Relación | 17 SEP 08

Enfermedad vascular periférica y asimetría en los registros de la TA

Existe una correlación directa entre la asimetría de presiones arteriales en ambos brazos y la incidencia de enfermedad vascular periférica en hipertensos.
Autor/a: Dres. Clark CE, Campbell JL, Powell RJ, et al. Family Practice 2007; 24: 420–426.

Introducción

Es frecuente encontrar una diferencia en los registros de la presión arterial de los miembros superiores respecto de los inferiores. Las recomendaciones sobre el registro de la presión arterial señalan que: “se deben medir en ambos brazos, debido a que puede haber diferencias de más de 10 mm Hg entre un brazo y el otro y el registro más alto es el verdadero.” Diferencias de 20 o más mm Hg sugieren lesiones arteriales congénitas o adquiridas y justifican que sean investigadas.
 
En este estudio, los autores persiguen 3 objetivos: confirmar la prevalencia de la asimetría la presión sistólica entre brazos (DPSEB) o de la diastólica (DPDEB) en una cohorte de individuos hipertensos; en segundo término, explorar la asociación entre la asimetría en los registros de las presiones de ambos brazos y el índice de presión brazo-tobillo (IPBT), que es el método de referencia para detectar enfermedad vascular periférica (EVP) en forma no invasiva; y en tercer lugar evaluar el valor de la prueba de pararse en puntas de pie para el diagnóstico de EVP. Esta prueba pone en evidencia el grado de circulación al aumentar la demanda metabólica de los músculos de la pantorrilla.

En los pacientes con EVP, la prueba de pararse en puntas de pie aumenta el flujo de los músculos de la pantorrilla y produce una caída del registro de presión del tobillo.

Métodos

Se excluyeron de este estudio los pacientes que tenían lesiones neurológicas o anatómicas importantes que afectaban los miembros inferiores, los que tuvieron cirugía de revascularización periférica y los que presentaban fibrilación auricular.
 
Se tomaron los siguientes datos en cada participante: edad, altura, peso, sexo, índice de masa corporal, tabaquismo y antecedentes personales y familiares de enfermedad cardiovascular, cerebrovascular y diabetes, perfil lipídico, glucemia, función renal y electrocardiograma.

En cada paciente se registró la presión arterial en las 4 extremidades, siguiendo una exhaustiva metodología.
Las presiones Doppler se midieron en la arteria pedia y arteria tibial posterior de ambas piernas.

Los participantes realizaron la prueba de pararse en puntas de pie en forma repetida durante 30 segundos sin pausa. Seguidamente se determinó el índice brazo-tobillo.
Las reducciones de presión arterial por la prueba de pararse en puntas de pie se expresaron como caídas de porcentaje para cada arteria.

Resultados

Participaron 94 individuos de los cuales el 70% eran hombres. En el 19% de los participantes se observó una DPSEB >10 mm Hg y en el 7% se observó una DPDEB >10 mm Hg. Estas diferencias no estaban asociadas con la edad, el sexo, el peso, las variables bioquímicas y los antecedentes familiares. Las puntuaciones para el índice de masa corporal fueron significativamente superiores en los participantes con una DPSEB >10 mm Hg que en los participantes sin dicha diferencia. Este hallazgo no se observó con la DPDEB.
 
El IPBT osciló entre 1,45 y 0,49 (promedio 1,03), un 20% de los participantes tenía un IPBT <0,9 y un 13% tenía <0,85. Se observó una correlación inversa entre ambas DPSEB y DPDEB (r = –0,378; P = 0,01 y r = –0,225; P < 0,05, respectivamente) y el IPBT.

La prueba de pararse en puntas de pie se completó en 89 participantes. Las reducciones del IPBT luego de la prueba oscilaron entre –13 y 90 mm Hg (media 17,3; 95% CI 14,0–20,6%). El porcentaje de reducción de la prueba estaba inversamente correlacionado con el IPBT (r = –0,257; P < 0,05). No se observó correlación entre el porcentaje de caída de la prueba y la diferencia de presiones entre ambos miembros superiores. Sí se observó correlación en los diabéticos comparados con los no diabéticos (P < 0,05).

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022