Aterogénesis | 10 ABR 17

Niveles altos de la hormona tiroidea y rigidez arterial

Medir estos niveles podría ayudar a identificar a las personas en riesgo de enfermedad cardiaca

Las personas de mediana edad y mayores con unos niveles elevados de una hormona tiroidea podrían enfrentarse a un riesgo más alto de desarrollar un endurecimiento de los vasos sanguíneos, sugiere un estudio holandés.

El endurecimiento de los vasos sanguíneos (aterosclerosis) aparece cuando se acumula la placa en las paredes de los vasos sanguíneos. Esta afección es un factor de riesgo de enfermedad cardiaca.

"La enfermedad cardiaca coronaria y el accidente cerebrovascular siguen siendo una causa importante de mortalidad en todo el mundo, a pesar de los avances en la prevención y el tratamiento", dijo el autor del estudio, el Dr. Arjola Bano, en un comunicado de prensa de la Sociedad Endocrina (Endocrine Society).

Por tanto, identificar los factores de riesgo modificables adicionales para el endurecimiento de los vasos sanguíneos es importante, dijo.

"Estos hallazgos sugieren que la medida de la hormona tiroidea podría ayudar a identificar a los individuos en riesgo de aterosclerosis, y podría tener implicaciones en el futuro para la prevención de la morbilidad aterosclerótica y la mortalidad por dicha causa", dijo Bano, candidato doctoral en el Centro Médico Erasmus, en Róterdam.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021