Prevención del uso indebido de narcóticos (CDC) | 18 MAR 16

Nuevas directrices estrictas sobre el uso de los analgésicos recetados

Para reducir el abuso, los médicos deben probar las opciones sin narcóticos para la mayoría de los casos de dolor crónico no relacionado con el cáncer ni las enfermedades terminales

Con la esperanza de detener el abuso de medicamentos relacionado con los analgésicos narcóticos recetados, como Oxycontin, Percocet y Vicodin, las autoridades federales publicaron el martes unas nuevas directrices estrictas sobre las recetas para los médicos del país.

La nueva recomendación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. hace hincapié en que los médicos (especialmente los médicos de atención primaria) deberían intentar evitar estos analgésicos "opiáceos" adictivos cuando sea posible en los pacientes con la mayoría de formas de dolor crónico.

Por ejemplo, esto incluiría pacientes que sufren de dolor de articulaciones o de espalda, dolor dental (la extracción de un diente, por ejemplo), u otro dolor crónico tratado en un ambiente ambulatorio.

No se incluiría el uso de analgésicos narcóticos para las personas que sufren de dolor relacionado con el cáncer, ni para los pacientes con una enfermedad terminal en cuidados paliativos, indicaron los CDC.

"Más de 40 estadounidenses fallecen cada día por sobredosis de opiáceos recetados", afirmó en una conferencia de prensa el martes el director de los CDC, el Dr. Tom Frieden. "El aumento de las recetas de opiáceos (que se han cuadruplicado desde 1999) está motivando una epidemia que está borrando las fronteras entre los opiáceos recetados y los ilegales", añadió.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021