Neurobiolología: correlatos funcionales y clínicos | 18 NOV 18

Demencia frontotemporal conductual

La apatía e inacción, el deterioro de las funciones ejecutivas y la ausencia de empatía y compasión deriva de la neurodegeneración en las cortezas prefrontal medial, prefrontal dorsolateral y, orbitofrontal medial, la ínsula anterior y el lóbulo temporal anterior, respectivamente
Introducción 

La demencia frontotemporal (DFT) comprende a un conjunto de enfermedades caracterizadas por la afectación progresiva, debido a la degeneración lobular frontotemporal (DLFT), de diferentes circuitos neuronales que regulan la conducta social, el lenguaje, las emociones, el procesamiento de los estímulos sensoriales y la transformación de la información generada en dicho procesamiento en acciones motoras y su control.

En la DLFT, se produce la pérdida paulatina de neuronas de los lóbulos frontales y temporales (parte anterior) y, en consecuencia, el diagnóstico precoz de esta afección resulta fundamental para aumentar la eficacia de los tratamientos que se encuentran en desarrollo y su evaluación en ensayos clínicos.

Cabe destacar que, entre los cuadros de DFT, se destaca aquella con variante conductual (DFT vc), la cual presenta la mayor incidencia e implica un compromiso significativo del proceder y de la personalidad del individuo, caracterizado por manifestaciones de compulsiones e hiperfagia, apatía, pérdida de empatía y de las inhibiciones y la manifestación de psicosis.

En este sentido, la presencia de alteraciones conductuales determina que en una fase temprana, los rasgos clínicos de DFT vc sean interpretados como trastornos psiquiátricos. Por ello, es necesario el estudio de las anomalías estructurales (cambios histológicos y en la expresión de marcadores biológicos) y funcionales en los circuitos neuronales, determinantes del deterioro de la conducta y del carácter, y de las facultades intelectuales en etapas avanzadas de la enfermedad. 

El objetivo de la presente revisión fue describir la DFT vc y los procesos neurobiológicos subyacentes.

Bases neurobiológicas y características de la DFT vc 

Si bien, en etapas avanzadas de la DLFT, la degeneración de los circuitos neuronales es generalizada y las distintas enfermedades agrupadas en la DFT evidencian un deterioro significativo de las capacidades motoras y las facultades intelectuales, en etapas tempranas es posible distinguir rasgos clínicos que permiten el diagnóstico diferencial de estos tipos de demencia.

En este sentido, la localización discreta de la neurodegeneración en determinadas áreas cerebrales se traduce con mayor frecuencia en DFT vc o, afasia progresiva primaria, la cual se caracteriza por la disminución paulatina en la capacidad de formación de la memoria semántica y de las habilidades lingüísticas (no se observan alteraciones marcadas de las demás facultades intelectuales o de la conducta del individuo).

Por otra parte, existen otros cuadros clínicos derivados de la DLFT de escasa incidencia, como la enfermedad de la motoneurona, el síndrome corticobasal y la parálisis supranuclear progresiva, provocados por la afectación de circuitos neuronales que regulan el procesamiento de los estímulos sensoriales y la transformación de la información generada en dicho procesamiento en acciones motoras y su control.  

En la determinación del carácter y la conducta se encuentran implicadas diversas redes neuronales interconectadas del lóbulo frontal (cortezas prefrontal dorsolateral y medial, y orbitofrontal) y estructuras subcorticales, como el tálamo y los ganglios basales, las que en conjunto, reciben las proyecciones eferentes de las áreas corticales del lóbulo parietal y temporal. De esta forma, el avance progresivo de la DLFT determina el daño estructural de las regiones antes mencionadas, lo que se traduce en las diversas manifestaciones de la DFT vc.

En este sentido, la afectación de los circuitos nerviosos presentes en la corteza prefrontal medial, de manera predominante, en el lado derecho de la corteza cingulada anterior, en fases tempranas de la enfermedad, se evidencia en la presencia de apatía, caracterizada por ausencia de conductas tendientes a la concreción de metas (inacción), descuido de la higiene personal y las obligaciones, desinterés por la interacción social a través del lenguaje, dificultades en el habla y disminución de las capacidades psicomotoras.

Por otra parte, la degeneración neuronal en estructuras nerviosas localizadas en el lado derecho de la corteza orbitofrontal medial, la ínsula anterior y el lóbulo temporal anterior determinan la ausencia de compasión e identificación con los demás, del conocimiento de sí mismo, de reacción ante los estímulos sociales y de calidez en el trato, debido a la incapacidad del paciente para entender las emociones y actuar en consecuencia.

Asimismo, el avance de la DLFT, en el lado derecho de la corteza orbitofrontal, y la alteración de la neurotransmisión en los circuitos nerviosos insulares, del hipotálamo y el estriado ventral se traduce en hiperfagia con el consecuente aumento de peso.

La esperanza de vida oscila entre 3 a 14 años y, en determinados casos clínicos de menor avance la supervivencia del paciente puede extenderse por períodos > 20 años

En este sentido, la alteración de la función moduladora, ejercida por la corteza orbitofrontal, de los impulsos primitivos generados en las estructuras límbicas y de la información de potencial recompensa y consecuencias negativas, que constituyen funciones superiores de diferentes áreas de la corteza frontal, se traduce en la pérdida de las inhibiciones, del juicio crítico respecto a las repercusiones de la forma de proceder y del control de los impulsos (se observa abuso de sustancias, conducta inadecuada en la interacción social, conducción temeraria y un estado emocional precario con propensión a cometer delitos).
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022