Efectos a largo plazo | 17 AGO 21

Infecciones óticas y estabilidad postural

Investigación de los efectos a largo plazo de las infecciones óticas recurrentes sobre la estabilidad postural
INDICE:  1. Texto principal | 2. Texto principal
Texto principal
1. Introducción

La otitis media con derrame (OME) u "oído adhesivo o con efusión", se ha definido como un líquido de seroso a espeso en el oído medio sin síntomas de infección aguda que pueden causar pérdida temporal de la audición.1-3

La otitis media con derrame se considera una causa común de alteración vestibular y desorganización del movimiento en pediatría.4 Sin embargo, hay un pequeño número de estudios sobre la relación entre la hipofunción vestibular y la OME en pediatría.4

La OME crónica ha sido identificada como una de las principales causas de inestabilidad del equilibrio y vértigo en pediatría.5, 6

Rosenfeld y colaboradores 2 sugirieron que la persistencia de líquido en el oído medio, que proviene de OME, podría conducir a una movilidad reducida de la membrana timpánica y afectar negativamente la conducción del sonido. Aproximadamente el 25% de los episodios crónicos de OME que duran más de tres meses afectan negativamente la audición, la función vestibular, el comportamiento, el rendimiento escolar y la calidad de vida.2

Muchos investigadores han evaluado el efecto de la OME sobre la estabilidad postural en niños; sin embargo, ninguno de estos estudios analizó los cambios en la estabilidad postural dependiendo del estado funcional del oído medio.6. La disfunción del oído medio incluye el bloqueo parcial o completo de la trompa de Eustaquio que contribuye a las infecciones crónicas del oído y al fracaso para regular eficazmente la presión del oído. 7

Investigaciones recientes muestran que durante los episodios recurrentes de OME, los niños tienen un equilibrio anormal e hipofunción vestibular.8 Debido a que la OME es la enfermedad más común en pediatría, es importante examinar su estabilidad postural, sistema vestibular y función motora tanto durante la presencia como en ausencia de episodios para saber si el niño está en riesgo de tener estos problemas.8

La principal razón por la que los padres de niños con OME consultan a un otorrinolaringólogo es la pérdida de audición, que es la complicación más común de la OME.9 Williamson3 determinó que el 91% de los niños entre las edades de dos meses y dos años experimentarán un episodio de OME, y el 52% de los ellos tendrá un derrame medio bilateral.3

Los factores de riesgo que se han descrito en los estudios de casos y controles incluyen la asistencia a guarderías, edad de seis años o menos, exposición al tabaquismo pasivo, infecciones repetidas del tracto respiratorio superior y un número significativo de hermanos.3

Robb y Williamson1 informaron que hay un pico bimodal de incidencia en niños de entre dos y cinco años, y que los episodios de OME se resuelven espontáneamente en tres meses en aproximadamente la mitad de los casos. Los sistemas vestibular, visual y propioceptivo son los componentes principales que proporcionan estabilidad postural.5 Cuando uno de los tres sistemas de estabilidad postural se vuelve disfuncional, aumentan los esfuerzos compensatorios vestibulares.5

Las complicaciones estructurales en los niños con derrame del oído medio están presentes en la membrana timpánica y la cadena osicular del oído.10 Reddy 11 informó que la falta de ventilación de la trompa de Eustaquio juega un papel importante en el desarrollo de la OME. La disfunción de la trompa de Eustaquio es la falta de capacidad de la misma para realizar adecuadamente la mínima de sus funciones, que son la protección del oído, la ventilación del oído medio y el aclaramiento mucociliar del oído medio.

El deterioro de la regulación de la presión y la ventilación del oído medio debido a la obstrucción de la trompa de Eustaquio conduce a un aumento de la presión negativa en el oído medio. El ángulo y la longitud de la trompa de Eustaquio son más horizontales y más cortos en los bebés que en los adultos. El ángulo se vuelve más vertical y más largo con la edad a medida que los niños crecen, y estos cambios en el desarrollo son mayores entre las edades de tres a cuatro años.12 Takasaki y colaboradores12 informó que no hubo diferencia estadística entre el ángulo y la longitud de la trompa de Eustaquio en bebés con y sin OME.

Rosenfeld y colaboradores2 informaron que el 90% de los niños tienen OME antes de la edad escolar y tienen, en promedio, un episodio al año. Esto demuestra cuán común es esta enfermedad en pediatría y es por eso que ahora se la denomina “riesgo ocupacional de la primera infancia.”2

La estabilidad y el equilibrio posturales son componentes importantes para un movimiento funcional y con propósito.13 El mecanismo de cómo la OME afecta la estabilidad postural se ha explicado como cambios posteriores en los canales iónicos de los kinocilia y estereocilia por la transferencia de iones a través de la membrana semipermeable que afecta el equilibrio.5 Esta transferencia cambia la composición química normal de la endolinfa y la peri linfa dentro del oído interno, lo que puede afectar el equilibrio.5 Los niños aprenden interactuando y explorando su entorno.13

Casselbrant y colaboradores14 sugirieron que los niños con OME que tenían hipofunción vestibular pueden depender únicamente de los sistemas visual y propioceptivo para apoyar la estabilidad postural. El balanceo postural en los niños con OME es mayor que en los niños sin OME cuando responden a un objeto en movimiento visual.14 Para identificar la importancia del sistema vestibular en el manejo de la OME en pediatría, se necesitan más estudios.14

La estabilidad postural y el sistema vestibular en niños con OME recurrente pueden mejorar o no por completo una vez que se resuelve la enfermedad.9 Para evitar complicaciones en el desarrollo de la integración sensorial del niño, se debe considerar la intervención temprana.9

Las guías actuales de práctica clínica de OME recomiendan encarecidamente la inserción de un tubo de timpanostomía para tratar a los niños con OME que dura tres meses o más.2 Este procedimiento implica la colocación de un tubo quirúrgico a través de una incisión de miringotomía para ventilar la presión del oído medio.15 Es la cirugía ambulatoria más común realizada en los Estados Unidos, ya que 667.000 niños menores de 15 años se someten anualmente a la cirugía15

Los objetivos de este estudio fueron examinar el efecto de múltiples infecciones de oído sobre la estabilidad postural pediátrica y la dependencia visual excesiva.

Se planteó la hipótesis de que la estabilidad postural sería peor en los niños con antecedentes de múltiples infecciones de oído en comparación con los niños sin esos antecedentes  y los niños con antecedentes de múltiples infecciones de oído serían más dependientes visualmente para mantener la estabilidad postural que aquellos que no los tienen.

2. Métodos

Cuarenta niños de 10 a 12 años con y sin antecedentes de múltiples infecciones de oído y / o tubos de timpanostomía antes de los cinco años fueron reclutados para este estudio de la comunidad local.

Según el auto informe de los padres a una sola pregunta, los participantes se dividieron en dos grupos (18 participantes con antecedentes de tubos de timpanostomía y / o 3 o más infecciones del oído antes de los cinco años y 22 participantes sin antecedentes de tubos de timpanostomía y 0-2 infecciones de oído antes de los cinco años).

Se excluyeron los participantes que tenían trastornos del equilibrio y la marcha, trastornos convulsivos, deficiencias visuales no corregidas y / o medicamentos que afectaban el equilibrio. Los padres de todos los participantes firmaron el consentimiento informado aprobado por la Junta de Revisión Institucional de la Universidad de Loma Linda antes de la participación en el estudio, y luego, los niños también leyeron y firmaron el consentimiento informado.

Se utilizó el Cuestionario de actividad física para niños (PAQ C) para evaluar el nivel de actividad general de los niños.4 El PAQ-C fue desarrollado para niños en edad escolar primaria de 8 a 14 años y es un cuestionario de nueve ítems relacionado con el recuerdo de los últimos siete días de actividad física del niño.

La puntuación total se calculó tomando la media de los 9 ítems. Una puntuación de 1 indicaba una actividad física baja, mientras que una puntuación de 5 indicaba un nivel alto de actividad física para el niño.16 Voss y colaboradores 17 informaron que el PAQ-C es una herramienta válida y confiable que se utiliza para evaluar el nivel de actividad física en niños sanos en edad escolar primaria.

La estabilidad postural se midió utilizando tres herramientas de evaluación diferentes: la Posturografía dinámica computarizada Bertec Balance Advantage con realidad virtual de inmersión (CDP-IVR), la escala de equilibrio pediátrico (PBS) y la prueba de evaluación de la estabilidad posturográfica dinámica computarizada NeuroCom® VSR ™ SPORT (SET). El CDP-IVR midió la estabilidad postural estática calculando los desplazamientos del centro de gravedad de los participantes en tres condiciones.18

La condición 1 midió la línea base de estabilidad postural usando una placa de fuerza estable con los ojos abiertos. La condición 2 midió la estabilidad postural en una plataforma de fuerza estable con los ojos abiertos y enfocándose en un túnel infinito de realidad virtual. La condición 3 mide la estabilidad postural en un lugar no cerrado.

Cada condición incluyó tres ensayos de 20 segundos, y se calculó el promedio de los tres ensayos para cada condición. El CDP-IVR calcula la estabilidad postural y genera una puntuación de equilibrio de la siguiente manera: las señales del esfuerzo de los participantes por mantener el equilibrio se muestrearon y analizaron a 1000 Hertz y se calculó la trayectoria de balanceo.

El protocolo de prueba calcula la trayectoria de balanceo con puntuaciones de equilibrio cuantificadas porque tan bien el balanceo de los participantes permanece dentro de los límites angulares esperados de estabilidad durante cada condición de prueba. Se utilizó la siguiente fórmula para calcular el puntaje de equilibrio: puntaje de equilibrio ð ESÞ = ð½12: 5 grados - ð el taMAX - el taMIN: / 12: 5 grados∗. 100.

El ES usa 12.5 ° como el límite normal del ángulo de balanceo anterior-posterior rango, taMAX es theta máximo y taMIN es theta mínimo. El ángulo de oscilación se calculó de la siguiente manera: ángulo de oscilación = arcosen ðCOGy / ð: 55 ∗ hÞÞ, donde y es el eje de oscilación anteroposterior y h es la altura del participante en cm o pulgadas.

El seno inverso del centro de gravedad se dividió por el 55% de la altura del sujeto. Los participantes que exhiben poco balanceo logran puntajes de equilibrio cercanos a 100, mientras que los participantes que exhiben más balanceo logran puntajes de equilibrio más lejos de 100. 19

El PBS se utilizó para evaluar el equilibrio en los participantes. El PBS es una herramienta no computarizada de 14 ítems con referencia a criterios que mide el equilibrio funcional estático y dinámico de las actividades diarias en los niños. 19, 20

Las tareas de PBS incluyen elementos como sentarse para pararse, transferencias y girar 360 grados.19, 20 Yi y colaboradores21 informó que el PBS es una herramienta simple y válida que podría usarse en la rehabilitación pediátrica para examinar el equilibrio funcional y predecir la capacidad y capacidad motora.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024