Sumario del grupo de diagnóstico esofágico | 29 SEP 19

La pH-metría inalámbrica ambulatoria

El presente estudio busca evaluar el uso de la monitorización inalámbrica del pH en pacientes con ERGE. Los autores concluyen en la eficacia de este método en los pacientes que están sin tratamiento de supresión ácida
Autor/a: Richter J, Pandolfino J, DeMeester T y colaboradores  Diseases of the Esophagus 26(8):755-765. Nov 2013
Introducción

Según el consenso de Montreal, la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es un trastorno que se desarrolla cuando el reflujo del contenido gástrico genera síntomas problemáticos o complicaciones.

Dado que este diagnóstico puede ser difícil y que los síntomas son heterogéneos, se requieren pruebas objetivas, como la endoscopia, para evaluar el esófago distal o buscar lesiones o cambios metaplásicos. De estar presentes estos hallazgos, el diagnóstico de ERGE se realiza con confianza. Sin embargo, la mayoría de los pacientes presentan endoscopias negativas, por lo que requieren otras pruebas, entre ellas, la monitorización ambulatoria del pH.

Grupo de trabajo de diagnóstico esofágico

Un grupo de investigadores y médicos diseñaron recomendaciones sobre el correcto uso de la monitorización inalámbrica del pH esofágico. Este grupo de diagnóstico se enfocó en la recomendación unánime de la utilización del reflujo gastroesofágico ácido como un objetivo final, la elaboración de guías sobre si los pacientes deben ser estudiados con medicación o no, y luego el desarrollo de guías técnicas para el procedimiento y los análisis subsecuentes.

Medición de objetivos para el manejo de la ERGE

Algunos datos apoyan la idea de que la exposición esofágica al ácido durante la monitorización del pH ambulatorio se asocia con un aumento de la gravedad en relación con el espectro de la ERGE.

Sin embargo, hay una clara variabilidad en la exposición ácida a nivel esofágico en los pacientes con reflujo. Si bien la exposición esofágica no puede predecir la presencia de ERGE o su gravedad, puede ayudar a predecir la respuesta a la terapia antirreflujo.

Un estudio demostró que una pH-metría anormal de 24 horas en un estudio sobre fundoplicatura predijo resultados satisfactorios.

Otro estudio observó que en los pacientes con ERGE sintomática con puntaje normal en la pH-metría a las 24 horas preoperatorias, los resultados sintomáticos fueron significativamente peores que en los pacientes con puntajes de pH anormales y recomendó un protocolo de examen de rutina del pH antes de la fundoplicatura.

Correlación de síntomas y reflejos como predictores de la respuesta al tratamiento

Los métodos más utilizados para evaluar la asociación temporal entre los síntomas y el reflujo son el índice de síntomas y la probabilidad de asociación sintomática. El índice de síntomas provee una evaluación de la solidez de la asociación, mientras que la probabilidad de asociación determina si esta relación puede haber ocurrido por casualidad. Son parámetros útiles de uso común en la investigación y la práctica clínica.

Una medición de asociación sintomática fuerte (tanto con índice de síntomas o probabilidad de asociación) y reflujo gastroesofágico ácido puede apoyar una intervención terapéutica.

El grupo de diagnóstico considera que una evaluación de la correlación síntoma y reflujo es potencialmente útil cuando se registra una asociación fuerte entre estos.

Número de eventos de reflujo como predictor de la respuesta al tratamiento

El número de episodios de reflujo durante el período de monitorización puede cuantificarse como una medida del malestar asociado al reflujo.

Sin embargo, esta métrica que utiliza sólo el pH se asocia con inconvenientes, dado que no sería fácilmente reproducible y no podría discriminar entre la ingesta de alimentos con alto contenido ácido de los episodios de reflujo verdaderos.

El reflujo no ácido no puede ser detectado de manera fidedigna mediante la medición del pH convencional y el método de pH-metría por impedancia sería el más preciso para cuantificar los episodios de reflujo, con independencia de su tipo (ácido o no ácido).

Algunos estudios demostraron que, luego de la fundoplicatura, el número de episodios de reflujo y los síntomas de ERGE mejoraron tanto en los pacientes con buenos resultados con los inhibidores de la bomba de protones (IBP) como en aquellos con malos resultados con este tratamiento.

El grupo de diagnóstico consideró que existe limitada evidencia para sostener la hipótesis de que el número de eventos de reflujo ácido durante la pH-metría únicamente pueda ser un parámetro predictor del objetivo del tratamiento.

Mediciones del reflujo gastroesofágico ácido patológico

El consenso actual en relación con el método de análisis del reflujo gastroesofágico ácido patológico es que el porcentaje total de tiempo de pH menor de 4 es el parámetro para la discriminación entre el reflujo fisiológico y el patológico.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022