Estudio en Wuhan, China, 2020 | 22 ABR 20

Distribución en aerosol y en superficie del SARS-CoV-2 en salas hospitalarias

El virus se distribuyó ampliamente en pisos, ratones de computadora, botes de basura y pasamanos de camas de los enfermos y se detectó en el aire a ~ 4 m de los pacientes
Autor/a: Zhen-Dong Guo1, Zhong-Yi Wang1, Shou-Feng Zhang1, Xiao Li, Lin Li, Chao Li, et al. Fuente: CDC Journal Emerging Infectious Diseases https://doi.org/10.3201/eid2607.200885 Aerosol and Surface Distribution of Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2 in Hospital Wards, Wuhan, China, 2020
INDICE:  1. Página 1 | 2. Referencias bibliográficas
Página 1

Resumen

Para determinar la distribución del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo en salas de hospital en Wuhan, China, probamos muestras de aire y superficie.

La contaminación fue mayor en las unidades de cuidados intensivos que en las salas generales.

El virus se distribuyó ampliamente en pisos, mouse de computadora, botes de basura y pasamanos de cama enferma y se detectó en el aire a ~ 4 m de los pacientes.

Introducción

Hasta el 30 de marzo de 2020, se habían notificado aproximadamente 750.000 casos de enfermedad por coronavirus (COVID-19) en todo el mundo desde diciembre de 2019 (1), lo que representa una grave carga para el sistema de salud (2).

La capacidad de transmisión extremadamente rápida del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2) ha suscitado preocupación por sus diversas rutas de transmisión.

Las principales rutas de transmisión del SARS-CoV-2 son las gotas respiratorias y el contacto cercano (3).

Conocer el alcance de la contaminación ambiental del SARS-CoV-2 en las salas de COVID-19 es fundamental para mejorar las prácticas de seguridad para el personal médico y responder preguntas sobre la transmisión del SARS-CoV-2 entre el público. Sin embargo, si el SARS-CoV-2 puede transmitirse por aerosoles sigue siendo controvertido, y el riesgo de exposición para contactos cercanos no se ha evaluado sistemáticamente.

Los investigadores han detectado SARS-CoV-2 en la superficie de objetos en la habitación de un paciente sintomático y en el área del baño (4). Sin embargo, ese estudio se realizó en una pequeña muestra de regiones con pocos casos confirmados, lo que podría no reflejar las condiciones reales en las regiones de brotes donde los hospitales operan a plena capacidad.

En este estudio, probamos muestras de superficie y aire de una unidad de cuidados intensivos (UCI) y una sala general COVID-19 (GW) en el Hospital Huoshenshan en Wuhan, China (Figura 1).


Miniatura del diseño de la unidad de cuidados intensivos (UCI) (A) y la sala general (B) en el Hospital Huoshenshan, Wuhan, China. Para la UCI, el orden de vestirse es vestidor 1, vestidor 2 y vestidor 3; el orden de desvestirse es el vestidor 4, el vestidor 5 y el vestidor 6. La sala de aislamiento de la UCI es un gran espacio en el piso con 15 cubículos (cada uno con una cama para el paciente) a lo largo de los 2 perímetros opuestos. Cada cubículo está abierto al área central abierta sin ninguna partición. Para los géneros

El estudio

Del 19 de febrero al 2 de marzo de 2020, recolectamos muestras de hisopos de objetos potencialmente contaminados en la UCI y GW como se describió anteriormente (5). La UCI albergó a 15 pacientes con enfermedad grave y el GW albergó a 24 pacientes con enfermedad más leve.

También tomamos muestras del aire interior y las salidas de aire para detectar la exposición a aerosoles. Se recogieron muestras de aire utilizando un muestreador de ciclón de pared mojada SASS 2300 (Research International, Inc., https: //www.resrchintl.com Enlace externo) a 300 l / min durante 30 min.

Usamos hisopos prehumedecidos estériles para tomar muestras de los pisos, mouse de computadora, botes de basura, pasamanos para camas de enfermo, máscaras para pacientes, equipo de protección personal y salidas de aire.

Probamos muestras de aire y superficie para los genes de marco de lectura abierto (ORF) 1ab y nucleoproteína (N) del SARS-CoV-2 mediante PCR cuantitativa en tiempo real. (Apéndice).

Casi todos los resultados positivos se concentraron en las áreas contaminadas (UCI 54/57, 94.7%; GW 9/9, 100%); la tasa de positividad fue mucho mayor para la UCI (54/124, 43.5%) que para el GW (9/114, 7.9%) (Tablas 1, 2).

La tasa de positividad fue relativamente alta para las muestras de hisopos de piso (UCI 7/10, 70%; GW 2/13, 15.4%), tal vez debido a la gravedad y al flujo de aire que hace que la mayoría de las gotas de virus floten en el suelo. Además, a medida que el personal médico camina por la sala, el virus puede rastrearse por todo el piso, como lo indica la tasa de positividad del 100% desde el piso en la farmacia, donde no había pacientes.

Además, la mitad de las muestras de las suelas de los zapatos del personal médico de la UCI dieron positivo. Por lo tanto, las suelas de los zapatos del personal médico podrían funcionar como portadores. Los 3 resultados positivos débiles del piso del vestidor 4 también podrían surgir de estos portadores.

Recomendamos encarecidamente que las personas desinfecten las suelas de los zapatos antes de salir de las salas que contienen pacientes con COVID-19.

La tasa de positividad también fue relativamente alta para la superficie de los objetos que fueron tocados con frecuencia por el personal médico o los pacientes. Las tasas más altas fueron para:

  • Mouse de computadora (UCI 6/8, 75%; GW 1/5, 20%)
  • Botes de basura (UCI 3/5, 60%; GW 0/8)
  • Pasamanos de cama enferma (UCI 6 / 14, 42.9%; GW 0/12)
  • Pomos de las puertas (GW 1/12, 8.3%).
  • La mitad de las muestras de las suelas de los zapatos del personal médico dieron positivo
  • Se obtuvieron resultados positivos esporádicos de los puños y guantes de la manga del personal médico.

Estos resultados sugieren que el personal médico debe realizar prácticas de higiene de manos inmediatamente después del contacto con el paciente.

Debido a que las máscaras de los pacientes contenían gotitas exhaladas y secreciones orales, la tasa de positividad para esas máscaras también fue alta (datos no mostrados).

Recomendamos desinfectar adecuadamente las máscaras antes de desecharlas.

Además, evaluamos el riesgo de transmisión por aerosol de SARS-CoV-2. Primero, recolectamos aire en la sala de aislamiento de la UCI (12 suministros de aire y 16 descargas de aire por hora) y GW (8 suministros de aire y 12 descargas de aire por hora) y obtuvimos resultados de prueba positivos para el 35% (14 muestras positivas / 40 muestras probadas) de muestras de UCI y 12.5% ??(2/16) de muestras de GW.

Las muestras de torunda de salida de aire también arrojaron resultados de prueba positivos, con tasas positivas de 66.7% (8/12) para UCI y 8.3% (1/12) para GW.

Estos resultados confirman que la exposición al aerosol de SARS-CoV-2 plantea riesgos.

Miniatura de la distribución espacial de los aerosoles de coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo en salas de aislamiento de la unidad de cuidados intensivos (UCI) y la sala general del Hospital Huoshenshan, Wuhan, China. A) Los sitios de muestreo de aire en la UCI se distribuyeron en diferentes regiones: cerca de la salida de aire (sitio 1), cerca de los pacientes (sitio 2) y alrededor del área del consultorio del médico (sitio 3). Los círculos naranjas representan sitios de muestreo; las flechas azules representan la dirección del flujo de aire fresco; y la ora graduada

Además, encontramos que las tasas de positividad diferían según el sitio de muestreo de aire, lo que refleja la distribución de aerosoles cargados de virus en las salas (Figura 2, panel A). Los sitios de muestreo se ubicaron cerca de las salidas de aire (sitio 1), en las habitaciones de los pacientes (sitio 2) y (sitio 3). 

Se detectó aerosol de SARS-CoV-2 en los 3 sitios de muestreo; las tasas de positividad fueron del 35,7% (5/14) cerca de las salidas de aire, del 44,4% (8/18) en las habitaciones de los pacientes y del 12,5% (1/8) en el área del consultorio del médico.

Estos hallazgos indican que los aerosoles cargados de virus se concentraron principalmente cerca y aguas abajo de los pacientes. Sin embargo, el riesgo de exposición también estuvo presente en el área aguas arriba;

Sobre la base del resultado de detección positiva del sitio 3, la distancia máxima de transmisión del aerosol SARS-CoV-2 podría ser de 4 m.

De acuerdo con los resultados del monitoreo de aerosoles, dividimos los lugares de trabajo de la UCI en áreas de alto y bajo riesgo.

  • El área de alto riesgo fue el área de atención y tratamiento del paciente, donde la tasa de positividad fue del 40,6% (13/32).
     
  • El área de bajo riesgo fue el área de consultorio de los médicos, donde la tasa de positividad fue del 12,5% (1/8).

En el GW, el sitio 1 estaba ubicado cerca de los pacientes. El sitio 2 estaba ubicado a ~ 2.5 m aguas arriba del flujo de aire en relación con las cabezas de los pacientes. También probamos el aire interior del corredor de pacientes. Solo las muestras de aire del sitio 1 dieron positivo (18.2%, 2/11).

Los lugares de trabajo en el GW también se dividieron en 2 áreas: un área de alto riesgo dentro de las salas de pacientes (tasa de positividad 12.5, 2/16) y un área de bajo riesgo fuera de las salas (tasa de positividad 0).

Conclusiones

Este estudio llevó a 3 conclusiones.

  1. Primero, el SARS-CoV-2 se distribuyó ampliamente en el aire y en las superficies de los objetos tanto en la UCI como en el GW, lo que implica un riesgo potencialmente alto de infección para el personal médico y otros contactos cercanos.
     
  2. Segundo, la contaminación ambiental fue mayor en la UCI que en el GW; por lo tanto, el personal médico que trabaja en la UCI debe tomar medidas de protección más estrictas.
     
  3. Tercero, las características de distribución de aerosol del SARS-CoV-2 en el GW indican que la distancia de transmisión del SARS-CoV-2 podría ser de 4 m.
     
  4. En general, encontramos que las superficies de aire y objetos en las salas de COVID-19 estaban ampliamente contaminadas por el SARS-CoV-2. Estos hallazgos pueden usarse para mejorar las prácticas de seguridad.

Hasta el 30 de marzo, ningún miembro del personal del Hospital Huoshenshan había sido infectado con SARS-CoV-2, lo que indica que las precauciones apropiadas podrían prevenir eficazmente la infección.

Además, nuestros hallazgos sugieren que el aislamiento domiciliario de personas con sospecha de COVID-19 podría no ser una buena estrategia de control. Los miembros de la familia generalmente no tienen equipo de protección personal y carecen de capacitación profesional, lo que fácilmente conduce a infecciones familiares en racimo (6).  Durante el brote, el gobierno de China se esforzó en la mayor medida posible para aislar a todos los pacientes con sospecha de COVID-19 mediante acciones como la construcción de hospitales de cabina móviles en Wuhan (7), que aseguraron que todos los pacientes con sospecha de enfermedad fueran atendidos por profesionales.

El personal médico y la transmisión del virus se cortaron efectivamente. A fines de marzo, la epidemia de SARS-COV-2 en China había sido bien controlada.

Nuestro estudio tiene 2 limitaciones. Primero, los resultados de la prueba de ácido nucleico no indican la cantidad de virus viable. En segundo lugar, para la dosis infecciosa mínima desconocida, la distancia de transmisión del aerosol no puede determinarse estrictamente.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas: