Glaucoma | 12 MAY 18

Innovaciones y adaptaciones de la trabeculectomia

Investigación de la literatura sobre trabeculectomia, nuevas técnicas, complicaciones y costo-efectividad
Autor/a: Andrea K. Sawchyn & Mark A. Slabaugh Curr Opin Ophthalmol 2016, 27:158–163
INDICE:  1. Página 1 | 2. Referencias bibliográficas
Página 1
Texto Principal:

La trabeculectomia se utiliza desde 1953, como la cirugía por excelencia contra glaucoma, especialmente en casos en los que es necesario conseguir una PIO muy baja. En el presente estudio se trataron las últimas técnicas, su eficacia y porcentaje de complicaciones.

El uso de metabolito intraoperatorio es un punto fundamental para evitar la fibrosis postoperatoria. Las opciones utilizadas normalmente siguen siendo Mitomicina C (MMC) y fluorouracilo 5 (FU 5). En los últimos años se han intentado nuevos métodos de aplicación y se probaron otros agentes antifibróticos.

Actualmente se prefiere la inyección con Mitomicina C a la aplicación con esponjas. Los defensores de este método alegan que la inyección de MMC para la trabeculectomía es sencilla de aplicar, ahorra tiempo de cirugía, elimina complicaciones debidas al uso de esponjas, mejora la morfología de la ampolla y permite un mejor control de la cantidad de MMC administrada.

Otro método aprobado por la FDA es el implante de colágeno biodegradable, que se implanta sobre el colgajo escleral y está diseñado para promover la remodelación de tejido y evitar la formación de cicatrices antes de disolverse dentro de los 90 días.

Algunos cirujanos lo utilizan además de la MMC para limitar el riesgo de la ampolla avascular y mejorar la apariencia y morfología de la ampolla. Las principales desventajas de este método son su costo y la dificultad para visualizar la sutura a través del colágeno.

Asimismo se ha propuesto el uso de ranibizumab y bevacizumab como alternativa o además de la MMC durante trabeculectomia. El uso de dichos agentes anti FCEV no ha sido tan eficaz como la MMC al ser utilizados como único método, tampoco se han observado ventajas en los estudios que han investigado el uso de ambos agentes a la vez.

El uso de bevacizumab subconjuntival postoperatorio para tratar ampollas que fallan podría tener cierto beneficio para recuperar la ampolla, pero no existen aún protocolos para su aplicación.

Las complicaciones de la trabeculectomía que pueden causar pérdida de visión permanente son la blebitis, endoftalmitis asociada a la ampolla, efusión coroidal y hemorragia, además de hipotonía persistente.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022