Cuidado de personas con enfermedades crónicas durante la pandemia | 15 DIC 21

La conexión social es esencial para la salud mental

Programas de salud mental efectivos para aquellos con problemas de salud crónicos durante la pandemia basados en la conexión social, la responsabilidad, la confianza y la resiliencia.
Autor/a: Lorna Stabler, Maura MacPhee, Benjamin Collins, Simon Carroll, et al. Fuente: International Journal of Environmental Research and Public Health DOI 10.3390/ijerph182312292 A Rapid Realist Review of Effective Mental Health Interventions for Individuals with Chronic Physical Health Conditions during the COVID-19 Pandemic Using a Systems-Level Mental Health Promotion Framework

Resumen

El brote mundial de COVID-19 de 2020 expuso y agravó las amenazas a la salud mental en todas las sociedades. Las investigaciones han indicado que las personas con afecciones crónicas de salud física tienen un alto riesgo de sufrir una enfermedad grave del COVID-19 y de las consecuencias adversas de las respuestas de salud pública al COVID-19, como el aislamiento social. Este artículo informa sobre los hallazgos de una revisión realista rápida realizada junto con una revisión de alcance para explorar factores contextuales y mecanismos subyacentes o impulsores asociados con intervenciones efectivas de salud mental dentro y entre niveles de macro-meso-microsistemas para individuos con condiciones crónicas de salud física.

Esta revisión realista rápida extrajo 14 estudios calificados en 11 países e identificó cuatro mecanismos clave de la literatura COVID-19: confianza, conexión social, responsabilidad y resiliencia. Estos mecanismos se discuten en relación con los factores contextuales y los resultados informados en la literatura de COVID. Las revisiones realistas incluyen búsquedas iterativas para refinar las teorías de sus programas y explicaciones de contexto-mecanismo-resultado. Se realizó una búsqueda intencionada de revisiones realistas anteriores a COVID sobre el tema de estudio, buscando evidencia de la robustez de estos mecanismos.

Hubo diferencias en algunos de los mecanismos anteriores a COVID debido a factores contextuales. Es importante destacar que un mecanismo adicional, el poder compartido, se destacó en la literatura anterior a COVID, pero ausente en la literatura de COVID. Se utilizaron revisiones realistas preexistentes para identificar posibles teorías y modelos sustantivos asociados con mecanismos clave. Con base en los hallazgos generales, se proporcionan implicaciones para la política, la práctica y la investigación de promoción de la salud mental.


Comentarios

Las personas con afecciones crónicas de salud también tienen más probabilidades de tener problemas de salud mental, un tema que se intensificó durante la pandemia de COVID-19. Investigadores de Canadá y el Reino Unido han descubierto las "mejores prácticas" para abordar las necesidades de esta población.

Los resultados de su estudio, una revisión rápida de artículos que examinan programas de salud mental en 10 países, incluidos EE. UU., Canadá, Australia, Reino Unido, China, Ucrania, Italia, Alemania, Francia y España, identificaron cinco elementos clave comunes para intervenciones de salud exitosas: conexión social, resiliencia, responsabilidad, confianza y poder compartido.

"Estos mecanismos están interconectados y son cruciales para el desarrollo de intervenciones efectivas de salud mental en todos los niveles y fomentarán las relaciones positivas entre las partes interesadas", dice Ben Collins, especialista en educación, Facultad de Ciencias de la Salud de Rady, Universidad de Manitoba, que puede conducir a un mayor riesgo de crear e implementar políticas que produzcan intervenciones menos efectivas para las personas con mayor riesgo de COVID-19".

La revisión rápida del equipo de investigación examinó las publicaciones en inglés y chino que informaron sobre los elementos clave de las intervenciones exitosas de salud mental durante la pandemia para las personas con afecciones crónicas de salud física. Se estudió una amplia gama de programas, incluidas intervenciones de telesalud y el uso de FaceTime con pacientes con Alzheimer. Estos se contrastaron con la literatura anterior a la pandemia.

 "Si bien las medidas de salud pública son necesarias para manejar la propagación del COVID-19, el distanciamiento social puede tener impactos negativos en la salud mental, particularmente para aquellos con condiciones de salud crónicas", dice Lorna Stabler, investigadora asociada de la Universidad de Cardiff y autora principal del revisión. “Para mantener y promover la salud mental, la conexión social es esencial. Aunque todos podemos tener fatiga de Zoom, para algunos, encontrar formas de mantenerse en contacto podría ser un componente clave para mantener nuestra salud en el buen camino durante la pandemia".

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022