El hábito de fumar | 27 OCT 16

Tres de cada cuatro adolescentes creen que los cigarrillos electrónicos son más seguros que el tabaco, según una encuesta

Pero los dispositivos administran la misma cantidad de nicotina, o más, que los cigarrillos, señalan expertos en tabaquismo

Casi tres cuartas partes de los adolescentes estadounidenses creen que los cigarrillos electrónicos son menos nocivos que los cigarrillos reales, encuentra un estudio reciente. No se puede decir lo mismo sobre sus ideas respecto a la seguridad de los cigarros y el tabaco sin humo. Y la percepción sobre la seguridad de esos productos se relaciona de forma directa con su popularidad, añadieron los investigadores.

"Actualmente los cigarrillos electrónicos son el producto de tabaco de uso más común entre los jóvenes de EE. UU., y los aumentos en la seguridad percibida de los cigarrillos electrónicos se hacen eco de los aumentos observados en su utilización", señaló el investigador líder, el Dr. Stephen Amrock, del departamento de medicina de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, en Portland.

"Así, nuestra investigación ofrece un vínculo descriptivo que faltaba sobre los motivos de la creciente popularidad de esos productos", comentó.

Los cigarrillos, que funcionan con una batería, calientan un líquido que contiene nicotina, saborizantes y otras sustancias. Entonces, el vapor se inhala.

Los niños que usan cigarrillos electrónicos son más propensos que los que no a luego consumir cigarrillos tradicionales, añadió Amrock.

"No es una situación libre de riesgo. Hace poco la FDA comenzó a pensar en los cigarrillos electrónicos como tabaco y a regularlos en consecuencia. Es una parte importante del proceso de sacar esos productos de las manos de los niños", dijo.

Usando datos de la Encuesta nacional de jóvenes y tabaco de 2012 y 2014, Amrock y sus colaboradores encontraron que un 73 por ciento de los adolescentes creían que los cigarrillos electrónicos eran menos dañinos que los cigarrillos. Esto es en comparación con un 20 por ciento que creían que el tabaco sin humo era menos nocivo, y un 26 por ciento que pensaba que los cigarros hacían menos daño.

Además, un 47 por ciento creían que los cigarrillos electrónicos eran menos adictivos que los cigarrillos, pero solo un 14 por ciento creían que el tabaco sin humo era menos adictivo. Y un 31.5 por ciento creían que los cigarros eran menos adictivos, encontró el equipo de Amrock.

Los adolescentes que pensaban que los cigarrillos electrónicos eran menos nocivos o adictivos tendían a ser de sexo masculino, blancos o a vivir con alguien que utilizaba esos productos, dijo Amrock. Entre 2012 y 2014, una creciente cantidad de adolescentes decidieron que los cigarrillos electrónicos eran menos nocivos que los cigarrillos, añadió.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 25 de octubre de la revista Pediatrics.

"Hay una preocupación de que los cigarrillos electrónicos estén volviendo a normalizar el hecho de fumar", advirtió Amrock. "Los niños y los padres deben comprender que esos productos contienen nicotina y que son potencialmente nocivos, tanto en el momento en que se usan como porque se han vinculado con un uso posterior de cigarrillos".

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022