Los mecanismos excitatorios e inhibitorios del control homeostático | 23 JUL 19

¿Cómo se regula el apetito?

El apetito humano es un fenómeno biopsicológico que refleja la compleja interacción de los procesos biológicos, psicológicos y ambientales
Autor/a: Nuno Casanova, Graham Finlayson, John E. Blundell, Mark Hopkins Fuente: Current Opinion in Physiology: Volume 12, December 2019, Pages 33-38 https://doi.org/10.1016/j.cophys.2019.06.007  Biopsychology of human appetite — understanding the excitatory and inhibitory mechanisms of homeostatic control

Puntos destacados

  • El apetito humano está influenciado por el ambiente interno y externo.
     
  • La actividad metabólica de la masa libre de grasa crea un impulso funcional para comer.
     
  • El tejido adiposo y los péptidos gastrointestinales modulan el hambre y la saciedad.
     
  • El apetito no parece estar bajo un control homeostático estricto.
     
  • El déficit de energía y la pérdida de peso pueden alterar la fuerza de la retroalimentación homeostática.

Resumen

El apetito humano es un fenómeno biopsicológico que refleja la compleja interacción de los procesos biológicos, psicológicos y ambientales en la expresión general de la ingesta de alimentos.

Cómo el apetito humano interactúa con el gasto de energía y se ve afectado por él, se ve mejor dentro de un marco de balance de energía. Definir qué impulsa e inhibe el apetito es esencial para la etiología del consumo excesivo y el desarrollo de la obesidad en los seres humanos.

Se cree que el control inhibitorio del apetito se logra a través de una serie de péptidos derivados del tejido adiposo y gastrointestinal que modulan el hambre y la saciedad de una comida a otra (episódica) y día a día (tónica). Hasta la fecha, se ha prestado mucha menos atención a los orígenes biológicos del impulso para comer.

Recientes estudios transversales reportan asociaciones positivas entre la masa libre de grasa y la tasa metabólica en reposo con el hambre, el tamaño de la comida y el consumo diario de energía en individuos con peso estable.

Se ha interpretado que estos datos sugieren que la actividad metabólica de la masa libre de grasa crea un impulso funcional para comer que garantiza que la ingesta de energía cumpla con los requisitos energéticos basales de los tejidos y órganos vitales.

En esta revisión, analizamos la naturaleza y el alcance de la regulación del peso corporal, qué impulsa e inhibe el apetito humano, y las relaciones dinámicas entre el gasto de energía, la composición corporal y la ingesta de energía durante los períodos de equilibrio y restricción de energía.

El apetito humano como una interacción entre la biología y la psicología

El sistema del apetito humano comprende un conjunto de procesos que influyen en la ingesta de energía (IE), es decir, el consumo de alimentos y los impulsos motivacionales asociados, como el hambre. Este sistema interactúa con y está influenciado por el gasto de energía (EE). En consecuencia, el apetito humano se considera mejor dentro de un marco de balance de energía.

La esencia del apetito humano es que vincula los entornos interno (fisiológico) y externo (social, cultural, físico y psicológico).

Por lo tanto, esta interacción significa que el apetito humano es un fenómeno biopsicológico interactivo. Es importante que los humanos sean omnívoros y, por lo tanto, puedan consumir de una amplia gama de materiales alimenticios. Esta capacidad confiere una ventaja evolutiva y ha permitido a los humanos colonizar cada parte del planeta.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022