Una revisión en diabetes tipo 2 | 31 ENE 21

Empagliflozina

La empagliflozina es una opción de tratamiento valiosa para el manejo de la diabetes tipo 2.
Autor/a: https://doi.org/10.1007/s40265-018-0937-z James E. Frampton
Resumen

Empagliflozin, un inhibidor del cotransportador-2 de glucosa sódica (SGLT2) potente y altamente selectivo, es un agente antihiperglucemiante eficaz y generalmente bien tolerado aprobado para el tratamiento de adultos con diabetes tipo 2 (DT2) en la UE, EE. UU. y Japón, entre otras partes del mundo.

Como ocurre con otros miembros de su clase, la empagliflozina ofrece la conveniencia de su administración oral una vez al día y conlleva un riesgo inherente bajo de hipoglucemia como resultado de su mecanismo de acción independiente de la insulina, lo que permite su uso como monoterapia y como componente de terapia de combinación con otros agentes antidiabéticos con modos de acción complementarios para mejorar el control glucémico en pacientes con DM2.

Más allá de reducir la glucosa, la empagliflozina ejerce un efecto favorable sobre una serie de resultados no glucémicos, incluidas reducciones modestas del peso corporal y la presión arterial. Como complemento de la atención estándar, demostró propiedades cardioprotectoras y renoprotectoras en gran medida independientes del control glucémico en pacientes con DM2 y enfermedad cardiovascular (ECV) establecida en un ensayo de resultados cardiovasculares (CV) obligatorio (EMPA-REG OUTCOME).

La empagliflozina generalmente se tolera bien como monoterapia o como terapia complementaria y, a diferencia de la canagliflozina (el único otro inhibidor de SGLT2 que hasta ahora ha mostrado beneficios renales y CV), no se ha asociado con un mayor riesgo de amputación o fracturas óseas.

En conclusión, la empagliflozina es una opción de tratamiento valiosa para el manejo de la diabetes tipo 2. Dados sus demostrables beneficios cardioprotectores, el fármaco es digno de consideración preferencial en pacientes con alto riesgo CV que requieren un medicamento antidiabético (adicional) para alcanzar su objetivo glucémico.

Empagliflozina: consideraciones clínicas en la diabetes tipo 2

  • Reduce la glucosa en sangre al inducir glucosuria.
  • Bajo riesgo inherente de hipoglucemia.
  • Uno de un número limitado de agentes antidiabéticos para tener cardioprotección (y renoprotección) demostrada en un ensayo clínico.
  • Eventos adversos más comunes (por ejemplo, infecciones micóticas genitales) están relacionados con el mecanismo de acción.
  • Casos raros de cetoacidosis diabética (CAD), que incluyen CAD euglucémica, se han notificado en pacientes que reciben Inhibidores de SGLT2 (incluida empagliflozina).
Introducción

La enfermedad cardiovascular (ECV) es la principal causa de morbilidad y mortalidad en pacientes con diabetes tipo 2 (DM2); el tratamiento actual de esta enfermedad implica un enfoque integral centrado en el paciente, en el que la hiperglucemia y otros factores de riesgo de ECV, como la hipertensión, la obesidad y la dislipidemia, que suelen estar presentes, se gestionan a través de intervenciones en el estilo de vida y el uso de terapias farmacológicas.

Los inhibidores del cotransportador 2 de glucosa y sodio (SGLT2) (también conocidos como gliflozinas) son una de varias clases de agentes antidiabéticos (ADA) que están bien establecidos en el tratamiento de la diabetes tipo 2. Sin embargo, las gliflozinas se pueden distinguir de otros ADA debido a su mecanismo de acción único e independiente de la insulina (que promueve la glucosuria) que, además de reducir la glucosa plasmática, mejora una serie de otras anomalías metabólicas y hemodinámicas que son factores de riesgo de ECV.

Empagliflozina, un inhibidor de SGLT2 aprobado para el tratamiento de adultos con diabetes tipo 2 en la UE, EE. UU. y Japón, entre otras partes del mundo.

En el estudio EMPA-REG OUTCOME, un ensayo histórico de resultados cardiovasculares (CVOT), la empagliflozina demostró efectos cardioprotectores y renoprotectores en gran medida independientes del control glucémico en pacientes con DM2 y enfermedad cardiovascular establecida; los efectos beneficiosos sobre los eventos cardiovasculares (CV) en esta población se reflejan en el etiquetado aprobado para el medicamento en la UE y EE. UU. Esta revisión se centra en la eficacia terapéutica y la tolerabilidad de la empagliflozina en el tratamiento de pacientes con diabetes tipo 2, incluidos aquellos con antecedentes de enfermedad cardiovascular.

Efectos cardioprotectores

Como complemento de la atención estándar, la empagliflozina redujo la mortalidad CV y por todas las causas, así como una serie de eventos relacionados con la insuficiencia cardíaca (IC), en pacientes con DM2 y ECV establecida.

La empagliflozina redujo significativamente el riesgo del resultado primario del ensayo [una combinación de muerte CV, infarto de miocardio no fatal (IM; excluyendo MI silencioso) o accidente cerebrovascular no fatal] en un 14% en relación con el placebo. La reducción de este evento CV adverso mayor de tres puntos (3P-MACE) fue impulsada principalmente por una reducción significativa del 38% del riesgo relativo en la mortalidad CV; no se observó una disminución significativa en el riesgo relativo de infarto de miocardio no fatal o accidente cerebrovascular no fatal con empagliflozina.

Todas (seis) categorías de muerte por causas CV contribuyeron a la reducción de la muerte CV con empagliflozina versus placebo; se presumieron las más comunes (es decir, no categorizables debido a datos insuficientes) muertes CV [1,5 vs. 2,3%; cociente de riesgos instantáneos (HR) 0,66, IC del 95%: 0,46 a 0,94] y muerte súbita adjudicada (1,1 frente a 1,6%; HR 0,69, IC del 95%: 0,45 a 1,04).

Las muertes por causas cardiovasculares representaron dos tercios de todas las muertes y fueron el factor principal detrás de una reducción significativa del 32% del riesgo relativo en la mortalidad por todas las causas, favoreciendo la empagliflozina sobre el placebo. También hubo una reducción significativa del riesgo relativo del 11% en la hospitalización por cualquier causa que favoreció a la empagliflozina sobre el placebo.

Sin embargo, la tasa de hospitalización por angina inestable (AI) fue la misma en los dos grupos; no hubo diferencias significativas en el resultado secundario clave del ensayo, un MACE de cuatro puntos (4P) que consiste en el resultado primario más la hospitalización por AU.

La empagliflozina redujo significativamente el riesgo relativo de hospitalización por IC (HHF) en un 35%, la combinación de HHF o muerte CV en un 34% y la combinación de HHF o muerte por IC en un 39% en comparación con placebo. Las mejoras en la muerte CV y ??/ o HHF, así como en la mortalidad por todas las causas, con empagliflozina fueron consistentes en pacientes con o sin IC al inicio del estudio, aunque las tasas de incidencia de estos resultados fueron de dos a seis veces más altas en los primeros en comparación con el último.

De acuerdo con los resultados de EMPA-REG OUTCOME en pacientes con DM2 con alto riesgo CV, un metanálisis de siete ensayos de control glucémico sugirió que la empagliflozina se asoció con un riesgo reducido de resultados CV en pacientes con DM2 que se consideraron con bajo / riesgo CV medio, basado en tasas bajas de eventos de placebo para 3P-MACE (4,6-28,7 por 1000 pacientes-año).

Los eventos CV sospechosos fueron adjudicados prospectivamente; los HR de la empagliflozina combinada y los grupos de dosis de 25 mg / día (n = 2770) versus el grupo de placebo (n = 1502) fueron 0,59 (IC del 95%: 0,36 a 0,95) y 0,66 (IC del 95%: 0,39 a 1,12) para 4P-MACE y 3P-MACE (los criterios de valoración primario y secundario, respectivamente).

Efectos renoprotectores

La empagliflozina también se asoció con una progresión más lenta de la enfermedad renal y menos eventos renales clínicamente relevantes que el placebo cuando se agregó a la atención estándar en pacientes con DM2 y enfermedad CV establecida. Específicamente, la empagliflozina redujo significativamente el riesgo de incidencia o empeoramiento de la nefropatía en relación con el placebo; un consistente

Se observó un efecto beneficioso en los componentes clave de este criterio de valoración combinado, aunque los episodios renales no se adjudicaron de forma prospectiva. La reducción en el riesgo de incidentes o empeoramiento de la nefropatía fue constante en todos los subgrupos definidos por una variedad de características iniciales; la magnitud del beneficio en el subgrupo de pacientes con ERC al inicio del estudio (HR 0,58; IC del 95%: 0,47–0,71; p <0,001) fue similar a la de la población total del estudio.

Es de destacar que se observó un efecto sostenido de la empagliflozina sobre los resultados renales, según las mediciones de laboratorio repetidas y confirmatorias o los informes de los investigadores.

Tolerabilidad de Empagliflozina

La tolerabilidad de la empagliflozina se ha revisado en detalle anteriormente. Este breve resumen se centra principalmente en los datos agrupados de pacientes con DM2 que recibieron empagliflozina sola o en combinación con otros ADA en 15 ensayos controlados con placebo (incluido EMPA-REG OUTCOME) más cuatro estudios de extensión]. La exposición al fármaco en este gran conjunto de datos (n> 12 000) ascendió a > 15 000 pacientes-año (PY).

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023