Dismorfia muscular en hombres (USA) | 24 ABR 17

Trastornos de la imagen corporal y uso de esteroides anabólicos

Los hombres jóvenes se han vuelto cada vez más preocupados por su musculatura, esto se ve reflejado por una creciente prevalencia de "dismorfia muscular"
Autor/a: Harrison G. Pope Jr, MD; Jag H. Khalsa, MS, PhD; Shalender Bhasin, MB, BS  Fuente: AMA. Published online December 8, 2016. doi:10.1001/jama.2016.17441 Body Image Disorders and Abuse of Anabolic-Androgenic Steroids Among Men
INDICE:  1. Página 1 | 2. Referencias bibliográficas
Página 1

Introducción

Durante las últimas décadas la imagen del cuerpo masculino idealizado en muchos países se ha desplazado hacia un nivel sustancialmente más alto de musculatura. Los competidores de culturismo, modelos masculinos e incluso juguetes de acción para niños (por ejemplo, "G.I. Joe") se han vuelto significativamente más musculosos que sus predecesores de los años sesenta. Hoy en día, los hombres jóvenes están constantemente expuestos a imágenes masculinas musculosas en portadas de revistas, anuncios, televisión y películas.

Tal vez como consecuencia de estas tendencias los hombres jóvenes se han vuelto cada vez más preocupados por su musculatura, esto se ve reflejado por una creciente prevalencia de "dismorfia muscular", una forma de trastorno de la imagen corporal caracterizada por una preocupación obsesiva con una apariencia muscular. En la literatura científica hace menos de 25 años, la dismorfia muscular se ha convertido en el tema de numerosos informes y ha sido incluida como un diagnóstico oficial en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Psiquiátrica Americana (DSM-5).

Se ha reportado que aproximadamente el 2,2% de los hombres de los EE.UU. presentan trastorno dismórfico corporal, y entre estos hombres con trastorno dismórfico corporal del 9 al 25% tienen dismorfia muscular, lo que sugeriría la posibilidad de que cientos de miles de hombres estadounidenses pueden tener este síndrome. 2 Los hombres con dismorfia muscular describen la insatisfacción con su tamaño corporal y forma y están preocupados con la idea de que su cuerpo sea insuficientemente musculoso.

"La mayoría de los usuarios no son atletas competitivos, sino más bien físicoculturistas no atletas  que utilizan esteroides en gran medida para verse más delgados y más musculosos"

Estos hombres muestran tasas elevadas de trastornos de ánimo y ansiedad, comportamientos obsesivos y compulsivos, abuso de sustancias y deterioro del funcionamiento social y ocupacional.1,3 La mayoría de los hombres con dismorfia muscular participan en el levantamiento de pesas, muchos de ellos usan suplementos dietéticos y en 2 estudios, 10 de 23 hombres (44%) 1 y 11 de 24 hombres (46%) 3 presentaron dismorfia muscular e informaron del uso durante toda la vida de esteroides anabólicos androgénicos (AAS) -la familia de fármacos que incluye testosterona y sus muchos derivados sintéticos.

Un análisis reciente estimó que 2,9 millones a 4,0 millones de personas en los Estados Unidos, casi todos hombres, han utilizado esteroides anabólicos en algún momento de sus vidas. Este análisis estimó que alrededor de 1 millón de hombres en los Estados Unidos han sufrido dependencia de esos esteroides anabólicos que continuaron usando en dosis altas durante años.4 Antes de los años 80, el uso de AAS estaba restringido en gran medida a atletas de élite. Con la publicación de libros populares sobre cómo usar estos fármacos, comenzando en los años 80, el uso de esteroides anabólicos comenzó a extenderse del mundo atlético a la población en general.

Hoy en día, la mayoría de los usuarios no son atletas competitivos, sino más bien físicoculturistas no atletas  que utilizan esteroides en gran medida para verse más delgados y más musculosos. Dentro de esta creciente población de usuarios de anabólicos, incluso los miembros más antiguos -los que iniciaron el uso como jóvenes en la década de 1980- están entrando en la edad madura y comienzan a experimentar los efectos combinados del abuso a largo plazo y el envejecimiento.

En sus intentos de ganar músculo y perder grasa corporal los usuarios de esteroides anabólicos suelen combinar dosis altamente supra-fisiológicas de anabólicos con otras sustancias que mejoran el aspecto y el rendimiento, como la hormona del crecimiento humano, las hormonas tiroideas, la insulina, el clenbuterol y otras sustancias potencialmente tóxicas. Los usuarios de anabólicos a menudo muestran comportamientos adicionales de alto riesgo como la ingestión de drogas de abuso (como cocaína y opioides), comportamientos sexuales inseguros y prácticas inseguras de inyección.5,6

Además, una gran población de personas no usa intencionalmente drogas ilícitas anabólicas pero usan cantidades sustanciales de suplementos herbales o dietéticos de venta libre que pretenden mejorar el rendimiento y la apariencia. La venta de tales suplementos está ampliamente desregulada y se ha encontrado que muchos productos contienen anabólicos ilegales, otros compuestos anabólicos (por ejemplo, moduladores selectivos de receptores de andrógenos) e incluso contaminantes tóxicos sin propiedades anabólicas7. Estos productos pueden ocasionar problemas de salud para las personas que los usan, incluyendo un gran número de hombres y mujeres en las Fuerzas Armadas de los EE.UU., cuyo consumo de estos suplementos está aumentando y que pueden ser sin saberlo estar expuestos a los esteroides anabólicos y a otras drogas potentes.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022