Escepticemia por Gonzalo Casino | 21 MAR 19

Consumidores críticos de noticias

Sobre la necesidad de ser competentes en el consumo de información de salud
Autor/a: Gonzalo Casino Fuente: IntraMed / Fundación Esteve 

Entre todos los productos de consumo, quizá sean las noticias el más buscado, el más consumido y también el más indigesto. Nunca ha sido tan fácil como ahora el acceso a la información y tampoco tan intensa la compulsión por seguir el hilo de la actualidad. Los informativos de la radio y la televisión, dispuestos en horarios clave a lo largo de la jornada, se complementan ahora con un flujo abrumador y continuo de información que circula y recircula por las redes. Sugería Hegel que las sociedades se hacen modernas cuando las noticias reemplazan a la religión como referente de autoridad, según escribió Alain de Botton en su libro The news. A user’s manual. Cada vez más gente dedica más tiempo al consumo de noticias que al de otros alimentos intelectuales quizá más provechosos. Aunque las noticias siempre han tenido algo que nos atrae, ahora empezamos a ser conscientes de su poder para modelar nuestra visión del mundo y de la general falta de preparación para interpretarlas con sentido crítico y distinguir su grado de verdad.

Se habla mucho de la necesidad de ser un consumidor informado, pero la primera necesidad sería la de ser competente en el consumo de información. Para mucha gente, una vez acabada la formación reglada en la escuela o en la universidad, la principal referencia educativa son los medios de comunicación. Pero los medios no suelen enseñar cómo hay que interpretar las noticias y cómo manejarse en la corriente informativa que mezcla mensajes rigurosos y falsos. Las noticias han resultado ser un vehículo tan potente y eficaz para promocionar todo tipo de intereses particulares, que va a resultar muy difícil regularlas y limitar la difusión de falsedades y pseudonoticias (aquellas cuya razón de ser no es el interés público sino el de quien las difunde). Más vale, por tanto, poner el énfasis en educar al consumidor y en fomentar su espíritu crítico. Todos deberíamos esforzarnos por ser consumidores competentes de noticias, igual que nos esforzamos en comprar los alimentos más saludables o cualquier otro producto.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021