Beneficiosa para la salud mental | 11 JUL 21

La exposición a la naturaleza durante el confinamiento

Efectos del contacto con espacios verdes durante los primeros meses de la pandemia por covid-19 en España y Portugal

Han analizado los efectos del contacto con espacios verdes durante los primeros meses de la pandemia por covid-19 en España y Portugal. Las conclusiones de este trabajo indican que las personas que tuvieron esta opción presentaron niveles más bajos de estrés y alteración psicológica. 

Un estudio realizado por el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) y el Instituto de Saúde Pública de la Universidad de Oporto (ISPUP) concluye que la exposición a espacios naturales durante el primer confinamiento domiciliario por la pandemia de covid-19 en 2020 resultó beneficiosa para la salud mental de los ciudadanos españoles y portugueses.

La investigación pone de manifiesto que, en Portugal, las personas que durante el primer encierro mantuvieron o incrementaron el contacto con espacios naturales públicos, como parques y zonas costeras, o que pudieron contemplar estos espacios desde sus hogares, presentaron niveles más bajos de estrés, alteración psicológica –como problemas de sueño, de concentración o para tomar decisiones– y síntomas psicosomáticos –dolor de cabeza y abdominal, presión en el pecho o cansancio–.

En el caso de España, quienes mantuvieron o incrementaron el contacto con espacios naturales privados, tales como plantas de interior o zonas verdes comunitarias, presentaron menores niveles de estrés y síntomas psicosomáticos. Esto podría deberse a que en España se adoptaron medidas más restrictivas para la circulación exterior durante el período analizado.

La investigación, publicada en la revista Environment International, se desarrolló entre los meses de marzo y mayo del 2020.

Según explica Ana Isabel Ribeiro, investigadora del ISPUP y primera autora del trabajo junto a Margarita Triguero-Mas del ICTA-UAB, “decidimos estudiar si los espacios naturales, públicos y privados, tenían un efecto beneficioso sobre la salud mental de los ciudadanos portugueses y españoles, ayudándoles a afrontar mejor los efectos negativos del confinamiento”.

La encuesta abarcó aspectos relacionados con la frecuencia y el tipo de exposición de las personas a los espacios naturales (públicos y privados), antes y durante el primer confinamiento

Por su parte, Margarita Triguero-Mas explica que “las personas de nuestro entorno y nosotras mismas hablábamos de como echábamos de menos el parque que cruzábamos al ir a la oficina o el paseo por la playa con nuestros perros, así que quisimos comprobar hasta qué punto el contacto con los espacios naturales era un factor importante durante el confinamiento”.

Varios artículos previos también han demostrado el impacto positivo del contacto con los espacios naturales en la salud mental, es decir, en la reducción del estrés, la ansiedad y la mejora del bienestar psicológico en su conjunto.

“Teniendo en cuenta lo descrito en la literatura, quisimos evaluar si las personas que disfrutaron de una mayor exposición a los espacios naturales durante el primer confinamiento tenían mejores indicadores de salud mental que aquellas que no tuvieron contacto con las áreas naturales” explica Ribeiro.

Al mismo tiempo, quisieron investigar si la exposición a espacios naturales privados, como jardines interiores, huertos o plantas, era más beneficiosa entre los ciudadanos españoles que entre los portugueses, dado que España aplicó medidas de restricción de la circulación más estrictas que Portugal.

Para llevar a cabo la investigación, los autores aplicaron un cuestionario online, entre el 27 de marzo y el 6 de mayo de 2020, dirigido a todos los ciudadanos de 18 años o más, residentes en ambos países.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022