Escepticemia por Gonzalo Casino | 09 SEP 21

La ciencia como coartada

Sobre las exageraciones con reclamo científico en torno al microbioma y la salud
Autor/a: Gonzalo Casino Fuente: IntraMed / FUndación Esteve 

Tras unas pocas décadas de intenso escrutinio científico de las posibilidades terapéuticas relacionadas con el microbioma y los probióticos, prácticamente no hay enfermedad ajena a este prometedor campo de investigación. Por su parte, los medios de comunicación han acogido con las manos abiertas a los “microbios amigos”. Y las redes sociales y toda suerte de páginas web son hoy campo abonado de ideologías, presunciones y mensajes falsos o exagerados sobre sus beneficios para la salud. Quizá el término “probiótico” haya propiciado esta escalada de exageraciones (no vendría mal un estudio sobre las expectativas de salud asociadas a la semántica de algunas sustancias, como las vitaminas y los probióticos). Pero lo cierto es que buena parte de esta retórica invoca el nombre de la ciencia ignorando la evidencia científica, muy limitada en este campo.

Aunque el foco está puesto en las enfermedades intestinales (diarrea, enfermedad inflamatoria intestinal, hígado graso, etc.), la panoplia de problemas de salud relacionados con el microbioma y los probióticos es amplísima:  obesidad, cáncer, diabetes, depresión, aterosclerosis, asma, osteoporosis, autoinmunidad… sin faltar algunos clásicos de la literatura pseudocientífica como el autismo o el alzhéimer. En un reciente estudio publicado en BMJ Open se identificaron hasta 138 supuestos beneficios difundidos en la prensa general que se lee en Estados Unidos y Canadá.

De los 830 artículos analizados (publicados en 41 periódicos: 18 canadienses, 18 estadounidenses y 5 británicos), la mayoría (62,2%) abordaba un solo tema sobre el microbioma y la salud, mientras el 11,8% abarcaba cuatro o más. El tema más frecuente era la salud en general (34,2%), seguido de la salud digestiva (15,2%) y la inmunidad (12,7%). En la muestra, casi todos (89,2%) los artículos que trataban de los beneficios asociados al microbioma informaban además de acciones que uno puede realizar para conseguirlos. El estudio detalla 87 acciones, siendo las cuatro más mencionadas tomar alguna comida o bebida (44,9%), tomar probióticos (21,0%), evitar ciertos alimentos (10,2%) y evitar el uso de antibióticos (6,6%).

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021