Disregulación inmunológica y desinhibición inflamatoria | 02 NOV 18

Asociación entre el estrés y la autoinmunidad

La exposición a traumas o factores estresantes significativos tiene lugar en la mayoría de los individuos en algún momento de la vida. Esto puede generar cuadros que aumentan el riesgo de enfermedades autoinmunes.
Autor/a: Song H, Fang F, Valdimarsdottir U y colaboradores JAMA 319(23):2388-2400, Ene 2018
Introducción y objetivos

La exposición a traumas o factores estresantes significativos tiene lugar en la mayoría de los individuos en algún momento de la vida. Si bien en muchos casos tiene lugar una recuperación gradual, en una proporción considerable de casos se observan trastornos psiquiátricos relacionados con el estrés.

Este tipo de trastornos afectan los sistemas corporales, incluida la función inmunológica, con la consiguiente susceptibilidad ante la aparición de otras enfermedades, como por ejemplo los trastornos autoinmunes.

El presente estudio se llevó a cabo con el objetivo de evaluar la asociación entre los trastornos relacionados con el estrés (TRE) y la aparición posterior de enfermedades autoinmunes.

Los autores controlaron factores familiares mediante una comparación entre hermanos efectuada con la información incluida en una base de datos médicos y familiares de la población de Suecia.

Pacientes y métodos

Se identificaron los individuos nacidos en Suecia que residían en dicho país en 1980, incluidos en el Swedish Population and Housing Census. La información correspondiente a dichos individuos fue cruzada con la información obtenida en el National Patient Register, el Multi-Generation Register, el Prescribed Drug Register, el Cause of Death Register y el Migration Register.

Los autores evaluaron la cohorte de individuos que recibieron el diagnóstico de un TRE entre 1981 y 2013, con excepción de aquellos pacientes con antecedentes de enfermedades autoinmunes.  

Los TRE considerados fueron el trastorno por estrés postraumático (TEPT), la reacción de estrés agudo, el trastorno adaptativo y otros cuadros vinculados. En los casos posibles, los cuadros se clasificaron según el tipo y la intensidad con el fin de estimar su nivel de gravedad.

Debido a la comorbilidad frecuente entre los TRE y otros trastornos psiquiátricos, también se consideraron cuadros adicionales. Además, los autores recabaron información sobre el tratamiento con inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), ya que son las drogas de primera línea empleadas en pacientes con TEPT.

El grupo control estuvo integrado por 10 individuos por cada paciente expuesto, seleccionados en forma aleatoria, en concordancia con el año de nacimiento y el sexo de los pacientes. Los controles no tenían antecedente de TRE o enfermedades autoinmunes.

Dado que existen factores asociados con los trastornos autoinmunes y vinculados con el estrés que se agrupan en familias, se llevó a cabo una comparación que incluyó tanto a los pacientes con TRE como a sus hermanos.

La información sobre las enfermedades autoinmunes fue obtenida mediante el National Patient Register. Las covariables evaluadas incluyeron el nivel educativo, el nivel económico, el estado civil, los antecedentes familiares de enfermedades autoinmunes y la presencia de comorbilidades, entre otras.

Los datos obtenidos fueron analizados mediante modelos de Cox con el fin de estimar el índice de riesgo para padecer enfermedades autoinmunes según el antecedente de TRE. El análisis fue estratificado de acuerdo con el nivel educativo, el nivel económico y los antecedentes familiares.

Los TRE fueron analizados por separado, al igual que la influencia del sexo, la edad de inicio de la enfermedad y la frecuencia de consultas médicas, entre otras variables. Todos los análisis se realizaron mediante el uso del programa estadístico SAS, versión 9.4.

Resultados

El análisis se llevó a cabo en 106 464 pacientes, 1 064 640 individuos no expuestos a eventos estresantes y 126 652 hermanos sanos de 78 635 pacientes. La media de edad en el momento del diagnóstico del TRE fue de 41 años.

El 40% de los pacientes era de sexo masculino. Los pacientes expuestos a situaciones de estrés presentaron un nivel mayor de comorbilidades en comparación con los individuos no expuestos.

También se observó una asociación entre el antecedente de exposición a situaciones de estrés y el menor nivel educativo y económico, el aumento de la probabilidad de estar divorciado o ser viudo y el antecedente de otros trastornos psiquiátricos.

El periodo de seguimiento tuvo una duración media de 10 años, durante el cual se identificaron 8284 casos nuevos correspondientes a enfermedades autoinmunes entre los pacientes con exposición al estrés.

Además, se identificaron 57 711 casos entre los individuos no expuestos a situaciones de estrés en el pasado y 8151 casos entre los hermanos. Estos valores se correspondieron con un índice de incidencia de 9.1, 6.0 y 6.5, respectivamente.

Una vez controlados diferentes factores de confusión, se concluyó que el riesgo de enfermedades autoinmunes fue elevado entre los pacientes con TRE, en comparación con lo observado en el grupo control de individuos sin exposición al estrés.

El índice de riesgo fue 1.46 para el TEPT, 1.35 para el trastorno por estrés agudo y 1.37 para el trastorno adaptativo y otros TRE. Dichos índices no difirieron significativamente entre sí. En cuanto a la comparación entre hermanos, los resultados coincidieron con las asociaciones mencionadas.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021