Dos proteínas del plasma | 11 ENE 16

Una prueba de sangre útil para descartar preeclampsia

Las mujeres de las que se sospecha que tienen preeclampsia a menudo son hospitalizadas

Un nuevo análisis de sangre podría ayudar a los médicos a identificar a las mujeres embarazadas que no son propensas a contraer preeclampsia, a pesar de tener signos o síntomas sospechosos.

Ese es el hallazgo de un estudio que aparece en la edición del 7 de enero de la revista New England Journal of Medicine.

Los expertos dicen que si los resultados se confirman en investigaciones futuras, el análisis podría descartar los casos sospechosos de mujeres con preeclampsia.

Esto es importante porque ahora las mujeres con una posible preeclampsia normalmente son hospitalizadas para monitorizarlas de cerca, dijo la Dra. Ellen Seely, del Hospital Brigham and Women's, en Boston.

Un análisis fiable que pudiera ahorrar a las mujeres el tener que permanecer en el hospital tendría un "impacto sustancial", dijo Seely, que escribió un editorial publicado junto con el estudio.

Entre el 2 y el 8 por ciento de las mujeres embarazadas contraen preeclampsia, según March of Dimes.

La afección, que aparece después de la semana 20 de embarazo, se caracteriza por hipertensión y otras señales de que los órganos de la mujer, como los riñones y el hígado, no funcionan bien. Los síntomas incluyen la presencia de proteína en la orina, además de dolores de cabeza graves y problemas de la visión.

Detectar la preeclampsia temprano es "esencial", porque conlleva riesgos graves para las madres y los bebés, señaló el Dr. Stefan Verlohren, investigador principal del nuevo estudio y consultor de medicina materna/fetal en la Universidad de Medicina Charite, en Berlín, Alemania.

La preeclampsia puede llevar a un parto prematuro y a un peso bajo al nacer. También puede aumentar el riesgo de una mujer de sufrir convulsiones, coma y desprendimiento de la placenta, en que la placenta se separa del útero, lo que a veces provoca una hemorragia potencialmente letal.

El problema, dijo Verlohren, es que puede ser difícil saber cuándo una mujer está contrayendo preeclampsia. Por ejemplo, las mujeres que muestran una presión arterial elevada en un momento posterior del embarazo podrían estar en las primeras etapas de la preeclampsia, o podrían tener una hipertensión aislada.

De modo que su equipo examinó si un análisis de sangre podría ayudar a predecir si a las mujeres de las que se sospechaba que tenían preeclampsia se les diagnosticaría el trastorno durante la semana siguiente.

La prueba mide la proporción de dos proteínas que hay en la sangre. Una de ellas, la sFlt-1, inhibe la formación de nuevos vasos sanguíneos; la otra, la PIGF, fomenta la formación de vasos sanguíneos. Los estudios han mostrado que las mujeres con preeclampsia tienden a tener niveles altos de sFlt-1 y unos niveles relativamente bajos de PIGF, una señal de que el flujo sanguíneo que llega a la placenta está alterado.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022