los labios, sed constante, predominio de aftas bucales, acumulación de la placa dental bacteriana, halitosis, esmalte dental desgastado y dificultad en el uso de la prótesis dental (en el caso, de pacientes edéntulos).

Las caries constituyen uno de los principales signos de la Xerostomía, ya que son unas caries muy características, primordialmente ubicadas en las raíces de los dientes.

Estas caries se producen en apenas unas semanas debido a la incapacidad por parte de la boca para mantenerse limpia, al igual que otras enfermedades periodontales, como la gingivitis. También existe un crecimiento exacerbado de la placa dental porque el flujo salival no arrastra las bacterias, y existe una menor concentración de proteínas antibacterianas.

Desde el punto de vista de los pacientes, uno de los primeros signos que denotan, es que su saliva se vuelve viscosa y espumosa.

La Xerostomía y la medicina interna

La disminución del flujo salival se debe a una hipofunción de las glándulas salivales. Esta disminución de la cantidad de saliva puede ser reversible si la causa que la desencadena es pasajera, como un estado de ansiedad, una infección de tipo aguda en las glándulas salivales, por un estado de deshidratación o como efecto secundario de algunos medicamentos. En cambio, si la causa es de tipo crónico conduce a una sequedad de boca permanente como ocurre en algunas anomalías congénitas, en enfermedades autoinmunes, infecciosas, reumatológicas (Síndrome de Sjögren y fibromialgia), enfermedades alérgicas, menopausia, radioterapia en cáncer primordialmente de cabeza y cuello, diabetes, trastornos psiquiátricos, Alzheimer, SIDA, sustancias adictivas (alcohol, drogas y tabaco).

Según recordó el Prof. Ian Mac Veigh, (Clínica Mayo Rochester. Clínica Cemtro Madrid), existen más de quinientas familias de medicamentos que inducen a una hipofunción de las glándulas salivales, como efecto adverso potencial, siendo éste uno de los principales motivos de los abandonos de la medicación por parte de los pacientes. Hay que reseñar, que estos fármacos además de presentar un elevado índice de consumo, son en su mayoría la terapia de elección en los tratamientos de enfermedades de tipo crónico o de carácter epidémico: antidepresivos tricíclicos, sedantes antihipertensivos, antihistamínicos, ansiolíticos, analgésicos, descongestionantes, diuréticos, antipsicóticos, antiinflamatorios, antiepilépticos, antiespasmódicos, antiacnéicos, antidiarreicos, relajantes musculares,…

También recordó que puede ser consecuencia del excesivo consumo de alcohol y tabaco.

La Xerostomía y la oncología: importancia de la prevención

Ciertos quimioterápicos son capaces de provocar alteraciones transitorias en el flujo salival y hasta el cuarenta por ciento de los pacientes en tratamientos del cáncer se queja de este efecto secundario. Así mismo, la radioterapia que se emplea para tratar tumores en la zona de cabeza y cuello afecta a las glándulas salivales, provocando una disminución del flujo salival. La Xerostomía está asociada a los diferentes tratamientos oncológicos, no sólo a radioterapia, a quimioterapia, sino también al trasplante de médula ósea (leucemia), los cuales cursan con severas mucositis/estomatitis, que pueden en efecto, suponer un motivo de interrupción del tratamiento oncológico.

El Prof. Eduardo Lanzós, Jefe del Servicio de Oncología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, señaló la gran importancia de tomar todas las medidas preventivas posibles para tratar de evitar que el paciente oncológico abandone temporalmente el tratamiento, pues en ese momento, el tumor podría rebasar los límites de la curabilidad. Para conseguir este objetivo, recomendó para el tratamiento de las mucositis escoger cuidadosamente los alimentos y realizar muy bien la higiene bucal, utilizar un cepillo muy suave que evite el sangrado. Fundamental es visitar al odontólogo previamente al tratamiento oncológico, con la finalidad de eliminar cualquier viso de infecciones y caries.

Así mismo, se hizo hincapié sobre el hecho de que, en el paciente oncológico inciden además, otros factores como el nerviosismo, la irritabilidad, el insomnio o la depresión que requieren medicación con efecto xerostomizante.

La Xerostomía y la psiquiatría

La Xerostomía es un problema muy ligado a trastornos, como estrés, ansiedad y depresión, y a factores locales, como tabaquismo, alcoholismo y cafeína. En algunas enfermedades psiquiátricas, o en casos de estrés postraumático, puede tratarse de una manifestación de su enfermedad; aunque también existen personas que se quejan de síntomas orgánicos cuando en realidad se trata de un trastorno con un origen psiquiátrico. Estos pacientes, buscan curarse "de la boca" porque no piensan que estén enfermos de la mente.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022