Reduce el dolor agudo después de la toracotomía | 28 JUL 19

Eficacia de la terapia prequirúrgica con pregabalina

En los pacientes que serán sometidos a toracotomía, la administración prequirúrgica de pregabalina se asocia con la reducción significativa del dolor y de la necesidad de tratamiento con opiáceos en el período posoperatorio.
Introducción

El control inadecuado del dolor en los pacientes sometidos a cirugía se asocia con diversas complicaciones, entre ellas, taquicardia, hipertensión arterial, isquemia del miocardio, reducción de la ventilación alveolar y retraso de la cicatrización de la herida.

La toracotomía se asocia con dolor muy intenso en el período posoperatorio; además, afecta desfavorablemente la evolución y el pronóstico de los pacientes al comprometer la movilidad general y de la cavidad torácica. El resultado final es la hipoxia y la disfunción pulmonar, que pueden prolongar el proceso de cicatrización. Además, la inmovilidad se asocia con atelectasias, que incrementan el riesgo de infecciones y de insuficiencia respiratoria.

El dolor puede aumentar la actividad neuroendocrina y del sistema simpático y ser causa de inmunosupresión, hipercoagulabilidad, mayor catabolismo, trastornos respiratorios y prolongación del período de convalecencia. Los opioides son fármacos habitualmente utilizados para el alivio del dolor, pero se asocian con efectos adversos graves, entre los que se destacan la supresión respiratoria, la sedación, los síntomas gastrointestinales y la retención urinaria. Por ello, se intenta fuertemente usar alternativas analgésicas eficaces y, en este contexto, la pregabalina ha merecido atención especial.

La pregabalina se une a la subunidad alfa2delta de los canales presinápticos de calcio, de modo que evita el ingreso de calcio a las células y la liberación de neurotransmisores de excitación, como glutamato, noradrenalina, serotonina, dopamina y sustancia P.

El síndrome de sensibilización central, atribuible a la elevada densidad de conexiones sinápticas en amígdala, neocorteza e hipocampo, es causa de mayor dolor en el período posoperatorio. Es probable que la mayor producción de subunidades alfa2delta tenga cierta participación en el síndrome de sensibilización central.

Aunque se han realizado estudios destinados a conocer los efectos del tratamiento prequirúrgico con pregabalina en pacientes sometidos a cirugía abdominal y de extremidades, hasta el momento la eficacia de la pregabalina en pacientes sometidos a toracotomía, objetivo del presente estudio, no ha sido evaluada.

La investigación se llevó a cabo en 60 pacientes de ambos sexos, de 20 a 30 años, con clase I y II de la American Society of Anesthesiologists, sometidos a lobectomía por toracotomía.

Los participantes fueron asignados aleatoriamente a la administración de pregabalina o placebo; en el grupo de tratamiento activo se administraron 300 mg de pregabalina por vía oral 2 horas antes de la cirugía, como premedicación para aliviar el dolor posquirúrgico, valorado con escalas visuales analógicas (EVA).

Se utilizó el mismo tipo de anestesia en todos los pacientes; como premedicación se administraron 0.05 mg/kg de midazolam y 3 μg/kg de fentanilo, 3 minutos antes de la inducción; antes de la intubación se administraron 5 mg/kg de tiopental sódico y 0.5 mg/kg de atracurio por vía intravenosa. La anestesia se mantuvo con oxígeno al 100% e isoflurano (1/2%).

Durante la cirugía se repitieron las infusiones de atracurio (0.2 mg/kg) cada media hora, y de fentanilo (50 μg) cada hora, de modo de mantener los valores de presión arterial y frecuencia cardíaca.

En la sala de recuperación, luego de la cirugía, los pacientes completaron una EVA cada 15 minutos durante la primera hora y, luego, cada 4 horas en las primeras 24 horas posteriores a la intervención. Los pacientes con 3 puntos o más fueron tratados con 25 mg de petidina por vía intravenosa.

Se tuvieron en cuenta las características demográficas, los puntajes de dolor en diferentes intervalos y las dosis de opioides. Las comparaciones entre los grupos se realizaron con pruebas de la t.

Resultados

Cada grupo de estudio estuvo integrado por 30 pacientes. Los puntajes promedio de las EVA en la sala de recuperación fueron de 7.9 ± 0.1 en el grupo control y de 6.1 ± 0.2 en el grupo de pregabalina, con diferencias estadísticamente significativas entre ambos (p = 0.002).

Los puntajes de dolor difirieron sustancialmente entre los grupos durante los primeros 15 minutos, período durante el cual los pacientes con 3 puntos o más recibieron petidina.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024