Una cesárea anterior lo aumenta | 23 MAY 16

Riesgo de complicaciones con el parto en casa

Los expertos apuntan a una falta de monitorización fetal constante y a la incapacidad de realizar un parto de emergencia si es necesario

Las mujeres embarazadas a las que se ha realizado una cesárea en el pasado no deberían planear dar a luz en casa, porque se enfrentan a un riesgo más alto de complicaciones, advierten los investigadores.

El hallazgo procede de un análisis de unos 2.4 millones de partos a término completo entre 2007 y 2013. De ellos, aproximadamente 4,500 fueron partos asistidos por matronas en casa.

El estudio encontró que los partos en casa de las mujeres con antecedentes de cesárea se asociaron con un riesgo más alto de mortinatos y/o complicaciones neurológicas del bebé.

"Es raro", reconoció el autor del estudio, el Dr. Amos Grunebaum, jefe de partos del Hospital Presbiteriano de Nueva York y del Centro Médico Weill Cornell, en la ciudad de Nueva York. "Pero cuando ocurre, es devastador. En un hospital, se puede hacer una cesárea muy rápidamente, para salvar a la madre y al bebé. Pero eso es imposible en casa".

Grunebaum presentó los hallazgos el sábado en la reunión anual del Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (American Congress of Obstetricians and Gynecologists, ACOG), en Washington, D.C. Las investigaciones presentadas en reuniones se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

El consejo actual del ACOG es que "los hospitales y los centros de maternidad son los lugares más seguros para dar a luz", aunque reconocen que las mujeres tienen el derecho de tomar su propia decisión, tras ser informadas del punto de vista médico, sobre el lugar en que dan a luz a su bebé.

Aun así, los partos en casa siguen siendo la excepción a la regla. Pero los datos de certificados de nacimiento en EE. UU. publicados a principios de este año indicaban que la cantidad de bebés nacidos fuera del hospital aumentó de menos del 1 por ciento en 2004 a aproximadamente el 1.5 por ciento en 2014.

El Dr. Evan Myers, profesor de obstetricia y ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, indicó que un siglo de avances obstétricos ha hecho que el parto sea una experiencia cada vez más segura, independientemente del lugar donde se realice.

Pero "las mujeres a las que se ha realizado una cesárea anteriormente tienen una cicatriz en el útero que está en riesgo de ruptura durante el parto", explicó Myers. "Se trata de un riesgo bajo. Pero en caso de que ocurra, puede ser muy malo para el bebé y potencialmente también para la madre, así que hay que estar preparados".

Para explorar esta cuestión, el equipo de Grunebaum examinó los datos de certificados de nacimiento recogidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023