mhealth | 18 SEP 15

Impacto de las intervenciones de mHealth

El uso de la tecnología en la vida cotidiana se ha extendido en forma global, estimándose que para el mercado de la telefonía celular, su penetración alcanza casi el 80% de la población mundial. La salud ha acompañado estos cambios, surgiendo asi el concepto de mHealth (mSalud),

Definida por la OMS como el conjunto de prácticas de la medicina y la salud pública que emplean dispositivos móviles como teléfonos celulares, dispositivos de monitorización de pacientes, asistentes personales digitales, y otros dispositivos inalámbricos.

 
Hay evidencia creciente acerca de los beneficios que intervenciones de mHealth pueden tener sobre la salud de los individuos y comunidades, aunque la calidad de la evidencia aún es limitada en muchos aspectos, y mayormente proviene de países con altos ingresos. Este artículo revisa la evidencia del impacto específico de tecnologías móviles en mejorar los resultados de salud en países categorizados por el Banco Mundial como de medianos y bajos ingresos (PMBI).
 
El objetivo de esta revisión fue evaluar modificaciones en las mediciones de tasa de mortalidad, morbilidad, AVAD (años de vida ajustados por discapacidad) y tasa de detección de enfermedades. Además se evaluaron cambios en el comportamiento de los individuos.
 
Se realizó una búsqueda sistemática de literatura electrónica desde 2009 hasta inicios de 2014, usando bases de datos online de PubMed y Google Scholar. El término salud fue incluido en combinación con una o más de las siguientes palabras: mHealth, teléfono celular, teléfono móvil, celular, salud móvil, y telemedicina móvil; y uno o más de los términos: en desarrollo, recurso limitado, país de bajo ingreso, país de mediano ingreso, impacto y evidencia. Se empleó un software de búsqueda y búsqueda manual.
 
Se excluyeron estudios no relacionados con humanos, aquellos que no emplearon tecnología, trabajos provenientes de países de altos ingresos, publicados antes del 2009, y aquellos que no midieron los cambios en resultados de salud definidos como mortalidad, morbilidad, AVAD y cambios de comportamiento. De los 676 artículos que arrojó la búsqueda, quedó un total de 76.
 
La revisión fue categorizada según las doce aplicaciones o dominios más comunes de mHealth. Educación y cambios de comportamiento fue el dominio más valorado en los estudios encontrados. Como consecuencia de la alta penetración de los teléfonos móviles en los PIBM, los esquemas educativos tienen mayores oportunidades de mejorar la salud y el comportamiento de los grupos objetivo. Se analizó el impacto en manejo de enfermedades transmisibles (Tuberculosis, HIV) y no transmisibles (DBT), planificación familiar, control prenatal y vacunación.
 
Así por ejemplo, en Tailandia, empleando recordatorios de mHealth para mejorar la adherencia a la medicación para tuberculosis, se encontró un aumento de la mortalidad y de AVAD, en comparación con el método de tratamiento directamente observado por un miembro de la familia. Un estudio en Sudáfrica utilizando recordatorios vía SMS enviados a pacientes con tuberculosis que retrasaron la apertura de sus frascos de medicación (mediante sensores inalámbricos) mostró mejores resultados de salud en comparación con los pacientes que no los recibieron. Aunque estudios de Argentina, Sudáfrica y Kenia sugirieron que hay evidencia de baja calidad debido al alto riesgo de sesgo y a la heterogeneidad de los ensayos, y por lo tanto no concluyente para afirmar una mejora en la adhesión al tratamiento de la tuberculosis a través de las intervenciones de salud móvil.
 
La recolección de datos y elaboración de informes, incluyendo registros y seguimiento de eventos vitales fue el segundo dominio más reportado. La recopilación de datos empleando mHealth ha demostrado ser más rentable que los recursos de papel, con tasas más bajas de pérdida de datos y errores. UNICEF informó que su herramienta de RapidSMS, para el seguimiento de las tasas de desnutrición, eliminó el retraso de varios meses asociado con la transferencia de datos en papel.
 
La pronta notificaci&oac
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022