La ingesta diaria de sodio aumentó en EE.UU. | 13 MAR 17

Hipertensión arterial se sigue consumiendo sal en exceso

La ingesta promedio de sodio es más del doble que el límite diario recomendado para esos pacientes

Para los estadounidenses con hipertensión, reducir la sal es una forma importante de ayudar a mantener la afección bajo control. Pero una nueva investigación muestra que esos pacientes consumen más sal en su dieta que en 1999.

Entre 1999 y 2012, el consumo de sal (socio) aumentó de 2,900 miligramos al día (mg/día) a 3,350 mg/día. Eso es más del doble que el límite superior ideal de 1,500 mg/día de sodio recomendado por la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) para las personas con hipertensión (o presión arterial alta).

Una cucharadita de sal de mesa contiene unos 2,300 mg de sodio. La sal también contiene cloruro, pero el sodio es lo que resulta preocupante para los problemas con el corazón y la presión arterial.

El sodio es un nutriente esencial que ayuda a controlar el equilibrio del agua en el cuerpo. Pero un exceso puede provocar que al agua se acumule, aumentando la presión arterial, y haciendo que el corazón y los vasos sanguíneos se esfuercen, según la asociación cardiaca.

"De verdad hay que vigilar la sal en la dieta, sobre todo si uno tiene hipertensión", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Sameer Bansilal, profesor asistente de medicina en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"Las personas que comen demasiada sal son más propensas a tener una hipertensión sin controlar, y podrían sufrir complicaciones de la hipertensión, como disfunción del corazón y los riñones, y ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares (ACV)", advirtió.

Según el Dr. Gregg Fonarow, profesor de cardiología en la Universidad de California, en Los Ángeles, "estos hallazgos cuestionan la efectividad de las intervenciones para reducir el consumo de sal en los adultos hipertensos".

En el estudio, Bansilal y sus colaboradores recolectaron datos sobre más de 13,000 hombres y mujeres que participaron en la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de EE. UU. entre 1999 y 2012. Todos los participantes tenían hipertensión. Su edad promedio era de 60 años.

La ingesta diaria de sodio aumentó entre las personas con hipertensión en más de un 14 por ciento en general entre 1999 y 2012, mostraron los hallazgos.

Entre los hispanos y los negros, el consumo de sodio aumentó en un 26 y un 20 por ciento, respectivamente. Entre los blancos, el consumo de sodio aumentó en un 2 por ciento, encontraron los investigadores.

"Los blancos siempre tuvieron un consumo más alto de sal, así que no es que estén exactamente en un buen lugar, sino más bien que estaban en un mal lugar y se quedaron allí, mientras que los negros y los hispanos pasaron de estar en un buen lugar a estar también en un mal lugar", lamentó Bansilal.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022