¿Un vínculo entre inflamación y trombofilia? | 26 MAY 20

Hiperviscosidad asociada a COVID-19

La hiperviscosidad daña el endotelio y es un factor de riesgo conocido para la trombosis.
Autor/a: Cheryl L Maier, Alexander D Truong, Sara C Auld, Derek M Polly, Christin-Lauren Tanksley Alexander Duncan Fuente: The Lancet DOI:https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)31209-5 COVID-19-associated hyperviscosity: a link between inflammation and thrombophilia?

Correspondencia

Los informes de complicaciones trombóticas en pacientes con COVID-19 son cada vez más importantes, y estos informes incluyen pacientes que reciben anticoagulación terapéutica.

En nuestra institución, múltiples casos de falla de anticoagulación nos llevaron a buscar etiologías alternativas que contribuyan a la hipercoagulabilidad refractaria.

Aquí describimos la hiperviscosidad asociada a COVID-19, una consecuencia potencialmente grave de la infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo, en 15 pacientes evaluados hasta la fecha. Este trabajo se realizó éticamente de acuerdo con la aprobación de la junta de revisión institucional.

Todos los pacientes estaban gravemente enfermos con neumonía por COVID-19 e ingresaron en la unidad de cuidados intensivos médicos. 14 pacientes tenían síndrome de dificultad respiratoria aguda que requirieron intubación, 14 pacientes eran encefalopáticos, 12 pacientes tenían shock que requería vasopresores y 11 pacientes tenían insuficiencia renal que requirió terapia de reemplazo renal continuo (CRRT).

Todos los pacientes recibieron anticoagulación de acuerdo con un protocolo institucional basado en datos que sugieren un aumento de las tasas de tromboembolismo venoso cuando las concentraciones de dímero D superan los 3 μg / ml..

Cinco pacientes con concentraciones de dímero D de 3 μg / ml o más y trombosis conocida (o altamente sospechada) recibieron anticoagulación terapéutica.

Dos de los pacientes recibieron heparina intravenosa y tres pacientes recibieron un inhibidor directo de la trombina (argatroban o bivalirudina) debido a la resistencia a la heparina o la preocupación por la trombocitopenia inducida por heparina.

Cuatro pacientes con concentraciones de dímero D inferiores a 3 μg / ml recibieron tromboprofilaxis en dosis bajas con heparina de bajo peso molecular (HBPM) o heparina subcutánea.

Seis pacientes con concentraciones de dímero D de 3 μg / ml o más y sin trombosis conocida recibieron una dosis intermedia (es decir, subterapéutica) de HBPM o heparina intravenosa.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022