El ejercicio vigoroso en espacios confinados debe minimizarse | 18 MAY 20

COVID-19 asociado con clases de Fitness Dance en gimnasio en Corea

El ejercicio físico intenso en instalaciones deportivas densamente pobladas podría aumentar el riesgo de infección.
Autor/a: Jang S, Han SH, Rhee J-Y. Fuente: CDC Emerg Infect Dis. 2020 Aug https://doi.org/10.3201/eid2608.200633 Cluster of Coronavirus Disease Associated with Fitness Dance Classes, South Korea
INDICE:  1. Página 1 | 2. Referencias bibliográficas
Página 1

 

Resumen

Durante 24 días en Cheonan, Corea del Sur, 112 personas se infectaron con el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo asociado con clases de baile físico en 12 instalaciones deportivas. El ejercicio físico intenso en instalaciones deportivas densamente pobladas podría aumentar el riesgo de infección. El ejercicio vigoroso en espacios confinados debe minimizarse durante los brotes.

Para el 30 de abril de 2020, Corea del Sur había reportado 10.765 casos de enfermedad por coronavirus (COVID-19) (1); ≈76.2% de los casos fueron de las provincias de Daegu y Gyeongsang del Norte. El 25 de febrero, se detectó un caso COVID-19 en Cheonan, una ciudad a 200 km de Daegu. En respuesta, los funcionarios de salud pública y del gobierno de Cheonan y la provincia de Chungcheong del Sur activaron el sistema de respuesta de emergencia.

Comenzamos la vigilancia activa y nos enfocamos en identificar posibles casos y contactos de COVID-19. Entrevistamos casos confirmados consecutivos y descubrimos que todos habían participado en una clase de baile físico.

Rastreamos contactos hasta un taller nacional de instructores de danza física (Fitness Dance) que se realizó el 15 de febrero en Cheonan.

Las clases de baile de fitness con ritmos latinos han ganado popularidad en Corea del Sur debido a la alta intensidad aeróbica (2). En el taller del 15 de febrero, los instructores se capacitaron intensamente durante 4 horas.

Entre los 27 instructores que participaron en el taller, 8 obtuvieron resultados positivos de PCR de transcripción inversa en tiempo real (RT-PCR) para el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo, que causa COVID-19; 6 eran de Cheonan y 1 era de Daegu, que tenía los casos de COVID-19 más reportados en Corea del Sur. Todos estaban asintomáticos el día del taller.

Miniatura del mapa de casos de casos confirmados de enfermedad por coronavirus (COVID-19) asociados con clases de baile físico en Cheonan, Corea del Sur, por fecha de inicio de los síntomas y relación. Los instructores fuera de Cheonan están excluidos.

En 7 casos, se sospechó la transmisión en la fase presintomática y el período más largo antes del inicio de los síntomas fue de 5 días. Ninguno de los instructores tenía síntomas de COVID-19 el día del taller, pero los instructores de Daegu, que recientemente tuvo un gran brote, desarrollaron síntomas

Figura. Mapa de casos de casos confirmados de enfermedad por coronavirus (COVID-19) asociados con clases de baile físico en Cheonan, Corea del Sur, por fecha de inicio de los síntomas y relación. Los instructores fuera de Cheonan están excluidos. En 7 casos, se sospechó la transmisión en la fase presintomática y el período más largo antes del inicio de los síntomas fue de 5 días. Ninguno de los instructores tenía síntomas de COVID-19 el día del taller, pero los instructores de Daegu, que recientemente tuvo un brote grande, desarrollaron síntomas 3 días después del taller. Las instalaciones deportivas están representadas por barras a la izquierda con el número de estudiantes por clase incluido. Los contornos en negrita indican una prueba positiva para COVID-19 en una persona en la fase presintomática.

Para el 9 de marzo, identificamos 112 casos COVID-19 asociados con clases de baile físico en 12 instalaciones deportivas diferentes en Cheonan (Figura). Todos los casos fueron confirmados por RT-PCR; 82 (73,2%) eran sintomáticos y 30 (26,8%) eran asintomáticos en el momento de la confirmación de laboratorio.

Los instructores con síntomas muy leves, como tos, impartieron clases durante ≈1 semana después de asistir al taller. Los instructores y los estudiantes se reunieron solo durante las clases, que duraron 50 minutos 2 veces por semana, y no tuvieron contacto fuera de la clase.

En promedio, los estudiantes desarrollaron síntomas 3.5 días después de participar en una clase de baile físico (3). La mayoría de los casos (50,9%) fueron el resultado de la transmisión de los instructores a los participantes de la clase de ejercicios; 38 casos (33,9%) fueron transmisión familiar de instructores y estudiantes; y 17 casos (15,2%) fueron de transmisión durante reuniones con compañeros de trabajo o conocidos.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022