Relación Médico – Paciente | 03 JUL 17

“Dibújame un cordero”

Escenas de "El Principito" como metáforas de la relación entre médicos y pacientes
2
3
Autor/a: Ricardo Teodoro Ricci P.N.T.I.C. Módulo 1- Unidad1

Bien vistos, los encuentros humanos son siempre sorprendentes. Algunos lo son por su espontaneidad, otros por la profundidad que logran alcanzar, otros en fin, por la sencillez y la contundencia del intercambio comunicativo. Este último, es el caso del primer encuentro entre el Principito y el piloto del avión averiado en medio de las inmensas extensiones del desierto de Sahara. Esa sencillez y el mensaje subyacente, pueden resultar aleccionadores y pertinentes para algunos encuentros que los médicos tenemos con nuestros pacientes; basta ser un poco lúdicos y permitir que nuestra imaginación se despliegue generosamente. Mi intención es centrarme en ese diálogo inicial de la obra magna de Saint – Exupéry para desentrañar su contenido propositivo y emocional. De usted, estimado lector, espero que se disponga a apreciarlo en su pureza original, y a la vez intente vincularlo con su experiencia en clave de Relación Médico – Paciente. Mi propuesta es que, de ese dialogo, entresaquemos algunos trazos útiles para nuestros encuentros clínicos. Lo reconozco, reclamo de usted un compromiso emotivo; quizás con esta aproximación alternativa podamos aprender, ponderar y entresacar elementos que nos sean útiles en la práctica de la medicina.

El piloto que sobrevuela el desierto inmenso del Sahara detecta un desperfecto en el motor de su aeronave. Caer en el desierto significa quedar bloqueado como persona por carecer de toda posibilidad, incluso la de sobrevivir biológicamente. Está a más de mil millas de cualquier lugar en el que podría recibir auxilio, por ese motivo decide aterrizar entre las dunas e intentar reparar él mismo su motor con los escasos recursos que tiene a su disposición. Se trata por lo tanto de un ser humano que ve de pronto interrumpida la fluencia normal de su vida, se ve confrontado con la adversidad, y ante tales circunstancias toma una decisión. Acaso la única posible. Debe encarar, por sus propios medios, acciones que le permitan regresar a su vida habitual. Se trata de un ser humano en estado patente de necesidad, en una instancia extrema de vida o muerte. Sólo tiene reservas de agua para ocho días, no es un experto en mecánica, y las herramientas con las que cuenta son básicas.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021