Una perspectiva clínica | 19 NOV 19

Antipsicóticos de segunda generación durante el embarazo

Los antipsicóticos atípicos reemplazaron a los antipsicóticos típicos como opción de primera línea debido a su perfil de tolerabilidad; no obstante, no se cuenta con información suficiente para su uso durante el embarazo
Autor/a: Damkier P, Videbech P CNS Drugs 32(4):351-366, Abr 2018

Introducción y objetivos

Hasta el momento, no existe consenso sobre la elección de las drogas empleadas para el tratamiento de los pacientes con síntomas psicóticos. Los antipsicóticos atípicos reemplazaron a los antipsicóticos típicos como opción de primera línea debido a su perfil de tolerabilidad; no obstante, no existe información suficiente para su uso durante el embarazo.

Según los resultados de estudios realizados en 2015, el riesgo de malformaciones congénitas graves aumenta ante la administración de antipsicóticos en general y de antipsicóticos atípicos en particular. A esto se suman las características clínicas y las preferencias de cada paciente. La clasificación de las drogas según la seguridad de su uso durante el embarazo es discutida.

En la presente revisión, los autores evaluaron los datos disponibles sobre los aspectos más importantes relacionados con la seguridad de la exposición intrauterina a los antipsicóticos atípicos. Asimismo, sugirieron recomendaciones para la toma de decisiones terapéuticas según la seguridad de las drogas.


Métodos

Los autores llevaron a cabo una búsqueda de estudios en la base de datos PubMed. La búsqueda resultó en la selección de 22 estudios sobre 14 317 exposiciones de embarazadas al tratamiento con antipsicóticos. La información sobre las malformaciones congénitas estuvo disponible en 16 estudios que incluyeron 13 297 exposiciones.


Resultados

Entre los estudios incluidos se destaca un ensayo farmacoepidemiológico que incluyó información correspondiente a 1 306 000 embarazadas. De ellas, 9258 recibieron una prescripción para antipsicóticos atípicos durante el primer trimestre del embarazo. El análisis llevado a cabo indicó un riesgo relativo (RR) de malformaciones congénitas de 1.17.

En otro estudio, realizado en 561 embarazadas expuestas a antipsicóticos atípicos, la razón de probabilidades (odds ratio [OR]) general de malformaciones graves fue 2.13. Los cuadros observados con mayor frecuencia fueron los defectos septales ventriculares. Otro estudio incluyó 443 exposiciones a antipsicóticos atípicos durante el primer trimestre del embarazo.

Los datos no fueron suficientes para detectar asociaciones entre las malformaciones y las drogas específicas. La única excepción fue la olanzapina, asociada con un OR de 0.93 de malformaciones relativamente graves. En otro trabajo se incluyó la información correspondiente a 1209 niños expuestos al tratamiento con olanzapina, quetiapina o risperidona en forma intrauterina; en este caso, no se halló una asociación entre dicha exposición y las malformaciones congénitas.

De igual modo, otros autores informaron la ausencia de asociaciones significativas entre el riesgo de trastornos del neurodesarrollo y conductuales y la exposición intrauterina a los antipsicóticos atípicos. En un estudio prospectivo se informó un OR de 1.25 para la aparición de malformaciones congénitas ante la exposición intrauterina a los antipsicóticos atípicos.

Otros autores no hallaron aumento de la proporción de malformaciones, abortos, mortinatos y trastornos del peso ante el uso de antipsicóticos atípicos durante el embarazo. En cambio, un estudio alternativo indicó aumento del riesgo de prematuridad.Con respecto a los hallazgos específicos según el antipsicótico atípico, la exposición intrauterina a la amisulprida no se asoció con malformaciones en un grupo de 13 nacidos vivos.

En cuanto al aripiprazol, la exposición intrauterina durante el primer trimestre de embarazo se asoció con una frecuencia de malformaciones del 4.4%. El OR correspondiente a la aparición de abortos fue 1.66, en tanto que los OR correspondientes al nacimiento pretérmino y al retraso de crecimiento fetal fueron de 2.57 y 2.97, respectivamente.

En un estudio, la exposición intrauterina a la clozapina durante el primer trimestre de gestación se asoció con 12 malformaciones graves en un total de 264 casos. La frecuencia correspondiente fue del 4.5%. Otros autores informaron 4 malformaciones en 59 exposiciones a la clozapina durante el primer trimestre del embarazo. La frecuencia de abortos fue del 8% a 12% en 225 exposiciones intrauterinas a la clozapina.

No se informaron diferencias al evaluar el peso o la edad gestacional en 187 niños expuestos a la clozapina o a la olanzapina frente a un grupo control. Tampoco se observaron diferencias al evaluar el puntaje de Apgar luego de 1 o 5 minutos desde el nacimiento en 33 recién nacidos vivos.

La exposición intrauterina a la olanzapina no se asoció con el aumento del riesgo de malformaciones congénitas. La frecuencia hallada fue del 4.1%, valor que coincidió con lo observado en forma habitual en la población general. Otros autores observaron un RR de malformaciones congénitas de 1.09 en 1400 recién nacidos expuestos a la olanzapina.

El análisis de otras bases de datos arrojó una frecuencia de 27 malformaciones en 610 casos, 6 malformaciones en 125 casos y una malformación en 60 casos. Según la información aportada por el fabricante de la droga, el riesgo de aborto ante la exposición intrauterina es del 9%, se registraron 5 mortinatos y el nacimiento pretérmino se produjo en el 10% de los casos.

De acuerdo con lo informado en diferentes estudios, la exposición a la quetiapina durante el primer trimestre de embarazo se asoció con un RR de malformaciones de 1.01. El RR de aborto fue de 1.65, en tanto que el RR de mortinatalidad fue 2.27 ante la exposición a antipsicóticos, incluida la quetiapina. El RR de trastornos de adaptación neonatal fue 1.98 en 11 recién nacidos expuestos a la quetiapina durante la última etapa de gestación.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022