Fenotipos endócrinos, metabólicos e inmunes | 16 JUL 18

Los cambios de apetito reflejan distintos subgrupos de depresión

Casi la mitad de los pacientes experimentan una disminución del apetito y aproximadamente un tercio experimenta un aumento del apetito
Autor/a: W. Kyle Simmons; Kaiping Burrows; Jason A. Avery Fuente: Molecular Psychiatry. https://doi.org/10.1038/s41380-018-0093-6 Appetite changes reveal depression subgroups with distinct endocrine, metabolic, and immune states

Resumen

Existe poca investigación en neurociencia humana para explicar por qué algunas personas pierden el apetito cuando se deprimen, mientras que otras comen más.

Responder a esta pregunta puede revelar mucho sobre las diversas fisiopatologías subyacentes a la depresión. El presente estudio combinó neuroimágenes, cortisol salival y marcadores sanguíneos de inflamación y metabolismo recolectados antes de la exploración.

Comparamos las relaciones entre la señalización endocrina, metabólica e inmune periférica y la actividad cerebral con las señales de alimentación entre participantes deprimidos que experimentaron un aumento ( N = 23) o disminución ( N = 31) del apetito y el peso en su episodio depresivo actual y participantes de control sanos ( N = 42).

Los dos subgrupos de depresión no estaban medicados y no difirieron en la severidad de la depresión, la ansiedad, la anhedonia o el índice de masa corporal.

Los participantes deprimidos que experimentaron disminución del apetito tenían niveles de cortisol más altos que los sujetos en los otros dos grupos, y sus valores de cortisol se correlacionaron inversamente con la respuesta del estriado ventral a las señales de los alimentos.

Por el contrario, los participantes deprimidos que experimentaron un aumento del apetito exhibieron marcada desregulación inmunometabólica, con mayor insulina, resistencia a la insulina, leptina, PCR, IL-1RA e IL-6 y menor grelina que los sujetos en otros grupos, y la magnitud de su resistencia a la insulina correlacionada positivamente con la respuesta de la ínsula a las señales de comida.

Estos hallazgos proporcionan evidencia novedosa que relaciona las aberraciones en las vías de señalización homeostática dentro de los subtipos de depresión con la actividad de los sistemas neuronales que responden a las señales de los alimentos y seleccionan cuándo, qué y cuánto comer.

Junto con el trabajo previo, los presentes hallazgos apoyan firmemente la existencia de subtipos de depresión patofisiológicamente distintos para los cuales la dirección del cambio de apetito puede ser un marcador conductual fácilmente medido.

 

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022