Aumentar la conciencia es la herramienta | 27 JUN 20

El fin del encierro social y el riesgo de resurgimiento de COVID-19

Los bloqueos deben permanecer en su lugar durante al menos 60 días para prevenir el crecimiento epidémico, así como una segunda ola potencialmente más grande de casos de SARS-CoV-2 que ocurren dentro de meses.
4
1
Autor/a: López, L., Rodó, X. Fuente: Nat Hum Behav (2020). https://doi.org/10.1038/s41562-020-0908-8 The end of social confinement and COVID-19 re-emergence risk

Resumen

La falta de intervenciones farmacéuticas efectivas para el SARS-CoV-2 aumenta la posibilidad de recurrencia de COVID-19.

Exploramos diferentes escenarios posteriores al confinamiento mediante el uso de un modelo estocástico modificado SEIR (susceptible-expuesto-infeccioso-recuperado) que explica la propagación de la infección durante el período latente y también incorpora efectos de descomposición debido a la posible pérdida de la inmunidad adquirida. Aumentar la conciencia sobre el distanciamiento social y el uso de intervenciones no farmacéuticas.

Nuestros resultados sugieren que los bloqueos deben permanecer en su lugar durante al menos 60 días para prevenir el crecimiento epidémico, así como una segunda ola potencialmente más grande de casos de SARS-CoV-2 que ocurren dentro de meses.

El mejor de los casos también debería incorporar gradualmente a los trabajadores en una proporción diaria como máximo un 50% más que durante el período de confinamiento.

Mostramos que la inmunidad en descomposición y particularmente la conciencia y el comportamiento tienen un 99% de efectos significativos tanto en la ola actual de infección como en la prevención de la reaparición de COVID-19.

El distanciamiento social y las intervenciones individuales no farmacéuticas podrían eliminar la necesidad de bloqueos.


Discusión

Nuestro estudio muestra la importancia de tomar medidas rápidas y eficientes para limitar la propagación de la epidemia y prevenir la recurrencia de la enfermedad, en contraste con otros enfoques35.

Las estrategias de desconfinamiento gradual siempre resultan en un menor número de infecciones y muertes, en comparación con la liberación repentina de porciones moderadas a grandes de la población. Si, por el contrario, es inevitable la desconfinación repentina debido al estrés económico impuesto por los bloqueos persistentes, se puede considerar un marco de desconfinación mixto, por lo que las personas más susceptibles a la enfermedad aún tendrían que protegerse de una posible infección por un mayor periodo de tiempo

Aquellos que no están en alto riesgo podrían salir del bloqueo total, siempre y cuando sigan un cierto distanciamiento social y otras medidas. Todavía sería vital mantener las velocidades de transmisión lo más bajas posible mediante pruebas y rastreo de contactos.

Nuestros resultados están en línea con otros que muestran que, en ausencia de otras medidas de control (por ejemplo, aumentos en la detección de casos, aislamiento y / o rastreo de contactos), la relajación generalizada del distanciamiento social dará como resultado un resurgimiento de casos, lo que muy probablemente sobrecarguen la capacidad de atención médica.

Nuestro marco mixto (estrategia de desconfinación repentina más gradual) también podría imitar los posibles levantamientos de cuarentena realizados en dos etapas según la edad o las clases de riesgo. Nuestros resultados indican una mortalidad acumulada más baja con una diferencia de hasta el 50% del número total de muertes entre los escenarios de 30 días y 90 días. También se observa un mayor número de casos totales para el escenario de 90 días (del orden de 20 millones de personas más), pero con menor mortalidad, como se muestra en otros lugares para otros lugares.

Nuestras simulaciones sugieren que, en ausencia de una vacuna o tratamientos antivirales efectivos, pueden ocurrir ondas epidémicas recurrentes y bloqueos más largos conducen a ondas de retorno más tardías. La desconfinación gradual parece ser el mejor escenario en términos de carga de enfermedad, y la extensión temporal de las restricciones para los grupos más susceptibles da como resultado una reducción significativa en los recuentos de muertes.

El uso de distanciamiento social, mascarillas, guantes y otras medidas de protección individual tiene un impacto masivo en la reducción del pico actual de casos activos, pero la disminución de la conciencia con el tiempo de las amenazas de la pandemia puede dar lugar a una nueva ola epidémica más grande.

Curiosamente, incluso las reducciones moderadas en la transmisibilidad (30%), a pesar de que no logran evitar las ondas de retorno, reducen mucho su carga asociada. En un escenario genérico, una inmunidad de mayor duración reduce el tamaño de la segunda ola en aproximadamente un 30%, y si dura un año, también reduciría a la mitad el período o la recurrencia de las ondas epidémicas (de un año a seis meses).

La aplicación a otros países en diferentes latitudes es factible y de manera similar puede informar políticas para estrategias de liberación de bloqueo óptimas y personalizadas.

Nuestros resultados indican que, en términos de contención exitosa, la aplicación temprana de bloqueos y la implementación efectiva de medidas de distanciamiento social8 y la protección personal son las intervenciones más efectivas.

Sin embargo, en un futuro cercano, la combinación de estrategias podría ser un enfoque óptimo, ya que se han realizado mejoras prometedoras en la sensibilidad y especificidad tanto de las pruebas de PCR en tiempo real de la muestra de saliva como de las nuevas pruebas de serología de inmunosorción enzimática.

No obstante, aunque las estrategias generalizadas de prueba-rastreo-aislamiento pueden ser igual o localmente más efectivas y pueden minimizar los costos económicos y sociales de los bloqueos, estos están fuera del alcance de la mayoría de los países (y no se modelaron en este trabajo).

Nuestros resultados muestran que un retorno retrasado y más gradual a las condiciones previas al levantar parcialmente los bloqueos cuando el número de casos activos aún es alto puede conducir a un crecimiento epidémico continuo si el tiempo de bloqueo es inferior a 45 días.

En cambio, las restricciones de movilidad más cortas pero más estrictas, la aplicación del distanciamiento social y la adopción de medidas de protección personal apropiadas (por ejemplo, lavado de manos, máscaras faciales) parecen ser muy exitosas para contener la propagación epidémica.

Las máscaras pueden proporcionar una barrera mucho más efectiva de lo que se pensaba anteriormente, reduciendo mucho el número de virus infecciosos en el aliento exhalado y protegiendo a los individuos no infectados de los aerosoles de SARS-CoV-242. Esto es especialmente cierto tanto para las personas asintomáticas como para aquellas con síntomas leves.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí