Un compromiso médico moderno | 16 OCT 17

La declaración revisada de Ginebra

La Asamblea General de la Asociación Médica Mundial (AMM) adoptó una versión revisada recientemente de la Declaración de Ginebra el 14 de octubre de 2017, en Chicago
Autor/a: Ramin Walter Parsa-Parsi, MD, MPH Fuente: JAMA. Published online October 14, 2017. doi:10.1001/jama.2017.16230 The Revised Declaration of Geneva A Modern-Day Physician’s Pledge

Como el sucesor contemporáneo del juramento hipocrático de 2.500 años, la Declaración de Ginebra, que fue adoptada por la Asociación Médica Mundial (AMM) en su segunda Asamblea General en 1948, describe en términos concisos los deberes profesionales de los médicos y afirma Los principios éticos de la profesión médica global. La versión actual de la Declaración, que hasta este momento se enmendó solo mínimamente en los casi 70 años desde su adopción, aborda una serie de parámetros éticos clave relacionados con la relación médico-paciente, la confidencialidad médica, el respeto por los maestros y colegas y otros asuntos. Una versión revisada recientemente adoptada por la Asamblea General de la AMM el 14 de octubre de 2017, incluye varios cambios y adiciones importantes.

Declaración de la Asociación Médica Mundial de Ginebra

El Compromiso del Médico

Aprobado por la 2da Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, Ginebra, Suiza, septiembre de 1948 y enmendada por la 22ª Asamblea Médica Mundial, Sydney, Australia, agosto de 1968 y la 35ª Asamblea Médica Mundial, Venecia, Italia, octubre de 1983 y la 46ª Asamblea General de la AMM, Estocolmo, Suecia, septiembre de 1994 y revisado editorialmente por la 170ª Sesión del Consejo de la AMM, Divonne-les-Bains, Francia, mayo de 2005 y la 173ª Sesión del Consejo de la AMM, Divonne-les-Bains, Francia, mayo de 2006 y la Asamblea General de la AMM, Chicago, Estados Unidos, octubre de 2017

COMO MIEMBRO DE LA PROFESIÓN MÉDICA:

  • Me comprometo solemnemente a dedicar mi vida al servicio de la humanidad.
     
  • La salud y el bienestar de mi paciente serán mi primera consideración.
     
  • Respetaré la autonomía y la dignidad de mi paciente.
     
  • Mantendré el máximo respeto por la vida humana.
     
  • No permitiré que consideraciones de edad, enfermedad o discapacidad, credo, origen étnico, género, nacionalidad, afiliación política, raza, orientación sexual, posición social o cualquier otro factor puedan intervenir entre mi deber y mi paciente.
     
  • Respetaré los secretos que se me confían, incluso después de que el paciente haya muerto.
     
  • Practicaré mi profesión con conciencia y dignidad y de acuerdo con una buena práctica médica.
     
  • Fomentaré el honor y las nobles tradiciones de la profesión médica.
     
  • Brindaré a mis maestros, colegas y estudiantes el respeto y la gratitud que les corresponde.
     
  • Compartiré mi conocimiento médico para el beneficio del paciente y el avance de la atención médica.
     
  • Atenderé a mi propia salud, bienestar y habilidades para brindar el cuidado del más alto nivel.
     
  • No utilizaré mis conocimientos médicos para violar los derechos humanos y las libertades civiles, incluso bajo amenaza.
     
  • Hago estas promesas solemnemente, libremente y por mi honor.

© 2017 World Medical Association Inc. Todos los derechos reservados. Todos los derechos de propiedad intelectual en la Declaración de Ginebra se otorgan a la Asociación Médica Mundial.

Es una práctica estándar que la AMM distribuya sus documentos de políticas para su revisión cada 10 años para reevaluar la precisión, la esencialidad y la pertinencia de los documentos. La Declaración de Ginebra no es la excepción. En 2016 (10 años después de la revisión editorial más reciente de la Declaración), la AMM estableció un grupo de trabajo internacional para evaluar el contenido, la estructura, la audiencia y la implementación de la Declaración de Ginebra, y para determinar si era necesaria alguna modificación. Dada la naturaleza crucial de este documento, el grupo de trabajo asignado registró una generosa línea de tiempo de casi 2 años para permitir amplias oportunidades de recabar comentarios y sugerencias, no solo de asociaciones médicas nacionales miembros, sino también de expertos externos. El objetivo al hacerlo era garantizar que la revisión fuera lo más transparente y colaborativa posible.

Presidido por la Asociación Médica Alemana y compuesto por miembros de grupos de trabajo de diferentes orígenes culturales, religiosos y raciales, el grupo de trabajo encargado de determinar la necesidad de una revisión consideró cuidadosamente la Declaración a la luz de los desarrollos modernos en medicina y ética médica, así como en el contexto de otras políticas importantes de la AMM y la literatura internacional respetada. El grupo de trabajo también basó sus recomendaciones en los comentarios solicitados por los miembros de la AMM en varias ocasiones (más recientemente en julio y agosto de 2017), así como una consulta pública de 3 semanas realizada en mayo y junio de 2017, durante la cual la versión borrador de la revisión La declaración se publicó en el sitio web de WMA y se distribuyó a una red internacional de expertos y partes interesadas para realizar comentarios. Cada comentario recibido durante el proceso de revisión fue cuidadosamente revisado por los miembros del grupo de trabajo y considerado para su inclusión en el borrador revisado.

La diferencia más notable entre la Declaración de Ginebra y otros documentos éticos clave, como la Declaración de Helsinki de la AMM: Principios éticos para la investigación médica que involucra sujetos humanos y la Declaración de Taipei sobre consideraciones éticas con respecto a bases de datos de salud y biobancos, fue determinada como la falta de reconocimiento manifiesto de la autonomía del paciente, a pesar de las referencias a la obligación del médico de ejercer respeto, beneficencia y confidencialidad médica hacia su (s) paciente (s). Para abordar esta diferencia, el grupo de trabajo, informado por otros miembros de WMA, asesores éticos y otros expertos, recomendó agregar la siguiente cláusula: "Respetaré la autonomía y la dignidad de mi paciente". Además, para resaltar la importancia auto –determinación del paciente como una de las piedras angulares clave de la ética médica, el grupo de trabajo también recomendó cambiar todos los párrafos nuevos y existentes centrados en los derechos de los pacientes al comienzo del documento, seguidos de cláusulas relacionadas con otras obligaciones profesionales.

Para invocar de manera más explícita los estándares de conducta ética y profesional que los pacientes y sus compañeros esperan de los médicos, la cláusula "Practicaré mi profesión con conciencia y dignidad" se amplió para incluir la frase "y de acuerdo con la buena práctica médica".

Una reevaluación de cómo las obligaciones profesionales de los médicos están representadas en la Declaración de Ginebra no estaría completa sin considerar el aumento de la carga de trabajo, el estrés laboral y los posibles efectos adversos que estos factores pueden tener en los médicos, su salud y su capacidad para brindar atención el más alto estándar. A la luz de los comentarios recibidos en la encuesta de los miembros de WMA, junto con las recomendaciones esbozadas en la Declaración de Bienestar de la WMA recientemente adoptada, 4 miembros del grupo de trabajo incorporaron el concepto de bienestar médico en la Declaración revisada de la siguiente manera: "YO VOLVERÉ ASISTIR a mi propia salud, bienestar y habilidades para brindar atención al más alto nivel". Esta cláusula refleja no solo la humanidad de los médicos, sino también el papel que los cuidados médicos pueden desempeñar para mejorar la atención al paciente.

Con respecto a las relaciones profesionales, las versiones anteriores de la Declaración exigían que los estudiantes respeten a sus maestros, pero se desvió del Juramento Hipocrático, que exige el respeto mutuo entre maestros y estudiantes. El grupo de trabajo acordó integrar esta idea de reciprocidad de respeto y agregar una referencia al respeto de los colegas: "Daré a mis maestros, colegas y estudiantes el respeto y la gratitud que les corresponde", para reemplazar la línea "Mis colegas serán mis hermanas y hermanos ", que se eliminó en el borrador actual porque el tono se consideró obsoleto. Para complementar este principio, el grupo de trabajo también agregó una cláusula que se refiere más explícitamente a la obligación de enseñar y reenviar el conocimiento a la próxima generación de médicos.

Estas y otras enmiendas editoriales, incluida la adición de un subtítulo que identifica la Declaración como un "Compromiso del médico", han permitido que este documento fundamental refleje con mayor precisión los desafíos y las necesidades de la profesión médica moderna. La esperanza de la Asociación Médica Mundial es que este proceso de revisión exhaustivo y los esfuerzos de promoción de seguimiento lleven a una adopción más amplia de la Declaración de Ginebra a escala global.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí