Alentadores resultados preliminares de China | 11 ABR 20

Terapia con plasma de convaleciente en COVID-19 grave

Los resultados de 10 casos graves de adultos tratados en China
Autor/a: View ORCID ProfileKai Duan, Bende Liu, Cesheng Li, View ORCID ProfileHuajun Zhang, Ting Yu, View ORCID ProfileJieming Qu, View ORCID ProfileMin Zhou, et al. Fuente: PNAS first published April 6, 2020 https://doi.org/10.1073/pnas.2004168117  Effectiveness of convalescent plasma therapy in severe COVID-19 patients

Significado

COVID-19 es actualmente una gran amenaza para la salud global. Sin embargo, no hay agentes antivirales específicos disponibles para su tratamiento. En este trabajo, exploramos la viabilidad de la transfusión de plasma convaleciente (PC) para rescatar pacientes graves.

Los resultados de 10 casos graves de adultos mostraron que una dosis (200 ml) de PC fue bien tolerada y podría aumentar o mantener significativamente los anticuerpos neutralizantes a un nivel alto, lo que lleva a la desaparición de la viremia en 7 días.

Mientras tanto, los síntomas clínicos y los criterios paraclínicos mejoraron rápidamente en 3 días. El examen radiológico mostró diversos grados de absorción de las lesiones pulmonares en 7 días.

Estos resultados indican que la PC puede servir como una opción de rescate prometedora para COVID-19 grave, mientras que el ensayo aleatorio está garantizado.

Introducción

Desde diciembre de 2019, una neumonía asociada con el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2), denominada enfermedad de coronavirus 2019 (COVID-19) por la Organización Mundial de la Salud (OMS), surgió en Wuhan, China. 

La epidemia se extendió rápidamente en todo el mundo en 3 meses y la OMS la caracterizó como una pandemia el 11 de marzo de 2020. Hasta el 12 de marzo de 2020, se habían notificado un total de 80.980 casos confirmados y 3.173 muertes en China. Mientras tanto, se informó un total de 44.377 casos confirmados y 1.446 muertes en otros 108 países o regiones.

Actualmente, no hay agentes antivirales específicos aprobados que se dirijan al nuevo virus, mientras que algunos medicamentos aún están bajo investigación, incluidos remdesivir y lopinavir / ritonavir. Aunque se informó que remdesivir posee un posible efecto antiviral en un paciente con COVID-19 de los Estados Unidos, se están realizando ensayos controlados aleatorios de este medicamento para determinar su seguridad y eficacia.

Además, el tratamiento con corticosteroides para la lesión pulmonar COVID-19 sigue siendo controvertido, debido al retraso en la eliminación de la infección viral y las complicaciones. Dado que la vacuna efectiva y los medicamentos antivirales específicos no están disponibles, es una necesidad urgente buscar una estrategia alternativa para el tratamiento con COVID-19, especialmente entre pacientes severos.

La terapia con plasma convaleciente (PC), una inmunoterapia adaptativa clásica, se ha aplicado a la prevención y el tratamiento de muchas enfermedades infecciosas durante más de un siglo. Durante las últimas dos décadas, la terapia de CP se utilizó con éxito en el tratamiento del SARS, MERS y la pandemia de H1N1 2009 con eficacia y seguridad satisfactorias.

Un metaanálisis de 32 estudios de infección por coronavirus del SARS e influenza severa mostró una reducción estadísticamente significativa en las probabilidades agrupadas de mortalidad después de la terapia con CP, en comparación con placebo o ninguna terapia (odds ratio, 0.25; intervalo de confianza del 95%, 0.14–0.45). Sin embargo, la terapia de CP no pudo mejorar significativamente la supervivencia en la enfermedad por el virus del Ébola, probablemente debido a la ausencia de datos de titulación de anticuerpos neutralizantes para el análisis estratificado.

Dado que las características virológicas y clínicas comparten similitudes entre el SARS, el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS) y COVID-19, la terapia de CP podría ser una opción de tratamiento prometedora para el rescate de COVID-19 (16). Los pacientes que se han recuperado de COVID-19 con un título de anticuerpos altamente neutralizantes pueden ser una fuente valiosa de donantes de PC.

Sin embargo, el beneficio clínico potencial y el riesgo de productos sanguíneos convalecientes en COVID-19 sigue siendo incierto. Por lo tanto, realizamos este estudio piloto en tres hospitales participantes para explorar la viabilidad del tratamiento de CP en 10 pacientes graves con COVID-19.

Métodos

Una transfusión de 200 ml de plasma convaleciente (PC) derivada de donantes recientemente recuperados con títulos de anticuerpos neutralizantes superiores a 1: 640 se transfundió a los pacientes como una adición a la máxima atención de soporte y agentes antivirales.

  • El objetivo primario fue la seguridad de la transfusión de CP.
     
  • Los segundos puntos finales fueron la mejora de los síntomas clínicos y los parámetros de laboratorio dentro de los 3 días posteriores a la transfusión de PC.

La mediana del tiempo desde el inicio de la enfermedad hasta la transfusión de PC fue de 16,5 días. Después de la transfusión de PC, el nivel de anticuerpos neutralizantes aumentó rápidamente hasta 1: 640 en cinco casos, mientras que el de los otros cuatro casos se mantuvo en un nivel alto (1: 640).

Resultados

Los síntomas clínicos mejoraron significativamente junto con el aumento de la saturación de oxihemoglobina en 3 días.

Varios parámetros tendieron a mejorar en comparación con la pretransfusión, incluido el aumento de los recuentos de linfocitos (0,65 × 109 / L frente a 0,76 × 109 / L) y la disminución de la proteína C reactiva (55,98 mg / L frente a 18,13 mg / L).

Los exámenes radiológicos mostraron diversos grados de absorción de las lesiones pulmonares en 7 días. La carga viral fue indetectable después de la transfusión en siete pacientes que tenían viremia previa.

No se observaron efectos adversos graves.

Este estudio mostró que la terapia de CP fue bien tolerada y podría mejorar los resultados clínicos mediante la neutralización de la viremia en casos graves de COVID-19. La dosis óptima y el punto de tiempo, así como el beneficio clínico de la terapia de CP, necesitan más investigación en ensayos más grandes y bien controlados.

Cambios dinámicos de parámetros de laboratorio en todos los pacientes. La línea horizontal punteada representa el rango de valores de referencia. SaO2, saturación de oxihemoglobina; TBIL, bilirrubina total; ALT, alanina aminotransferasa; AST, aspartato aminotransferasa; Lym, linfocitos.


Discusión

Nuestro estudio explora la viabilidad de la terapia de CP en COVID-19. Todos los pacientes inscritos en COVID-19 graves lograron resultados primarios y secundarios. Una dosis de transfusión de CP de 200 ml fue bien tolerada, mientras que los síntomas clínicos mejoraron significativamente con el aumento de la saturación de oxihemoglobina en 3 días, acompañado de una rápida neutralización de la viremia.

La neumonía grave causada por el coronavirus humano se caracterizó por una rápida replicación viral, infiltración celular inflamatoria masiva y citocinas proinflamatorias elevadas o incluso tormenta de citoquinas en los alvéolos de los pulmones, lo que resultó en una lesión pulmonar aguda y síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA).

Estudios recientes sobre COVID-19 demostraron que los recuentos de linfocitos en la sangre periférica disminuyeron notablemente y los niveles de citocinas en el plasma de pacientes que requieren el apoyo de la unidad de cuidados intensivos (UCI), incluidos IL-6, IL-10, TNF, y el factor estimulante de colonias de granulocitos y macrófagos, fueron significativamente más altos que en aquellos que no requirieron condiciones de UCI.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021