Mortalidad y calidad de vida | 13 AGO 17

Eventos adversos en pacientes con dispositivos de asistencia ventricular izquierda

Resultados del tratamiento con un dispositivo de asistencia ventricular izquierda sobre la mortalidad, la calidad de vida y las complicaciones asociadas con su implantación
Autor/a: Fendler T, Nassif M, Arnold S y colaboradores Am J Cardiol. 2017 Apr 1;119(7):1069-1073.

► Introducción

Según señalan los investigadores, es dificultoso predecir el riesgo de resultados adversos en los pacientes que reciben un dispositivo de asistencia ventricular izquierda (DAVI). Por otro lado, las estimaciones de riesgo habitualmente solo tienen en cuenta la mortalidad, sin ponderar otros factores importantes para los pacientes, como la calidad de vida (CdV), que resulta tanto o más importante que prolongar los años de vida para la población con insuficiencia cardíaca terminal. Al respecto, los autores se propusieron analizar los factores asociados con el aumento del riesgo de la mortalidad y del deterioro de la CdV en los pacientes que reciben un DAVI, dado que permitiría mejorar la comunicación entre médicos y pacientes y tomar decisiones informadas.


► Métodos

Se llevó a cabo una revisión retrospectiva de una cohorte que recibió un DAVI en un hospital de los EE.UU. entre enero de 2012 y octubre de 2013, con un seguimiento de al menos un año. Fueron excluidos los pacientes menores de 18 años, los que fallecieron durante la cirugía y los que continuaron el seguimiento en otra institución.

Los datos se obtuvieron de los registros hospitalarios. La gravedad de la insuficiencia cardíaca se estableció con el Interagency Registry for Mechanically Assisted Circulatory Support (INTERMACS). El estado de salud se evaluó a los 3, 6 y 12 meses luego del implante del dispositivo mediante el Kansas City Cardiomyopathy Questionnaire (KCCQ), un instrumento validado para evaluar la CdV, relacionado específicamente con la insuficiencia cardíaca.

Este cuestionario, de 23 ítems y con un puntaje de 0 a 100, lo completan los pacientes de manera independiente. Los valores más bajos indican síntomas más graves, mayor limitación funcional y peor CdV y, también, se asocian con el aumento de la mortalidad y la cantidad de internaciones.

Se definió que los pacientes tuvieron un resultado general adverso luego del implante de un DAVI ante la presencia de muerte, la reducción de la CdV, internaciones recurrentes por insuficiencia cardíaca o accidente cerebrovascular (ACV) grave. A su vez, se consideró una mala CdV con un puntaje menor de 45 en el KCCQ en la última visita de seguimiento. Se estableció que las internaciones por insuficiencia cardíaca fueron recurrentes luego de 2 o más episodios, en tanto que el ACV grave se diagnosticó con un puntaje de 4 o más en la escala de Rankin modificada.

También se registraron los eventos adversos posiblemente relacionados con la implantación del DAVI, como el sangrado del tracto digestivo superior, el ACV leve (con un puntaje menor de 4 en la escala de Rankin modificada), la trombosis del dispositivo o la infección de las vías de acceso.

Las variables iniciales entre los pacientes que presentaron una respuesta general adversa y los que no lo hicieron se compararon con la prueba de chi al cuadrado o la prueba de la t de Student. También se realizó un análisis univariado entre la respuesta general y los eventos adversos relacionados con el DAVI. Se estipuló como estadísticamente significativo un valor de p menor de 0.05.


► Resultados

Entre enero de 2012 y octubre de 2013, 168 pacientes recibieron un DAVI. Fueron excluidos 2 pacientes por ser menores de edad, un sujeto por haber fallecido durante la cirugía antes del implante y otro, porque continuó el seguimiento en otra institución. En total, 164 pacientes fueron seguidos durante un año y se incluyeron en el análisis. En 76 casos (46%) no se contó con datos sobre el KCCQ; en este grupo fue más frecuente la respuesta general adversa al tratamiento (60% contra 39%, p = 0.007).

La edad promedio de los participantes fue de 55.9 ± 12.8 años; el 79% fueron hombres y el 77%, caucásicos. Antes del implante del DAVI, el 86% tenían perfiles 1 o 2 en el registro INTERMACS, corresondientes a choque cardiogénico con fallo multiorgánico y deterioror progresivo pese al uso de inotrópicos, respectivamente. El 65% de los pacientes recibió el DAVI como tratamiento previo al trasplante cardíaco.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023