90 días después del alta | 15 MAR 21

Secuelas gastrointestinales de COVID-19

Pérdida de apetito, náuseas, reflujo ácido y diarrea son comunes en pacientes a los 3 meses de alta
Autor/a: Jingrong Weng, Yichen Li, Jie Li, Lihan Shen, Lixin Zhu, Yufan Liang et al. Fuente: The Lancet Gastroenterology DOI:https://doi.org/10.1016/S2468-1253(21)00076-5 Gastrointestinal sequelae 90 days after discharge for COVID-19

Huang y sus colegas informaron recientemente que hasta el 76% de los pacientes dados de alta después de la hospitalización por COVID-19 tenían al menos un síntoma que persistía 6 meses después del inicio de la enfermedad, que incluía fatiga o debilidad muscular (63%), dificultades para dormir (26%), y ansiedad o depresión (23%). Además, más del 50% de los pacientes tenían imágenes de TC de tórax anormales que indicaban una función pulmonar deteriorada.

Aunque el SARS-CoV-2 afecta principalmente a los pulmones, también se ven afectados muchos otros órganos. Los síntomas entéricos son comunes en COVID-19, y los síntomas gastrointestinales pueden ser el único síntoma, o pueden estar presentes antes que los síntomas respiratorios. El receptor celular del SARS-CoV-2, ACE2, se expresa en gran medida en el intestino y el SARS-CoV -2 se ha observado en el tejido del colon y las heces de pacientes con COVID-19.

Por lo tanto, examinamos las secuelas gastrointestinales a largo plazo de la infección por SARS-CoV-2 en pacientes que ingresaron por COVID-19 en 12 hospitales en las provincias de Hubei y Guangdong, China, entre el 16 de enero y el 7 de marzo de 2020, y posteriormente fueron dados de alta.

117 pacientes con COVID-19 que habían sido dados de alta (53 [45%] de los cuales tenían 60 años o más) completaron una visita de retorno (generalmente 1 mes después del alta) y una entrevista telefónica alrededor de 90 días después del alta.

Los síntomas más frecuentes al ingreso fueron:

  • Fiebre (79 [69%] de 114 pacientes)
  • Tos (77 [66%] de 117 pacientes)
  • Disnea 20 (17%) de 117 pacientes .

Se registraron síntomas gastrointestinales en 15 (13%) de 117 pacientes al ingreso y en 49 (42%) de 117 pacientes durante la hospitalización.

La duración media de la estancia hospitalaria fue de 19 días (IQR 16-23), durante los cuales la mayoría de los pacientes (102 [87%] de 117) requirieron oxígeno suplementario; 24 (22%) de 111 pacientes presentaron disminución de la saturación de oxígeno en sangre; 33 (28%) de 117 estaban gravemente enfermos; y 28 (24%) de 117 requirieron ingreso en la unidad de cuidados intensivos.

Las secuelas gastrointestinales se definieron como síntomas gastrointestinales que se presentaron después del alta, pero que no estuvieron presentes durante el mes anterior al inicio del COVID-19. 52 (44%) de 117 pacientes informaron síntomas gastrointestinales después del alta en la entrevista telefónica de 90 días, de los cuales 51 pacientes tenían síntomas gastrointestinales a los 90 días después del alta y uno tenía secuelas gastrointestinales que se habían resuelto en el seguimiento de 90 días.

Las secuelas gastrointestinales más frecuentes en 117 pacientes fueron:

  • Pérdida de apetito (28 [24%] pacientes).
  • Náuseas (21 [18%]).
  • Reflujo ácido (21 [18%]).
  • Diarrea (17 [15%]).

Las secuelas gastrointestinales menos frecuentes incluyeron distensión abdominal (16 [14%] pacientes), eructos (12 [10%] pacientes), vómitos (11 [9%]), dolor abdominal (ocho [7%]) y heces con sangre (dos [2%]).

Ninguno de los 65 pacientes sin secuelas gastrointestinales a los 90 días presentó síntomas gastrointestinales al ingreso o durante la hospitalización.

De los 52 pacientes con secuelas gastrointestinales después del alta, 15 (29%) tuvieron síntomas gastrointestinales al ingreso y durante la hospitalización, 34 (65%) tuvieron tales síntomas durante la hospitalización y tres (6%) tuvieron tales síntomas solo después del alta.

Los pacientes con secuelas gastrointestinales a los 90 días fueron similares en edad, sexo, índice de masa corporal e incidencia de comorbilidades a aquellos sin secuelas gastrointestinales, y tuvieron una duración similar de estancia hospitalaria.

Los resultados de los análisis de sangre al ingreso mostraron que el recuento de leucocitos, el recuento de neutrófilos y la concentración de procalcitonina fueron mayores en los pacientes con secuelas gastrointestinales a los 90 días, aunque los valores en ambos grupos se encontraban en el rango normal.

Las concentraciones de proteína C reactiva fueron más altas en pacientes con secuelas gastrointestinales a los 90 días que en aquellos sin secuelas gastrointestinales.

90 días después del alta, los análisis de sangre mostraron que la alanina aminotransferasa era mayor en pacientes con secuelas gastrointestinales.

No se observaron otras diferencias; la procalcitonina y la proteína C reactiva no se probaron a los 90 días.

En comparación con los pacientes sin secuelas gastrointestinales a los 90 días, los pacientes con secuelas gastrointestinales presentaron con mayor frecuencia disnea (23% vs 12%) y mialgia (17% vs 11%) al ingreso, aunque estas diferencias no fueron significativas.

Los pacientes con secuelas gastrointestinales se enfermaron con menos frecuencia que aquellos sin secuelas gastrointestinales (17% vs 37%; p = 0 · 021), aunque después del ajuste por factores de confusión, esta diferencia no fue significativa (p = 0 · 051).

Los pacientes con secuelas gastrointestinales a los 90 días presentaron una menor frecuencia de oxigenoterapia suplementaria (79% vs 94%; p = 0 · 016), y una tendencia de menor frecuencia de ingreso a la unidad de cuidados intensivos durante la hospitalización.

Los pacientes con secuelas gastrointestinales a los 90 días fueron tratados con mayor frecuencia con inhibidores de la bomba de protones (IBP) y corticosteroides y fueron tratados con menor frecuencia con nutrición enteral que los pacientes sin tales secuelas (apéndice pág. 4-5).

Las secuelas gastrointestinales que incluyen pérdida de apetito, náuseas, reflujo ácido y diarrea son comunes en pacientes a los 3 meses de alta de la hospitalización por COVID-19.

Los síntomas gastrointestinales persistentes tienen implicaciones importantes para el manejo adecuado de los pacientes y los recursos sanitarios. Nuestros datos destacan la importancia de la atención gastrointestinal y el apoyo nutricional para los pacientes dados de alta después de la hospitalización por COVID-19.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022