La comida de verdad no necesita sello de calidad | 15 MAR 17

Cada día comemos más seguro, pero menos sano

La alimentación en nuestros días supone una gran paradoja: hay más controles pero es menos saludable
Autor/a: Laura Saavedra El País, Madrid

Hoy en día, no tenemos que preocuparnos, en los países más desarrollados del planeta, por si podemos beber el agua del grifo o por si nos vamos a pasar toda la noche abrazados al váter después de salir a cenar fuera. Hemos avanzado, siendo capaces de diseñar sistemas de seguridad que han permitido reducir los riesgos alimentarios prácticamente a cero. Pero se da la paradoja de que, aunque tenemos a nuestra disposición los alimentos más seguros de toda nuestra historia, comemos peor que nunca.

1. Muchos productos y pocos alimentos

Enfermedades como el cáncer, la diabetes o las cardiovasculares se propagan a través de los hábitos, el ambiente y las condiciones culturales o económicas

El resultado de una investigación sobre el tipo de alimentos que más consumen los españoles, publicado en la revista Nutrients, refleja que la población española se encuentra en permanente dieta hipocalórica, consume una media de unas 1.800 kilocalorías al día, se alimenta principalmente de productos derivados de los cereales, como el pan, su principal fuente de proteínas son las carnes y derivados cárnicos y que tiene un consumo de frutas y verduras inferior al 10% de las calorías totales de la dieta diaria.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021