No deben utilizarse para diagnosticar casos activos | 23 ABR 20

Promesas y riesgos de las pruebas de anticuerpos para COVID-19

Las pruebas serológicas podrían utilizarse para comprobar el estado de la inmunidad luego de la recuperación e incluso para devolver a las personas inmunizadas a la vida normal
Autor/a: Jennifer Abbasi  Fuente: JAMA The Promise and Peril of Antibody Testing for COVID-19

Introducción

A diferencia de las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR), las pruebas de anticuerpos no están destinadas a identificar infecciones activas por SARS-CoV-2. En lugar de detectar material genético viral en la garganta o los hisopos nasales, las pruebas de anticuerpos revelan marcadores de respuesta inmunitaria, los anticuerpos IgM e IgG que para la mayoría de las personas aparecen en la sangre más de una semana después de que comienzan a sentirse enfermos, cuando los síntomas ya pueden estar disminuyendo.

Las pruebas serológicas de anticuerpos no solo pueden confirmar casos sospechosos, sino que también pueden revelar quién estaba infectado y no lo sabía.

Hasta una cuarta parte de las personas con infección por SARS-CoV-2 pueden propagar el virus sin darse cuenta porque tienen síntomas leves o nulos.

Las implicancias para los trabajadores de atención médica podrían ser sustanciales, dijo en una entrevista el microbiólogo Florian Krammer. de la Escuela de Medicina Icahn de Monte Sinaí: "Si encontramos que usted es inmune, es muy poco probable que pueda reinfectarse, lo que significa que no puede transmitir el virus a sus colegas o a otros pacientes. Y creo que también da tranquilidad si tienes que trabajar con pacientes COVID-19 para saber que probablemente eres inmune a la infección", explicó.

Las pruebas de anticuerpos están aumentando rápidamente, con una creciente lista de kits comerciales y protocolos de prueba de investigadores como el equipo de Krammer y un equipo neerlandés. Los científicos dijeron que las pruebas serán críticas en las próximas semanas y meses, cuando pueden utilizarse para la vigilancia de la enfermedad, terapias, exámenes de regreso al trabajo y más. Pero las pruebas deben implementarse correctamente, agregaron, reconociendo que aún hay preguntas sin respuesta.


Convertir anticuerpos en terapias

En su primera aplicación terapéutica, se utilizan pruebas serológicas para detectar anticuerpos de donantes en SARS-CoV-2. El plasma que contiene los anticuerpos de los pacientes recuperados se transfunde a pacientes gravemente enfermos en un tratamiento experimental conocido como plasma convaleciente. Los primeros resultados de un pequeño número de pacientes chinos, publicados en JAMA a finales de marzo, fueron prometedores.

La FDA está coordinando un esfuerzo a nivel nacional para desarrollar terapias para COVID-19 basadas en anticuerpos que incluyen plasma convaleciente y la globulina hiperinmune derivada de éste, lo que idealmente proporcionará inmunidad pasiva a las personas que han estado expuestas al virus.

En una entrevista, Carlos Cordon-Cardo, quien preside el departamento de patología en Monte Sinaí en la ciudad de Nueva York, dijo que los médicos allí han comenzado a transfundir plasma convaleciente a pacientes en estado crítico como parte de un programa de la FDA. El equipo de investigación de Krammer desarrolló la prueba que se está utilizando para cribar la sangre de los donantes.

La prueba detectó anticuerpos en el plasma de la sangre extraída según 3 días después de que los pacientes desarrollaran los síntomas por primera vez. Estos, no reaccionaron con otros coronavirus humanos, demostrando que es específico de SARS-CoV-2. "No hay inmunidad preexistente. Y eso hace que sea muy fácil distinguir entre las personas que han sido infectadas y que no han sido infectadas".

Las pruebas de anticuerpos también podrían ayudar a abordar una posible consecuencia no intencional de recibir plasma convaleciente o globulina hiperinmune. Es posible que algunos sobrevivientes de COVID-19 que se someten a estos tratamientos no desarrollen su propia inmunidad, poniéndolos en riesgo de reinfección, dijo Lee Wetzler, profesor de la Universidad de Boston.

Las pruebas serológicas podrían utilizarse para comprobar el estado de la inmunidad luego de la recuperación.

Aquellos con inmunidad baja o sin inmunidad serían los principales candidatos para una vacuna cuando uno esté disponible. "Los títulos que medimos con ELISA parecen correlacionarse con anticuerpos neutralizantes", dijo Krammer. "Así que básicamente la idea es que cuanto más altos sean estos títulos, mejor estás protegido".

Sin embargo, un número sustancial de las nuevas pruebas comerciales de anticuerpos COVID-19 no están basadas en ELISA. Son ensayos de flujo lateral, que proporcionan un resultado positivo o negativo simple, sin información cuantitativa. Estos kits son baratos y fáciles de usar y, dependiendo de cómo se emplean, pueden ser útiles para la vigilancia de enfermedades, dijo Elitza Theel, directora del Laboratorio de Serología de Enfermedades Infecciosas de la Clínica Mayo.

Diazyme Laboratories en Poway, California, ha desarrollado inmunoensayos de quimio-luminiscencia que están más cerca en concepto de ELISA que los ensayos de flujo lateral. Las pruebas generan una señal de luz proporcional a los anticuerpos SARS-CoV-2 IgM.


La prueba correcta en el momento adecuado

El 1º de abril, la FDA otorgó la Autorización de Uso de Emergencia (EUA) a un rápido ensayo de flujo lateral SARS-CoV-2 IgG e IgM. La agencia a principios de abril también había permitido a más de 70 empresas vender pruebas de anticuerpos COVID-19 sin esta autorización, aunque con algunas estipulaciones; los fabricantes que operan sin EUA deben indicar que han validado clínicamente sus pruebas utilizando muestras de pacientes con infecciones por PCR confirmadas por PCR.

Los informes de prueba deben tener en cuenta que la FDA no ha revisado los ensayos y que no deben utilizarse como única base para diagnosticar o excluir la infección por SARS-CoV-2 o para informar a los pacientes del estado de la infección.

Según los informes de prensa, las pruebas de PCR rápidas y en el lugar de atención recientemente disponibles no aumentarán sustancialmente la capacidad de las pruebas diagnósticas a corto plazo. Frente a un déficit de pruebas de PCR en medio de una demanda increíble, los sistemas de salud pueden considerar la posibilidad de utilizar pruebas serológicas.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023