Efectos en la electrofisiología y la función parácrina | 25 ENE 22

Grasa epicárdica y arritmias

La obesidad juega un papel importante en la génesis de arritmias potencialmente mortales
Autor/a: Auriane C. Ernault , Veronique M.F. Meijborg , and Ruben Coronel Fuente: J Am Coll Cardiol. 2021 Oct, 78 (17) 17301745 Modulation of Cardiac Arrhythmogenesis by Epicardial Adipose Tissue

Aspectos destacados

  • La obesidad y el sobrepeso están asociados con arritmias cardíacas.
     
  • La infiltración del miocardio por tejido adiposo de origen epicárdico impide la excitación cardíaca.
     
  • Las adipocinas secretadas por el tejido adiposo epicárdico modulan la electrofisiología y el remodelado cardíaco de los cardiomiocitos.
  • El tejido adiposo epicárdico es un objetivo potencial para la prevención del remodelado cardíaco y las arritmias.

La acumulación de tejido adiposo epicárdico participa en la creación de un sustrato arritmogénico. En la obesidad y el sobrepeso, el aumento del volumen del tejido adiposo epicárdico (TAE) crea un obstáculo anatómico para la excitación cardíaca que retrasa la conducción. La acumulación de EAT puede inducir una sobrecarga de lípidos y la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS), lo que lleva a la prolongación del potencial de acción y las posdespolarizaciones tempranas y tardías. El cruce paracrino entre EAT y miocardio induce fibrosis, prolonga el potencial de acción y despolariza los cardiomiocitos. Las 3 vías aumentan el riesgo de arritmias cardíacas. Las líneas punteadas describen el mecanismo potencial de arritmogenicidad. Ca2 + = ion calcio.


Introducción

La prevalencia de la obesidad se ha duplicado en más de 70 países desde 1980 (1). El estudio Global Burden of Disease informó que 107,7 millones (5%) de niños y 603,7 millones (12%) de adultos eran obesos en todo el mundo en 2015. La obesidad y el sobrepeso (índice de masa corporal [IMC]> 25 kg / m2) causan entre 2,8 y 4 millones de muertes cada año.

Más de dos tercios de las muertes asociadas con un IMC alto son causadas por enfermedades cardiovasculares.

  • Un IMC> 25 kg / m2 se asocia con un mayor riesgo de muerte súbita cardíaca y fibrilación auricular (FA).
     
  • Además, un IMC alto y la obesidad se correlacionan con la prolongación del intervalo QTc y la duración del QRS, ambos factores de riesgo independientes de arritmias cardíacas.

Por tanto, la obesidad juega un papel importante en la génesis de arritmias potencialmente mortales.

El tejido adiposo visceral tiende a acumularse en el abdomen alrededor de los órganos internos y alrededor del corazón. Existe una relación significativa entre el IMC por un lado y la cantidad de tejido adiposo visceral y grasa en la superficie del corazón (tejido adiposo epicárdico [EAT]) por el otro. 

Debido a su proximidad al corazón, EAT ha atraído un interés considerable con respecto a su potencial efecto proarrítmico. El volumen de EAT se relaciona positivamente con la incidencia, duración y recurrencia de la FA. Además, la EAT en las paredes libres ventriculares se correlaciona con la frecuencia de aparición de contracciones ventriculares prematuras y la suma de grasa paracardíaca (es decir, que rodea el pericardio parietal) y EAT se relaciona positivamente con el desarrollo de arritmias ventriculares.

Aunque un creciente cuerpo de datos publicados documenta la arritmogenicidad de EAT, se desconocen los mecanismos electrofisiológicos subyacentes. 

EAT y parámetros electrocardiográficos

Los mecanismos de arritmia cardíaca se dividen tradicionalmente en generación anormal de impulsos o conducción anormal de impulsos. Aunque no todos los mecanismos de arritmia se pueden clasificar en este esquema, en esta revisión se utiliza la dicotomía.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022