Revisión en profundidad | 02 JUN 19

Sistema límbico: distinción entre módulos y modos afectivos

En el estudio de la implicancia del sistema límbico en la determinación de la valencia afectiva no es posible desestimar la capacidad de un mismo módulo neural para generar modos afectivos positivos y negativos

Introducción 

En el estudio de las bases neurales de la actividad afectiva, los módulos pueden estar representados por una única neurona o conjunto de estas en una población, áreas discretas en una región cerebral o por las sinapsis mediadas por un neurotransmisor en un centro nervioso determinado.

En este sentido, el sistema límbico está constituido por distintos módulos neurales que atribuyen una connotación positiva o negativa a diversos estímulos del entorno, que comprenden el componente hedónico de la valencia afectiva, es decir, si el individuo, ante un elemento ambiental concreto, experimentará, en forma respectiva, satisfacción o desagrado.

Estos estados afectivos se acompañan por un componente motivacional, que permite que, ante la percepción de una situación, se activen procesos cerebrales tendientes a potenciar las actividades destinadas a obtener la retribución de aquello percibido como agradable o a eludir situaciones apremiantes (que impliquen dolor o descontento) por medio de la evitación pasiva o la experimentación del temor.

Cabe destacar que las expresiones afectivas pueden ser objetivas, sin estar influenciadas por el componente hedónico, que se verifica en las manifestaciones de agrado en la región orofacial.

Además, en respuesta a las modificaciones en el entorno o el medio interno (cambios fisiológicos o psicológicos), un módulo neural determinado puede asignar una valencia positiva o negativa en la generación de las emociones, es decir, su capacidad de representar distintos modos afectivos de acuerdo con un contexto característico: la existencia de expresión diferencial de genes, la actividad del circuito nervioso del que forma parte, el perfil de excitabilidad neuronal o el tipo de neurotransmisión, entre otros condicionantes.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021