Serie: "Trastornos que nos trastornan en gastroenterología" | 18 JUL 21

Halitosis

Puede clasificarse en halitosis real, pseudohalitosis y halitofobia
Autor/a: Autor: Autor: Dres Mariano Marcolongo, Josefina Etchevers, Juan Andrés De Paula, Emilio Varela: Servicio de Gastroenterología del Hospital Italiano Hospital Italiano de Buenos Aires  Fuente: Servicio de Gastroenterología del Hospital Italiano de Bs AS. 

Halitosis: el problema clínico

La halitosis es un trastorno en el cual el aliento tiene un olor desagradable (mal aliento) con consecuencias negativas desde el punto de vista social, psicológico y a veces laboral. Puede clasificarse en halitosis real, pseudohalitosis y halitofobia.

En la pseudohalitosis el paciente se queja de este trastorno sin su real existencia. Estos pacientes, después de un tratamiento exitoso, insisten en que su mal aliento persiste, aunque los demás lo nieguen. Los pacientes con halitofobia no tienen halitosis, pero muestran un miedo excesivo a padecerla o llegar a padecerla.

Fisiopatología.

La prevalencia de halitosis aumenta con la edad. Puede tener origen en la boca o fuera de la misma. El primer caso es el más frecuente, involucrando la interacción de bacterias anaeróbicas con las proteínas de la mucosa oral lo que conduce a la producción de compuestos volátiles sulfurosos.

Considerando que en la mayoría de los casos la halitosis es de origen bucal, el odontólogo juega acá un papel preponderante debiendo descartar la presencia de patología concreta como tumores, caries, gingivitis y periodontitis.

En el caso de la periodontitis, se produce una retracción de la encía que facilita el depósito de restos alimentarios entre el diente y la encía que pueden a su vez sufrir procesos de putrefacción que son causa de halitosis.

En cuanto a la halitosis de origen extraoral, el examen otorrinolaringológico es muy importante para descartar la presencia de tonsilitis, sinusitis y ciertas rinitis particularmente malolientes como la ocena (rinitis crónica atrófica).  La lengua saburral por sí sola ha sido descrita como causa de halitosis.

Dentro de las enfermedades gastroenterológicas, el cáncer de estómago y de esófago, así como el divertículo de Zenker, pueden ser causa de halitosis. También pueden tener un olor desagradable en el aire espirado los pacientes con insuficiencia hepática, insuficiencia renal y presumiblemente algunas alteraciones de la microbiota intestinal.

Tratamiento

Dentro de las causas extraorales, obviamente la terapéutica debe apuntar al tratamiento de la enfermedad de base. Cuando no se detecta una causa extraoral, es conveniente pasar hilo dental por lo menos una vez al día, efectuar cada 6 meses una limpieza a cargo del odontólogo, en lo posible con equipo de ultrasonido (Cavitronic).

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022