Aumento de la sensibilidad a los estímulos sociales | 10 AGO 20

La inflamación afecta la experiencia social

La inflamación es un poderoso organizador de la experiencia social.
3
3
Autor/a: Naomi I. Eisenberger, Mona Moieni Fuente: World Psychiatry https://doi.org/10.1002/wps.20724 Inflammation affects social experience: implications for mental health

La inflamación afecta la experiencia social: implicaciones para la salud mental

Considerado como uno de los descubrimientos más importantes de las últimas dos décadas, la inflamación, la primera línea de defensa del sistema inmunitario contra agentes extraños, puede desempeñar un papel en estados negativos de salud mental como la depresión. Por ejemplo, las personas deprimidas tienen niveles más altos de marcadores proinflamatorios circulantes, y el aumento experimental de la inflamación en sujetos sanos puede inducir un estado de ánimo deprimido.

Parte de la razón por la cual la inflamación puede provocar síntomas depresivos es que los procesos inflamatorios pueden indicarle al cerebro que inicie el "comportamiento de enfermedad", una respuesta adaptativa a la enfermedad que incluye síntomas como pérdida de apetito, fatiga y retraimiento social, con un parecido sorprendente con el características distintivas de la depresión.

Pero, ¿es la depresión inflamatoria inducida simplemente una función del letargo que acompaña a la enfermedad, o la inflamación realmente juega un papel distinto y más importante en los cambios psicológicos y socioemocionales que a menudo acompañan a la depresión?

La creciente evidencia muestra que la inflamación juega un papel no solo en el comportamiento de la enfermedad, sino también en la mejora de los sentimientos de desconexión social y en la alteración de la sensibilidad al mundo social. Investigar cómo la inflamación afecta la experiencia social puede ser clave para comprender mejor los muchos trastornos psiquiátricos que implican una sensibilidad social alterada.

Para explorar el efecto causal de la inflamación en la experiencia social, los investigadores han utilizado un paradigma de desafío inflamatorio, en el que los participantes son asignados aleatoriamente para recibir una inyección de endotoxina, un agente bacteriano que desencadena una respuesta inflamatoria limitada en el tiempo o una inyección de placebo.

En el primer estudio para examinar las consecuencias socioemocionales de este desafío inflamatorio en humanos, los participantes expuestos a la endotoxina no solo mostraron un estado de ánimo deprimido, sino también un aumento en los sentimientos de desconexión social. Además, los sentimientos mejorados de desconexión social median la relación entre la inflamación y el estado de ánimo deprimido.

Un estudio posterior con una muestra más grande reprodujo este hallazgo básico, y también encontró que los sentimientos de desconexión social inducidos por la inflamación aumentaron en las mujeres participantes.

Estos hallazgos demuestran que la inflamación es un poderoso organizador de la experiencia social.

¿Pero por qué sería esto?

Aunque puede parecer sorprendente que la actividad del sistema inmune pueda afectar la experiencia social, este emparejamiento poco probable puede proporcionar una ventaja de supervivencia. Estar en un estado "enfermo" coloca a un organismo en una posición excepcionalmente vulnerable y, por lo tanto, la sensibilidad al mundo social puede modularse para ayudar a sobrevivir a esta situación vulnerable.

Por lo tanto, tanto para los humanos como para otras especies sociales, la inflamación aumentada puede conducir a:

a) Una mayor sensibilidad a las experiencias sociales amenazantes para evitar desafíos al bienestar en tiempos de enfermedad (vulnerabilidad).

b) Una mayor sensibilidad y enfoque hacia seres queridos que podrían brindar apoyo y atención durante estos períodos de alta vulnerabilidad.

La investigación proporciona apoyo para ambos resultados hipotéticos.

En línea con la idea de que la inflamación aumenta la sensibilidad a la experiencia social negativa, los participantes que mostraron mayores incrementos en la inflamación en respuesta a la endotoxina también mostraron una mayor actividad neuronal relacionada con el dolor en respuesta al rechazo social.

Del mismo modo, los participantes expuestos a endotoxina (frente a placebo) mostraron una mayor actividad neuronal relacionada con el dolor y la amenaza en respuesta a la retroalimentación social negativa.

Esta mayor sensibilidad a las experiencias negativas parece ser específica del dominio social: los participantes expuestos a la endotoxina mostraron una mayor actividad neuronal en respuesta a estímulos amenazantes que eran de naturaleza social (p. Ej., Rostros enojados), pero no a estímulos amenazantes que no eran sociales. (p. ej., serpientes).

La inflamación también aumenta la sensibilidad a los estímulos sociales positivos.

Los participantes expuestos a la endotoxina informaron que tenían un mayor deseo de estar con sus seres queridos, y mostraron una mayor actividad neuronal relacionada con la recompensa al ver imágenes de sus seres queridos. Del mismo modo, los participantes expuestos a la endotoxina mostraron una mayor actividad neuronal relacionada con la recompensa en respuesta a recibir comentarios positivos de otros.

Estos resultados respaldan la idea de que, durante los estados de enfermedad, puede ser adaptativo mostrar una mayor respuesta relacionada con la recompensa y el enfoque a los seres queridos o a los amigos que pueden brindar ayuda y apoyo.

Esta sensibilidad mejorada por la inflamación a los estímulos positivos también parece específica del dominio social, ya que la inflamación en realidad reduce la respuesta neuronal relacionada con la recompensa a los estímulos positivos que no son sociales, como el dinero.

Curiosamente, la relación entre el aumento de la inflamación y el aumento de la sensibilidad a los estímulos sociales es una reminiscencia de lo que se observa en la soledad, otro problema emergente de salud mental. Las personas solas muestran una inflamación elevada, una mayor sensibilidad a las experiencias sociales negativas y, al igual que los participantes expuestos a la endotoxina, una mayor actividad neuronal relacionada con la recompensa en respuesta a la visualización de imágenes de otras personas cercanas.

Por lo tanto, la soledad y los estados de mayor inflamación comparten el mismo patrón característico de mayor sensibilidad al mundo social. Sobre la base de estas superposiciones, actualmente estamos examinando si las experiencias de soledad y la sensibilidad social mejorada correspondiente se pueden reducir a través de un medicamento antiinflamatorio no esteroideo de venta libre.

En conjunto, estos hallazgos abogan por una consideración más fuerte del papel de la inflamación en los trastornos psiquiátricos que implican una sensibilidad social alterada. Por ejemplo, si bien no todas las formas de depresión son de naturaleza inflamatoria, es posible que la depresión relacionada con la inflamación se pueda distinguir de la depresión no inflamatoria por un aumento característico en la actividad neuronal relacionada con la recompensa para cerrar otras. Distinguir entre estas formas de depresión podría ayudar a informar mejor las estrategias de tratamiento (por ejemplo, medicamentos antiinflamatorios versus terapia cognitivo-conductual).

Además, estos hallazgos también sugieren una consideración más fuerte de las consecuencias para la salud mental de las enfermedades inflamatorias.

Aquellos que tienen trastornos inflamatorios crónicos pueden tener un mayor riesgo de sensibilidades sociales mejoradas, lo que puede ponerlos en un mayor riesgo de soledad y depresión, y puede aumentar la tensión ejercida en sus relaciones sociales.

Apreciar los vínculos íntimos entre el sistema inmune y el comportamiento social puede proporcionar una nueva perspectiva desde la cual comprender y tratar los problemas de salud mental.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020