Entre las personas y los datos | 23 MAY 21

¿Quién es es mi paciente?

Asistimos a cuerpos con historias de vida, memoria, emociones, creencias, instintos
Autor/a: Dr. Ricardo Marionsini 

Hoy entendemos a la enfermedad como una disrupción biológica y narrativa (biología y biografía) y  este, debería ser el punto de partida para asistir a las personas enfermas, dejando  atrás el modelo biomédico y ejercer un modelo integrador bio-psico-socio-cultural. El binomio mente/cuerpo es indivisible.

La formación médica es un continuo, comienza con la  preparación  universitaria que introduce una organización de conceptos y conductas que vamos respetando en nuestro accionar de todos los días,  y continuamos  con las actualizaciones (hoy, basadas en evidencias) que nos proponen guías, estrategias que simplifica y unifica el ejercicio profesional, pero cuidado, estas estadísticas se  instalan en nuestros procesos de planificación cognitivas y en función de sus resultados  que aceptamos como verdad absoluta tomamos conductas, tratando de minimizar errores de diagnósticos y/o tratamiento.

Según el médico inglés Des Spence: "El papel de un médico no es ni investigar, ni seguir las guías sino interpretarlas, y a menudo ignorarlas; es decir, producir un cortocircuito en la maquinaria médica mecanizada (a veces intencionada) para el beneficio de sus pacientes".

El  modo en la  presentación de un “sujeto problema” en un ateneo, seminario o evento científico, donde un destacado equipo de profesionales de distintas especialidades se preparan para ofrecer sus conocimientos e intercambiar conceptos o pensamientos para consolidar una estrategia con la finalidad de optimizar una conducta, es observable.

Es habitual ofrecer datos aritméticos y variables fisiológicos que condicen solo con una parte de la totalidad de un sujeto, y con frecuencia se trata de “encajar” en las categorías que el conocimiento científico nos propone para clasificarlos.

Dejamos de lado importantes conceptos que pueden justificar mecanismos desencadenantes de la situación actual, nos abocamos a los antecedentes de enfermedades familiares y personales, el inicio de los síntomas, e ignoramos argumentar sobre sus padecimientos, olvidando que los trastornos corporales ocultan historias, dramas, y fantasías inconscientes (Chiozza).

Debemos entender que asistimos a cuerpos con historias de vida, memoria, emociones, creencias, instintos, por esta razón es necesario aportar aspectos emocionales, cognitivos, de conducta que puedan tener vinculo con los  acontecimientos relacionados a su salud.

En pacientes, con medicación neuromoduladora que nos orienta pensar de un psiquismo disfuncionante, no es habitual integrar datos de sus rasgos de su personalidad, acontecimientos de significación, intensos o imprevisibles recientes de sus emociones.

Asistí a la presentación de un paciente (de mi consultorio) con historia cardiovascular de importancia (5 by pass). Consulta por dolor precordial típico  e ingresa a unidad coronaria  con diagnostico de un síndrome coronario agudo (lo habitual que un antecedente de mucha relevancia, nos defina el camino del pensamiento, y es logico). A pesar de sus recientes controles (3 meses) se imponía ser estudiado profundamente.

Una vez realizados sus estudios y no encontrar causa determinante del nuevo síntoma, lo lógico y prudente es modificar el esquema de tratamiento. Sin respuesta después de un tiempo de espera, volvemos a intentar lo mismo, un nuevo esquema, que nos llevara al mismo resultado (muchas veces me pregunto porque lo hacemos).

Nadie le pregunto. A este paciente  se le aproximaba la fecha de la muerte de su hijo (26 años), en silencio, con sufrimiento, observaba la tristeza y cambio en el carácter de su esposa y fue sorprendido días anteriores con el diagnostico de  mieloma en su hija, cursando un embarazo de 5 meses. Una tormenta perfecta.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022