Tratamiento del TDAH | 30 ENE 17

Seguimiento de pacientes con déficit de atención tratados con un suplemento de ácidos grasos omega-3, hierro y zinc

Esta estrategia puede ser iniciada y seguida tanto por el pediatra que sospecha TDAH como por el especialista con diagnóstico instalado y como coadyuvante de los psicoestimulantes
Autor/a: Agustina Vericat, Marina Ceraci, Hugo Donne, Arturo Bellone Pablo García Munitis, Diego Enriquez, Omar Scapin 
INDICE:  1. Página 1 | 2. Referencias bibliograficas
Página 1

Introducción

Tanto la sospecha inicial como el diagnóstico definitivo del TDAH (trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad) en niños y adolescentes es exclusivamente clínico. Para ello, se recomienda emplear los criterios diagnósticos del DSM-V1 o de la CIE-102, más allá de haber muchos otros test validados. Su diagnóstico definitivo debe ser realizado por un facultativo con entrenamiento y experiencia en estas patologías3. Sin embargo, la sospecha es genera desde el pediatra de cabecera en la mayoría de los casos.

Tanto la sospecha inicial como el diagnóstico definitivo del TDAH (trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad) en niños y adolescentes es exclusivamente clínico.

La información que proporcionan padres y docentes, mediante las escalas de evaluación, es útil para el diagnóstico del TDAH en niños y adolescentes y para evaluar la evolución de la sintomatología y la respuesta al tratamiento.

El tratamiento farmacológico y/o conductual es considerado como las principales estrategias para el TDAH teniendo en cuenta la edad del paciente, la gravedad de los síntomas, su repercusión funcional, y las características y preferencias de la familia. El metilfenidato y la atomoxetina son los fármacos recomendados en la actualidad para tratar el TDAH en niños y adolescentes por su eficacia y seguridad en las dosis recomendadas4. El tratamiento farmacológico debe iniciarlo un médico adecuadamente calificado y experto en el tratamiento del TDAH y sus comorbilidades más frecuentes.

El tratamiento farmacológico y/o conductual es considerado como las principales estrategias para el TDAH teniendo en cuenta la edad del paciente, la gravedad de los síntomas, su repercusión funcional, y las características y preferencias de la familia. 

Es recomendable realizar un estudio cardiovascular previo al inicio del tratamiento farmacológico si existe historia personal y/o familiar de enfermedad cardiovascular, antecedentes cardiovasculares graves, antecedentes de muerte súbita en la familia o hallazgo anormal en la exploración física inicial4. De igual forma, en niños y adolescentes con TDAH en tratamiento farmacológico deben monitorizarse el ritmo cardíaco y la presión arterial y documentarlos antes y después de cada cambio de dosis, sistemáticamente cada 3 meses. 

Se recomienda realizar un seguimiento regular del crecimiento de los niños y adolescentes con TDAH, durante el tratamiento farmacológico con metilfenidato y atomoxetina. Es importante también, asegurar un adecuado aporte nutricional en estos pacientes en tratamiento farmacológico para el TDAH por la posible anorexia secundaria al tratamiento.

Existe una nueva opción en el tratamiento de pacientes con déficit de atención, los suplementos nutricionales con ácidos omega-3, hierro y zinc5, 16. Esta estrategia puede ser iniciada y seguida tanto por el pediatra que sospecha el diagnóstico de TDAH como por el especialista con diagnóstico instalado y también como coadyuvante de los psicoestimulantes por los escasos eventos adversos observados.

El objetivo de este estudio fue realizar un seguimiento a 3 meses de pacientes con diagnóstico o sospecha de déficit de atención tratados con ácidos omega-3, hierro y zinc en cuando a la efectividad en el mejoramiento de los síntomas, la pesquisa de eventos adversos y la tolerancia.


Material y método

El tratamiento con el suplemento nutricional consistió en una suspensión reconstituida de ácidos grasos omega-3, zinc y hierro (Atentto ®). El mismo se reconstituye a partir del polvo contenido en sobres en dosis de EPA 550 mg, DHA 238 mg, sulfato de zinc 5 mg y hierro polimaltosato 6 mg en una única dosis diaria. Los pediatras de cabecera eligieron a sus pacientes con alta sospecha de déficit de atención y a aquellos en tratamiento con un psiquiatra infantil con y sin tratamiento instalado de psicoestimulantes del tipo metilfenidato o atomoxetina.

Criterios de inclusión: Niños de entre 4 y 17 años de edad con sintomatología compatible con déficit de atención con o sin diagnóstico establecido por el especialista.  Con o sin tratamiento instaurado de psicoestimulantes. Que acepten participar en el seguimiento durante la utilización del suplemento nutricional propuesto.

Criterios de exclusión: alergia a alguno de los componentes de Atentto ®. Negativa del paciente o sus padres a participar del estudio.

Con el fin de establecer un elemento de seguimiento (no de diagnóstico), se eligieron 2 escalas para evaluar déficit de atención. El cuestionario de conducta de Conners para padres en su forma abreviada17, 18 y el DSM V1.

Se realizaron planillas con ambas escalas. Una de ellas para ser  evaluadas por los padres (Cuestionario de conducta de Conners) y la otra para ser observada y recabada por el mismo pediatra durante la consulta con el paciente y su familia (DSM V). Las mismas se las realizaron en el día cero (al inicio del tratamiento), a los 3 meses. Además se recabó información de la tolerancia, abandonos y eventos adversos en los mismos períodos de tiempo.

Los datos registrados al ingreso del seguimiento fueron la edad en años del paciente, información acerca de si se observaba fracaso académico y si el paciente recibía medicación psicoestimulante especificando droga y dosis.

Para ver la  ficha de seguimiento haga click aquí


Resultados

El trabajo de seguimiento, se realizó durante los meses de noviembre 2014 hasta abril de 2015. Se invitaron a participar a 167 pacientes con una tasa de abandono del tratamiento de 6,6% (11 pacientes). Los mismos presentaban en un 76,6% fracaso escolar.

Completaron el tratamiento 156 pacientes. Realizaron correctamente el primer test de Conners abreviado 136 (81,4% de los invitados a participar) y 103 (75,7%)el segundo a los 3 meses. Sobre este último número se trabajó en las distintas mediciones, ya que en el resto no se tuvieron parámetros para comparar.

La edad media de los pacientes bien seguidos, que completaron los test tanto en el día cero y a los 3 meses, fue de 8,4 años (3 – 16).

De los 103 pacientes que se reportan en la tabla N°1 los resultados obtenidos a través de la evaluación de los test realizados de Conners abreviado y en la tabla N° 3 el test del DSM V en ambos casos comparando efectividad para los síntomas pesquisados a través de los test.  

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022