Historias de un cirujano en la primera "línea de fuego" | 21 OCT 19

Vacuo

La ansiedad de la urgencia y la multiplicidad de frentes que un cirujano de trauma debe abordar al mismo tiempo. Adrenalina y juicio profesional para salvar vidas
9
5
Autor/a: Dr. Guillermo Barillaro  

HGU. Sábado 5.00 p.m.

Estaba explicándole a una paciente acerca de lo que hacíamos. La habíamos colocado en el gantry para realizarle una tomografía abdominal. Sospechábamos que su cuadro clínico respondía a una apendicitis evolucionada, cuyo diagnóstico había resultado esquivo en varias consultas previas en el servicio de emergencias del HGU.

-Doctor, teléfono para usted –me dijo el técnico de TAC desde su consola en la habitación vecina.

Me estaban llamando desde el shock room para avisarme que acababa de ingresar un paciente con una herida abdominal por arma de fuego.

Puede tener cualquier tipo de lesión, desde la más leve hasta la más letal.

Entonces conviene que pensemos en algo grave, hasta que se demuestre lo contrario.

Debo estar ahí.

Le notifiqué al técnico que debía ir a la sala de emergencias y que comenzara con el estudio. Crucé corriendo por el Túnel, ese largo y estrecho pasillo  iluminado por tubos fluorescentes que comunicaba los sectores  antiguo y nuevo del HGU, desde el tomógrafo hacia la sala de emergencias. Atravesé corriendo el pasillo de los consultorios externos de la guardia. Esa zona estaba repleta de pacientes ubicados en camillas y sillas de ruedas, internados o aguardando resultados de estudios complementarios. Tuve cuidado de no colisionar con nadie y giré hacia la izquierda para ingresar a la sala de shock.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021