Una mirada escéptica sobre la salud y la información | 13 NOV 15

"Escepticemia", nuevo libro de Gonzalo Casino

Llega un libro muy esperado, la imprescindible guía del pensamiento crítico para enfrentar el flujo abrumador de información en medicina.
Fuente: IntraMed 

¡Llega un libro imprescindible que cambiará su mirada sobre la medicina!

"Escepticemia". Una mirada escéptica sobre la salud y la información   
Descarga gratuita (previo registro) en Fundación Esteve

“Un escéptico es alguien que, lejos de aceptar todo lo que se dice, duda. Analiza los datos evaluando el modo en que fueron obtenidos, busca contraejemplos, revisa su eficacia, examina su compatibilidad con otros principios generales establecidos y las consecuencias de su aplicación. No admite el principio de autoridad ni el de la tradición, sino el de la prueba”. Así define el director médico de IntraMed, el argentino Daniel Flichtentrei, el trabajo del periodista científico Gonzalo Casino, autor de los más de 600 artículos publicados a lo largo de los últimos quince años en el blog Escepticemia.

Ahora, un nuevo Cuaderno de la Fundación Dr. Antonio Esteve reúne una selección de los 99 artículos más destacados de la historia de Escepticemia, el blog con el que Gonzalo Casino ha ido desgranando la actualidad sobre salud y medicina con su particular mirada crítica. Agrupados en 10 capítulos, los artículos abordan temas muy dispares y aparentemente inconexos entre sí como la neurociencia, el periodismo, la ciencia y el arte, las estadísticas o el lenguaje. El hilo conductor, en palabras del autor, es el escepticismo, siempre con el telón de fondo de la salud y la medicina.

A lo largo de esta selección, Casino vierte su punto de vista como periodista especializado en ciencia y medicina pero interesado también por los flujos de información y las formas del conocimiento, principalmente la ciencia aunque también el arte. “La intención de este libro es componer con piezas muy diversas un mosaico, necesariamente incompleto, sobre la salud y la información, dos de los ídolos de nuestra sociedad contemporánea”, resume el autor.

Gonzalo Casino presentó el libro Escepticemia. Una mirada escéptica sobre la salud y la información el próximo en el Cercle Artistic de Sant Lluc en Barcelona (C/ Mercaders, 42). El acto contó con la presencia de Daniel Flichtentrei, director médico de IntraMed, el primer portal para médicos de Latinoamérica, y prologuista de esta nueva publicación.


Prólogo

El escepticismo táctico y la mirada lúcida

Sigo cada publicación de Gonzalo Casino desde hace más de una década. Mucho tiempo antes de imaginar que alguna vez tendría la posibilidad de establecer un contacto personal con él. Leía y releía cada columna de “Escepticemia” lleno de admiración. Llevaba sus comentarios al hospital y los discutíamos con estudiantes y residentes, cada encuentro era una fiesta, una celebración de la inteligencia y del pensamiento crítico.  Recuerdo el modo obsesivo con que subrayaba párrafos enteros intentando encontrar el secreto del embrujo que sus textos me producían. Quería aprender, quería encontrar lo que yo no tenía, lo que nadie nunca me había enseñado. Pero primero debía saber qué era, cuál era la clave que hacía a su trabajo tan diferente de todo lo que conocía. Ahora comprendo que Gonzalo Casino pone en sus textos un combinación -en dosis precisas y equilibradas- de conocimiento científico, sensibilidad para interrogarse acerca de su significado o relevancia y una “saludable dosis de escepticismo” para avaluar aquello que se afirma. Todo ello narrado con habilidad literaria y humildad, virtudes tan poco frecuentes en nuestro medio.

La medicina es una práctica con fundamento científico. No es una ciencia, pero aplica las bases del pensamiento racional y busca tener pruebas del beneficio de lo que hace cuando ello es posible. Es una disciplina humana orientada a atenuar el sufrimiento de los enfermos. Corre sobre una delgada línea roja entre la ciencia y las humanidades. Su objetivo son las personas. Va desde la epidemiología de las grandes poblaciones a las historias íntimas e irrepetibles de los individuos singulares; desde los gabinetes de investigación básica hasta la cama de los pacientes. Es en ese trayecto entre lo general y lo particular donde se corre el riesgo de perderse, de extraviar sus objetivos primarios. Gonzalo Casino es una guía lúcida y sensible para orientarse en ese camino.

Un escéptico es alguien que, lejos de aceptar todo lo que se le dice, duda. Analiza los datos evaluando el modo en que fueron obtenidos, busca contraejemplos, revisa su eficacia, examina su compatibilidad con otros principios generales establecidos y las consecuencias de su aplicación. No admite el principio de autoridad ni de la tradición, sino el de la prueba. Es lo contrario de un dogmático. Mientras el escéptico es un escrutador permanente, el dogmático acepta o rechaza con sumisión. En general, la historia de la humanidad muestra que se ha preferido proteger un sistema de creencias compartidas más que ponerlo en duda y cuestionar su validez. Hay razones incluso evolutivas para que ello haya ocurrido así. Pero la ciencia se funda en la oposición activa a esos principios. Las creencias admitidas sin crítica impiden avanzar. Nos fijan al pasado y nos hacen obedientes. Evaluar razones antes de creer o no creer es un fenómeno reciente. El método científico ha sistematizado los procedimientos para lograrlo de un modo riguroso y eficaz. Sin embargo, al menos en la medicina, la manera en que nos apropiamos de las novedades suele parecerse al acatamiento silencioso con el que se aceptaban mitos y creencias infundadas en el pasado. No es excepcional que se admita la “autoridad” de la ciencia con la misma reverencia con que en otras épocas se aceptaron otras “autoridades”. Pero, precisamente esa actitud, contradice los principios científicos. Esa es, tal vez, la mayor enseñanza de Gonzalo Casino. Nos muestra el modo de incorporar el conocimiento respetando sus propias leyes, es decir, dudando.
El lema del escéptico es: «Duda antes de dar tu conformidad; y, si alguna duda razonable persistiese, suspende el juicio y aplaza la acción o no actúes de modo alguno». Ello nos permite exigir a lo que se nos dice que respete ciertas normas lógicas: no violar la ley de la no contradicción, aportar datos pertinentes que respalden lo que se afirma, honestidad intelectual, derecho a la libre indagación y al debate racional abierto. El escéptico constructivo se opone a los traficantes de mitos y a los impostores. Descree de las revelaciones y desconfía de las intuiciones privilegiadas. Sin embargo no es prudente el ejercicio del escepticismo radical (que asegura que nada puede conocerse), es preferible ejercer un escepticismo táctico (es lícito dudar hasta que las pruebas y los argumentos demuestren lo que se afirma). Se sabe que en los hechos solo puede alcanzarse una razonable plausibilidad así como verdades aproximadas o parciales.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021