Implicancias para la salud humana | 20 NOV 20

Disruptores endócrinos

Se describe la evidencia que respalda las asociaciones de EDC previamente identificadas o cada vez más probables con resultados perinatales, del desarrollo neurológico, metabólicos y reproductivos
2
7
Autor/a: L. Kahn, C. Philippat, S. Nakayama, R. Slama y L. Trasande | Imagen: Mario Purisic on Unsplash | Fuente: Lancet Diabetes Endocrinol 2020; 8: 703–18 Endocrine-disrupting chemicals: implications for human health

Introducción

En 1962, Rachel Carson describió los efectos del diclorodifeniltricloroetano (DDT) en el desarrollo y la reproducción. Menos de una década después, Herbst y sus colegas documentaron un grupo de pacientes en Boston (EE. UU.) con adenocarcinoma vaginal como resultado del uso prenatal del medicamento dietilestilbestrol. Durante este tiempo, dos suposiciones eran comunes: la noción paracelsiana de que " dosis sola facit venenum ", y la creencia de que raramente los químicos sintéticos podían alterar las respuestas hormonales y homeostáticas y, por lo tanto, contribuir a la enfermedad y la disfunción.

En los últimos 50 años, estos dos supuestos han resultado ser imperfectos. Muchos estudios han identificado los efectos de varios químicos exógenos en los procesos y funciones endócrinos, exponiendo la importante necesidad de un cambio en la teoría científica. Estos químicos disruptores endócrinos (EDC, por su sigla en inglés) no son productos farmacéuticos maliciosos ni contaminantes raros.

Un examen realizado por la FDA identificó más de 1.800 sustancias químicas que interrumpen al menos una de tres vías endocrinas (estrógenos, andrógenos y tiroides).

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021