Asociados a evolución adversa del embarazo | 02 JUN 18

Movimientos fetales reducidos

Están asociados a evoluciones adversas del embarazo, que incluyen: muerte intrauterina, restricción de crecimiento intrauterino, placenta insuficiente y malformaciones congénitas
Autor/a: Adam D Jakes, Rebecca Whybrow, Lucy C Chappell  BMJ 2018;360:k570
INDICE:  1. Página 1 | 2. Referencias bibliográficas
Página 1

Movimientos fetales reducidos

¿Qué necesita  saber?

Los movimientos fetales reducidos están asociados a evoluciones adversas del embarazo, que incluyen: muerte intrauterina, restricción de crecimiento intrauterino (RCIU), placenta insuficiente y malformaciones congénitas.

El examen clínico de una mujer con movimientos  fetales reducidos debe  incluir medición de la altura uterina y auscultación cardíaca fetal.

Escuchar y estimar  las preocupaciones de la paciente y referirla al centro de maternidad más próximo si persiste preocupada.

“Una mujer de 28 años, primigesta, semana 32 de gestación le comenta que en las últimas 24 hs. ha sentido que el bebé se mueve menos de  lo habitual”

Una reducción o cambio en los movimientos fetales puede ser una advertencia de mala evolución de un embarazo. Este artículo tiene por objetivo ayudar a los profesionales de la salud a familiarizarse con el asesoramiento, consejo y decisión acerca de cuándo derivar a una paciente con movimientos fetales disminuidos.

La percepción del movimiento fetal es subjetiva, la mayoría de las mujeres advierten los movimientos fetales para la semana 18-20 de gestación que puede ser sentida como una discreta patada, aleteo o silbido, las mujeres nulíparas pueden percibir los movimientos  en etapas más tardías de la gestación.

Los movimientos  fetales se incrementan en número para la semana 32 de gestación  antes de alcanzar un plateu, suelen ser más frecuentes a medida que progresa el día y ausentes durante los periodos de sueño  fetal  (duración aproximada de 20-40 minutos) los movimientos fetales no se reducen en un embarazo saludable ni previo a un trabajo de parto normal. Las mujeres embarazadas llegan al conocimiento del patrón normal de movimiento de sus bebés por eso pueden expresar cuando notan un cambio en la frecuencia de movimiento.

Las guías 2011 de El Real Colegio de Obstetricia y Ginecología no recomiendan un conteo diario de los movimientos fetales como tampoco diarios de movimiento dado que no hay evidencia que demuestre beneficio  y puede incrementar la ansiedad materna.

Cerca de un 15% de las mujeres experimentan alteraciones en el movimiento fetal durante el embarazo, la mayoría de las mujeres (70% ) que perciben disminuciones en el movimiento fetal  tienen evoluciones saludables de sus embarazos, sin embargo el 55% de las mujeres que sufren una muerte intrauterina refieren una reducción del movimiento fetal previo al diagnóstico.

Las mujeres que presentan reducciones en el movimiento fetal en 2 o más ocasiones (red flags –banderas rojas)  están en riesgo incrementado de  complicaciones perinatales  en comparación con aquellas mujeres que lo presentan una sola vez.

El movimiento fetal disminuido podría representar la intención del feto de conservar energía debido a insuficiencia de oxigeno o de nutrientes secundaria a insuficiencia placentaria

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022