Las nuevas relaciones entre la genética y la vida de las personas en un libro apasionante | 24 AGO 15

Gente nueva

Un nuevo libro de Viviana Bernath que encarna en intensas historias de vida las nuevas posibilidades que la genética humana pone a disposición de las personas.
5
3
Fuente: IntraMed 

Viviana Bernath es bióloga molecular experta en genética humana, desde su primer libro su mirada alterna entre el microscopio y una observación atenta y sensible a la vida de las personas. Es una científica "anfibia" que ha logrado la infrecuente habilidad de no permitir que su especialización la aísle de las emociones humanas que su propia tarea produce. Desde su primer libro, "ADN, el detector de mentiras" y, muy especialmente en el que acaba de publicar, "Gente nueva", Viviana Bernath resiste con inteligencia y humanidad a la tentación del especialista. Desde hace algunos años la vida de muchas familias se ha visto sacudida por las nuevas posibilidades que la tecnología genética permite en una cultura que comienza a integrar a la diversidad sexual y a las nuevas formas de reproducción humana. Las historias de lo que la ciencia y la tecnología producen en las vidas reales resultan conmovedoras y asombrosas. Tanto como la comprobación de que el peligro de un científico ciego a las consecuencias sociales de su trabajo y preso de su propio saber se ve conjurado en cada página a fuerza de conocimiento sólido y talento narrativo. La autora gira desde hace años en torno al dilema de la identidad sin permitirse nunca la ingenuidad reduccionista de considerarla un tema confinado a los genes y a los cromosomas. Sus libros son un manifiesto imprescindible que alienta el modelo de ciencia y de científico que reclama el apasionante y complejo momento que nos tocado vivir. ¡No se los pierda!

Daniel Flichtentrei


Sinopsis

Título: Gente nueva
Autor (es): Viviana Bernath
Sello: SUDAMERICANA
ISBN: 9789500753142
EAN: 9789500753142

Los entrecruzamientos entre la diversidad sexual, la diversidad genética y la diversidad funcional son el eje de este texto. Qué es la identidad, qué define la maternidad o la paternidad, cuál es la importancia de los genes en la filiación, cuál es el rol de la ciencia, la tecnología y la medicina en la detección y diagnóstico de enfermedades genéticas.

Los avances de la ciencia genética y la tecnología nos brindan recursos antes impensados tanto para generar vida humana como para detectar enfermedades futuras. Estamos en condiciones de afirmar que el uso de estas herramientas está produciendo una verdadera revolución social.

A través de quince historias reales, Viviana Bernath profundiza con agudeza en estos cambios acontecidos en apenas cuatro décadas: las nuevas familias y, en consecuencia, la gente nueva que se multiplica a partir de la donación de gametas, la fecundación in vitro, la selección embrionaria, el alquiler de vientres, y que se suman al diagnóstico de patologías genéticas, y a la posibilidad de decidir y lograr que los hijos nazcan libres de síntomas. La autora indaga sobre qué es la identidad, qué define la maternidad o la paternidad, cuál es la importancia de los genes en la filiación, cuál es el rol de la ciencia, la tecnología y la medicina en la detección de enfermedades y, esencialmente, si estamos construyendo una sociedad dispuesta a no discriminar e incluirnos a todos.

GenTe nueva nos interpela, individual y colectivamente, acerca de estos y muchos otros dilemas a los que la ciencia y nuestros propios deseos nos enfrentan a cada paso.

Acerca de la autora
Viviana Bernath nació en Buenos Aires en 1962. Se graduó en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, donde luego se doctoró en Biología. Es especialista en genética humana de la Sociedad Argentina de Genética y especialista en genética forense de la Sociedad Argentina de Genética Forense. Actualmente se desempeña como directora de GENDA, laboratorio de diagnóstico de enfermedades genéticas y estudios de paternidades por el análisis del ADN, y es directora de MyGen, empresa de Medicina Personalizada Genómica. Ha publicado La Identidad. Historias reales del ADN (2007) y ADN. El detector de mentiras (2011). Tiene numerosas presentaciones a congresos y escribe artículos de divulgación científica y opinión en diversos diarios y revistas nacionales y extranjeros. Este es su tercer libro.


Pasaje a la India

Ese lunes por la mañana, Carlos llegó de su consultorio algo más temprano que de costumbre....abrió la bandeja de entrada del Outlook y vio la notificación...¿qué diría esta vez? ¿el intento habría fracasado de nuevo?....

No, esta vez lo habían logrado! antes de fin de año serían padres, los embriones habían prendido. De inmediato llamó a Agustín para darle la noticia...

 


¿Madre hay una sola?

Mariana y Gabriela son dos mujeres como cualesquiera, con los mismos sueños y las mismas dificultades que todas; mujeres casadas, profesionales, que trabajan, que son madres y se esfuerzan y hacen malabares para tratar de cumplir con todos los roles lo mejor posible...Claro que su historia no es igual a la de la mayoría; lo que las distingue, aunque no sean las únicas, es que son madres de la misma hija y que están casadas entre sí...


La fortaleza de la fragilidad

Cuando Guido era muy pequeño, su madre María Silvia, notó que su hijo no se comportaba tal cual indicaba la literatura pediátrica. No se sentó a la edad promedio ni tampoco empezó a caminar cuando le correspondía.

Tuvieron que pasar varios años y visitar diferentes médicos hasta que finalmente a Guido le diagnosticasen que tenía X- Frágil. A partir de entonces la vida de toda la familia cambió para siempre.


Palabras del Dr. Mario Sebastiani en la presentación del libro

Los libros pueden ser muy importantes para algunos, o para otros, un arte pobre. De hecho hay gente que lee, pero porqué no ser respetuosos con la gente que no lee.

Pueden ser importantes para quien los escribe y en este caso en particular y sin duda, merece un homenaje la Dra. Viviana Bernath, dado que no sólo nos deleita con su tercer entrega escrita sino que además, vuelve a poner en palabras sencillas las dificultades propias que tenemos al comprender una especialidad, que como la genética, constituye un paradigma fundamental en nuestra esencia. Pensamos que es algo por momentos lejano, pero curiosameinte, donde hay un ser viviente, hay una genética.

El otro homenaje debe darse a los que, con generosidad particular, le ofrecieron a Viviana sus vivencias y sus experiencias para lograr un hijo. Desde hace años guardo una posición muy crítica hacia el nacer a punto tal que algunos pares de la obstetricia y la ginecología me han apodado como un obstetra “antinatalista¨. Asimismo he osado preguntarme ¿porqué tenemos hijos? y suelo desplegar una crítica importante sobre la temática de los nacimientos en el sentido que los hijos no me parecen que sean la consecuencia del amor sino meramente, una consecuencia del deseo. Sin embargo encuentro en las parejas que deben recurrir a los distintos métodos de fertilización asistida una especial estima y admiración.

Mis pensamientos son obviamente y como no podría ser de otra manera, contradictorios: no es necesario tener hijos pero por otro lado veo que el no tenerlos constituye de manera marcada una fuente de sufrimiento para las personas. Los humanos , seres distintos a los animales por nuestra particular inteligencia, sin embargo, nos comportamos de manera muy similar que a las otras especies puesto que necesitamos reproducirnos a los efectos de perpetuarnos en el tiempo. Unos lo hacen inconcientemente, los animales, y los humanos concientemente, por lo menos en la mayoría de los casos. La necesidad de reproducirnos cruza nuestra existencia en algun momento. Estas personas que deben recurrir a estos métodos o a estudios genéticos contrastan con aquellos que logran un embarazo de manera inesperada, y muchas veces, particularmente, irresponsable.

Como se nota a través de las distintas historias, nuestras gametas pueden ser muy importantes, pero cuando nos convertimos en personas, quedó muy atrás lo que se expresaba en los genes que estaban incluidos en cada gameta . Dicho de otra manera es más divertido ser persona que ser gameta. A punto tal que si deseamos perpetuarnos a través de un hijo, los 46 cromosomas y los millares de genes, no alcanzan. La complejidad de la existencia no se juega solamente en las mitocondrias o en la expresión de los genes sino en una diversidad de situaciones propias de la vida nuestra de cada día, que, si bién, está elegida por cada uno de nostros, en gran parte, está mediada por el medio externo o los demás.

Muchas de las historias que se incluyen en Gente Nueva se logran a través del deseo, del miedo, de la incertidumbre, del desconocimiento, pero logran expresarse gracias a un evento tecnológico-cientifico. Artesanía y emociones; Alma y ciencia unidas dan lugar a Gente Nueva.

Nuevamente quienes disfrutarán del libro son el escritor y los que vean reflejada su historia en estas páginas….pero quiero jerarquizar ahora a los lectores puesto que seguramente tendrán la oportunidad de emocionarse, reflexionar, aprender una vez más de los demás, aprender a ser mejores, a ser más tolerantes, menos burdamente críticos, menos emocionales. Y aquí es donde los libros les pertenecen más a los lectores que al escritor o a los protagonistas, y es bueno que así sea.

Por ello el libro me ha gustado de manera especial y de manera utilitarista al decir de la ética. Me resultó útil, atractivo, interesante, por momentos emotivo, por momentos muy emotivo, y además esclarecedor.
La gente será nueva, pero a la larga deberá lidiar con las mismas problemáticas de la gente vieja: origenes, dificultad con sus padres y madres, dificultad con los que van a compartir la vida, y buscarán una identidad más dificil de lograr que la genética. La anatomía o la genética no es nuestro destino sino tan solo valijas que llevamos. Por ello es cierto que son Gente Nueva, pero es nuestro deber verlos como Gente Igual. O bien tan solo podríamos decir que son gente con una manera distinta de ser concebidos. Este libro no resuelve los problemas de la gente nueva sino que los ubica en una escenografía real y menos emocional.

Viviana gracias por esta nueva entrega. Ocupás un lugar de privilegio en ese rincón donde los científicos logran contar con simpleza y emoción el puente que se tiende entre la ciencia y la vida común.

Dr. Mario Sebastiani

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí